¿En qué consiste una dieta 'plant based'? | Duygu Coban / ISTOCK

Día de la Tierra: ¿en qué consiste realmente la dieta 'plant-based'?

No se trata de comer lechuga todo el día, la dieta Plant Based tiene muchos beneficios y mucha variedad. Y puede ayudarte a bajar de peso. ¡Te contamos todos los detalles!

A. Morales

El mundo de las dietas es casi infinito, que si las keto, la hipocalórica, la paleo, la Dukan, la  Atkins... etc. hay tanta variedad como cuerpos y metabolismos existen. Lo correcto es elegir una opción que se ajuste a tus gustos y objetivos. Sin embargo, a veces no seguimos dietas solo porque queremos bajar de peso sino porque además, es a fin a nuestras creencias y formas de ver la vida. Quizá por el la la dieta 'plant-based' (basada en una alimentación de origen vegetal) se ha convertido en una de las más populares de los últimos años. 

Si lo tuyo es la cosmética vegana, toma nota

Adiós al ayuno intermitente: puede ser más peligroso de lo que pensábamos

Como su nombre lo indica, consiste en consumir únicamente alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, soya, semillas, etc., y eliminar todos los productos animales, incluyendo cualquier tipo de carnes, aves y pescados y sus derivados como huevos, lácteos, miel, etc.

De acuerdo con un estudio de Harvard, "una alimentación que se basa en plantas brinda todas las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales necesarios para una salud óptima y, con frecuencia, son más ricas en fibra y fitonutrientes. Pero, quizá algunas personas lleguen a necesitar algún tipo de suplemento vitamínico".

Los fieles seguidores de esta dieta Plant Based aseguran que siguiéndola no solo controlas tu peso, te da más energía sino que además ayudas a reducir tu huella de carbono al mismo tiempo. Aunque se trate de una dieta a base de plantas, realmente no se trata de comer lechuga y hierbas mañana tarde y noche, de hecho puede llegar a ser una dieta variada.

De hecho, más que una dieta se trata de un estilo de vida, pues su origen está basado en la filosofía eco-sustentable que reduce tu huella de carbono en el planeta, ya que al consumir alimentos provenientes de la tierra, libres de pesticidas y de productos químicos contribuyes a cuidar el medio ambiente, además de proteger a los animales de la sobre explotación para el consumo humano.

Pero ¿en qué consiste la dieta Plant Based?

Este tipo de dieta es de estilo vegano y consiste en eliminar todos los productos animales del menú, que van desde los obvios como la carne, las aves, el pescado, los huevos, los lácteos, hasta la miel. Todo lo que se puede comer, cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, nueces y las semillas, viene específicamente de las plantas.

Este tipo de dieta es especialmente buena porque elimina los productos procesados, el azúcar y las grasas malas de la alimentación, lo que además maximiza la absorción de nutrientes que necesitas para funcionar correctamente y tener un buen desempeño en lo que tengas que hacer. Es una dieta baja en grasas saturadas, libre de colesterol y contiene fibra, muchas vitaminas y antioxidantes, que son esenciales para retrasar el proceso de envejecimiento de la piel.

Además de los beneficios al medio ambiente y a tu figura, una dieta 'plant-based' aporta otras bondades a tu organismo gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y grasas y proteínas vegetales: activa la digestión, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, controla los síntomas de la diabetes, favorece la belleza de tu piel y equilibra el metabolismo.

¿Cómo comenzar con una dieta plant-based?

Lo primero y más importante es que acudas con un nutricionista o médico especialista. Es importante que comprendas cómo debes conformar tus platos diarios para poder obtener todos los nutrientes y vitaminas que necesitas. 

Puedes intentar ir haciendo cambios poco a poco como remplazar la leche y los productos lácteos por alternativas de soya, arroz, almendras y cáñamo. Cambiar la carne, pescado y aves por proteínas vegetales, como semillas de girasol, cacahuetes, semillas de calabaza, habas, alubias, garbanzos, etc. Aumenta tus porciones de vegetales y frutas en todas tus comidas. Ingiere más legumbres, nueces y semillas y busca en el mercado las opciones veganas de ciertos alimentos, como hamburguesas de lentejas, ceviche de soya, etc.