¿Las vitaminas forman parte de tus hábitos saludables? | kieferpix / ISTOCK

Más de mil nutricionistas de EE UU culpan a Facebook de la diseminación de bulos sobre la salud

Mira con lupa los virales que contienen consejos de salud. ¡Lo más seguro es que estés ante un 'fake'!

Paola Lei | Woman.es

Si un video o un artículo sobre salud suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente estés ante una 'fake news' (noticia falsa), un bulo, una mentira. Así que no lo creas y, sobre todo, no la compartas.

Más de 1.300 nutricionistas se dedicaron a investigar dónde se difundían la mayor parte de los bulos sobre salud que rondan por Internet y coincidieron en que algunas plataformas eran más proclives que otras. Las conclusiones se consiguieron gracias a una encuesta realizada por el Today's Dietitian and Pollock Communications, una institución que ha dicho que no hará públicos los resultados porque ese no era el objetivo de su investigación.

Sin embargo, algunas conclusiones han salido a la luz, entre ellas que la mayoría de los bulos se difunden en Facebook. Más del 83% de los nutricionistas dijeron en la encuesta que estas informaciones provocan malentendidos y que las personas lleguen a conclusiones o a comportamientos equivocados sobre su salud. Los blogs personales son, después de Facebook, la segunda fuente de noticias falsas de salud, e Instagram ocupa el tercer puesto de este particular ranking.

Kéfir, el alimento de moda. | @ke.kefir / INSTAGRAM

Cuando se les preguntó a los expertos en Nutrición quiénes eran los máximos responsables de la difusión de los bulos nombraron, en primer lugar, a las celebrities y, en segundo lugar, a los amigos y familia que se dedican a dar consejos de salud.

Para evitar creer y difundir bulos sobre salud, los expertos recomiendan prestar atención a quién difunde la información, de dónde sale. Lo ideal es que si se trata de una dieta, la fuente sea un nutricionista o dietista colegiado. Además de revisar la fuente, se recomienda buscar información adicional de instituciones solventes y académicas. Otra manera de identificar un bulo es fijarse si el titular de la noticia tiene que ver con el contenido, si ves que el titular es solo un gancho para que piques, no creas lo que te están contando.

Estos nutricionistas aconsejan no seguir las últimas tendencias en nutrición y mantenerse en los básicos. Es decir, abstenerse de experimentar con los nuevos superalimentos o ingredientes que cada día aparecen en Internet. Como ejemplo, citan un viral de 2018 que aseguraba que el chocolate calmaba la ansiedad. Estos expertos creen que hay que aplicar el sentido común. En este caso no hay que cambiar el chocolate por tus piezas de frutas de cada día. No hay que comer solo los llamados superalimentos y abandonar el resto de tu dieta habitual. Aplicar el sentido común suele ser el arma más potentes contra los bulos sobre la salud y la nutrición.

Relacionados