Unsplash @lodyssee_belle

La mutilación genital femenina, un problema social que muchas mujeres sufren en el mundo

La Fundación del Dr. Ivan Mañero lleva luchando contra este problema social desde 2007.

Woman.es

Según un estudio más de 3.650 niñas entre 0 y 14 años de nuestro país, originarias de ciertas etnias y de países concretos de África, estarían en riesgo de sufrir la Mutilación Genital Femenina.

El 6 de febrero "Día Internacional de tolerancia 0 contra la Mutilación Genital Femenina" trata de dar visibilidad a este acto de gran violencia que muchas niñas y mujeres del mundo sufren, atentando contra su libertad sexual, integridad física y provocando daños psicológicos muy graves.

-Violencia de género en el mundo rural: el drama invisible.

-5 razones por las que deberías leer Simone de Beauvoir.

La Fundación Ivan Mañero lleva luchando desde 2007 por este terrible problema social que, según la OMS, han sufrido entre 100 y 140 millones de mujeres y niñas en el mundo. Esta Fundación además de colaborar en Guinea Bissau, un país de África Occidental, desde 2012 y tras conocer la situación de muchas mujeres en nuestro país, se embarcó en un proyecto en España para la prevención, sensibilización y la formación de profesionales sanitarios.

Este proyecto nacido en colaboración con las comadronas del Instituto Catalán de Salud, de la Fundación “la Caixa” y de IM CLINIC, en Sant Cugat del Vallés, trata de además de la formación y bienestar social, el empoderamiento de la mujer y la reconstrucción gratuita de las mujeres que han sufrido este problema. La Mutilación Genital Femenina se trata de una práctica con terribles consecuencias, dolor, infecciones y lesiones que persisten a lo largo de su vida e incluso provocar complicaciones durante el parto, sin embargo, muchas mujeres sienten inseguridad y miedo a una reconstrucción.

"Hemos visto que algunas de las mujeres que deciden reconstruirse y dar el paso se convierten en una referencia para otras mujeres, tanto aquí como en sus países de origen. Se vuelven activistas en contra de esta terrible práctica, son capaces de hablar de los problemas de la ablación con otras mujeres africanas, superando así el tabú", asegura Mañero.

Servicios sociales y cuerpos de seguridad se unen a Fundaciones como la de Ivan Mañero con la finalidad de poner fin a esta práctica, trabajar por la prevención y la lucha por la libertad y el empoderamiento de la mujer.