Lyubov Ivanova / ISTOCK

¿Cuál es la vacuna contra el Covid-19 más eficaz? De Pfizer a Astrazeneca, Moderna y Johnson & Johnson

La diferencia de eficacia entre las vacunas que se emplean contra el Covid-19 está generando muchas dudas. Pero esto es lo que dicen los expertos (y son buenas noticias).

Clara Hernández

¿Cuál de todas las vacunas contra el Covid-19 que se están utilizando es mejor? Antes de responder, tienes que saber que no todo es como parece.

Según los ensayos realizados, las vacunas Pfizer y Moderna tienen los ratios de eficacia más altos (95% y 94%, respectivamente), mientras que otras como AstraZeneca, ahora rebautizada Vaxzevria, o Johnson & Johnson registran un 67% y 66%, un porcentaje que incluso provocó que el alcalde de Detroit, Mike Duggan, rechazara en un primer momento que a la población de dicha ciudad se le administrara la de Johnson & Johnson, alegando que para los ciudadanos de Detroit solo quería "lo mejor". 

Eficacia de las vacunas contra el Covid-19 según sus ensayos. | Vox USA

Sin embargo, ahora un vídeo realizado por Vox USA, un medio especializado en hacer divulgativas las noticias más complejas, ha grabado un vídeo que se ha hecho viral y que está basado en la información oficial de los organismos de la salud y opiniones de expertos. Y que explica perfectamente por qué todas las vacunas que ahora operan son buenas y recomendables, que el ránking de eficacia indicado al principio tiene muchos matices y por qué ese criterio (la eficacia) no es el definitivo. 

Para empezar, el estudio explica cómo se determina que una vacuna es eficaz: a la mitad de una muestra de la población, se le administra la vacuna y a la otra mitad, placebo. Transcurrido un tiempo, al final del ensayo, se observa cuántos de los participantes han contraído Covid. Si todos estos pertenecen al grupo del placebo, la eficacia de la vacuna es del 100%. El porcentaje va disminuyendo si se detectan casos también en el grupo de los vacunados. 

Por ejemplo, en el ensayo de Pfizer participaron 43.000 personas, de los cuales se infectaron, pasados unos meses, 170 personas. De estos, 162 pertenecían al grupo al que se había administrado placebo. Solo 8 de los vacunados con la vacuna Pfizer enfermaron, lo que determinó que en este grupo había una probabilidad de un 95% menos de enfermar y que la eficacia de la vacuna era del 95%. 

Resultado de los ensayos de la vacuna Pfizer. | Vox USA

Esto no significa que de 100 personas, enfermarían 5 con la vacuna, sino que las posibilidades de que una persona enferme son un 95% más bajas si se ha vacunado, explican los expertos.

La eficacia de todas las vacunas se calcula de la misma forma, pero hay algo que es clave para que los ratios de Johnson & Johnson o AstraZeneca (ahora, Vaxzevria) sean más bajos. La cuestión es que cada ensayo se ha hecho en circunstancias muy distintas: mientras que los ensayos de Pfizer y Moderna se realizaron en Estados Unidos en una época en la que los contagios eran, por lo general, reducidos (entre agosto y noviembre de 2020), Johnson & Johnson los realizó en los difíciles meses de diciembre y enero y febrero, en plena ola, cuando las posibilidades de contagio eran mucho más altas. Además, parte de sus ensayos se realizaron no solo en Estados Unidos, sino también en Brasil y Sudáfrica, donde además del gran número de casos, el virus era de una cepa diferente. A pesar de eso, la vacuna demostró ser eficaz para reducir infecciones. 

Por eso, explican los expertos, la comparación de eficacia entre vacunas debería basarse en el mismo ensayo, en igual circunstancias. 

Hay más: la eficacia para no infectarse con la enfermedad no es el único fin de la vacuna. Aunque esta no impida los contagios, que es lo ideal, puede ser fundamental si evita la muerte de los pacientes o minimiza los síntomas que provoca la infección, reduciendo su gravedad, explican los médicos. 

En realidad, asegura el reportaje, el propósito de las vacunas actuales de Covid-19 es proporcionar a nuestro cuerpo la protección suficiente para evitar la muerte y los síntomas más graves que, en muchos casos, llevan a la hospitalización, y que si caemos enfermos, suframos algo más similar a un resfriado que a una enfermedad que puede suponer nuestro ingreso. Y aquí viene la buena noticia: "Esto, todas las vacunas que ahora mismo se comercializan (y mencionan específicamente a Pfizer, Moderna, Sputnik V, NovaVax, AstraZeneca y Johnson & Johnson) lo hacen bien", aseguran, antes de afirmar que ninguno de los infectados por Covid-19 que habían sido vacunados en los ensayos ha fallecido o ha tenido que ser hospitalizados.

Por cierto, el alcalde de Detroit tuvo que retractarse públicamente. 

Mira el vídeo completo: