Szymon Brzoska / IMAXTREE

Protege tu salud de los likes de Instagram 

Cada día se dan más de 4.000 millones de likes en esta red social, pero están a punto de dejar de ser visibles para que esos corazones repartidos sin ton ni son dejen de rompernos el nuestro. ¿Sabes que le estaba haciendo a tu salud mental seguir la tiranía de los “me gusta”?

Isabel Serrano | Woman.es

Que los likes desaparezcan de nuestra vida es, a priori, una buena noticia (a no ser que seas una de esas influencer que vive de comprar “me gusta” para lograr cosas gratis). La obsesión por la popularidad representada por la cantidad de pulgares arriba o corazoncitos que acumula un contenido se ha convertido en un problema que, incluso, ha afectado a nuestra forma de percibir (y valorar) la realidad.

Un estudio de la Universidad de California comprobó que no somos tan libres como nos creemos a la hora de dar doble click en una publicación de Instagram: al hacerlo la mayoría de nosotros nos dejamos llevar por la presión de grupo… y por la cifra que aparece debajo de imagen. Estos investigadores comprobaron que, al abrir nuestra cuenta, las publicaciones que aparecen con menos likes son percibidas de manera menos positiva... aunque sean iguales a las que tienen más likes. 

Valentina Valdinoci / IMAXTREE

Por cosas como esta Instagram ha decidido decirle adiós a esta forma de valorar de forma pública el contenido de sus usuarios, una medida que ha puesto en práctica, de momento, solo en Australia, Canadá, Irlanda, Japón, Nueva Zelanda, Brasil e Italia. ¿Supondrá esto el principio del fin de la dictadura del like?

Qué le hacen los likes a tu cerebro

Instagram es la red social peor valorada en relación con la salud mental, según el estudio #StatusOfMind de la Royal Society for Public Health (RSPH) seguida de Snapchat, Facebook, Twitter y YouTube. Uno de los motivos de tanta animadversión, como ya sospechas, es su sistema de likes que ejerce una influencia preocupante sobre nuestro cerebro. 

Desde un punto de vista neurocientífico, para nuestra mente no existe una gran diferencia entre conseguir likes y jugar a una máquina tragaperras: ambas actividades activan la zona del cerebro asociada a la recompensa. Cuando una persona recibe un me gusta, el cerebro segrega dopamina de manera muy similar a cuando recibe droga... por eso es posible volverse adicto a las redes sociales.

Szymon Brzoska / IMAXTREE

Qué le hacen los likes a tu forma de pensar

Pero hay más. Según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) una de cada diez personas que se somete a alguna intervención de cirugía estética en España lo hace influida por los selfies y los filtros de las redes sociales, lo que indica que lo que vemos como mejor valorado en Instagram influye a su vez en nuestra forma de vernos a nosotros mismos. 

De hecho, un estudio de la Universidad de Córdoba ha comprobado que, efectivamente, las redes sociales (entre las analizadas estaban Instagram, Twitter y Facebook) afectan a la percepción de la imagen corporal que tienen las chicas jóvenes de ellas mismas que, por supuesto, no salen muy bien paradas cuando se comparan con las imágenes de cuerpos inalcanzables, estereotipados y pasados por filtros que aparecen en estos medios. Una bomba para la autoestima femenina. 

Por todo ello, sí, que Instagram haya decidido dejar de lado los likes, es una buena cosa... aunque lo haya hecho para que los que no acumulamos millones de me gusta en cada foto que subimos no nos desanimemos y dejemos de publicar contenido, nos convirtamos en mirones y no en generadores de contenido, Instagram deje de recabar nuestros datos y no se los puedan vender a sus clientes para que puedan afinar sus campañas de publicidad. ¿O te habías creído que Instagram lo hacía solo por tu salud?

Relacionados