D.R.

Keech Combe Shetty: “Mi misión es eliminar los tabúes en torno a la salud vaginal y el bienestar sexual”

Woman.es para Vagisil

Keech Combe Shetty es nieta de Iván Combe, fundador de Combe (empresa a la que pertenecen los productos Vagisil). En 1949, su abuelo comenzó a trabajar en soluciones seguras y efectivas para los problemas comunes que más afectan a las mujeres, en un momento en el que los temas de salud íntima aún eran tabú. Llegada la hora del relevo y convertida en la primera directora ejecutiva de la empresa familiar, Keech Combe Shetty se ha erigido en abanderada de la lucha contra el silencio y los prejuicios en torno a cuestiones de salud íntima femenina.

¿Cuál es su filosofía y su misión como directora ejecutiva de Vagisil?

Mi misión y compromiso al frente de Vagisil, siempre ha sido hablar claramente y educar a las mujeres de todo el mundo sobre la salud vaginal, eliminando los tabús que todavía existen en torno a este tema y al bienestar sexual. Imagino un futuro en el que se hable sin tapujos de todas estas cuestiones.

¿A qué cree que se debe que todavía nos dé pudor hablar de estos problemas de salud íntima como el picor o la sequedad?

Aunque hemos avanzado mucho, aún existe cierta vergüenza cultural en torno a todo lo que sucede en las zonas más íntimas de hombres y mujeres. Debemos pensar que son problemas comunes y que solo hablando de ellos se pueden solucionar.

¿Qué fue lo que la inspiró a usted para convertirse en abanderada de esta causa?

Mis abuelos fundaron Combe, empresa a la que hoy pertenece Vagisil. De hecho, mi abuela creó audazmente el nombre, muy pionero para los años 70. El primer obstáculo fue lograr que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos reconociera el picor vaginal como una condición humana real. Mi abuelo tuvo que testificar frente a un comité de gobierno compuesto exclusivamente por hombres. Lo acusaron de inventarse el concepto picor vaginal. ¿Su respuesta? “Vayan a preguntar a sus esposas, a sus hermanas, a sus madres e hijas si el picor vaginal es real y vuelvan de nuevo con la respuesta”. Esa fue mi inspiración seguir con esa labor y expandirla a todas las mujeres del mundo.

¿Cómo afectan a nuestra calidad de vida los problemas de salud íntima?

Mucho más de lo que a veces imaginamos. No debemos acostumbrarnos a vivir con ciertas molestias o a dar por hecho que es normal que nuestra vagina lubrique menos. Los problemas vaginales tales como picor, sequedad, infección, etc. nos afectan físicamente pero también emocionalmente. Muchos de ellos, como la sequedad, suponen una barrera para disfrutar de la intimidad con nuestra pareja y eso deriva en una relación no satisfactoria.

¿Cuáles cree que son los productos que toda mujer debería tener en su armario del baño con la misma normalidad que la crema de la cara, el champú o la pasta de dientes?

Sin duda un producto de higiene intima que respete el pH de nuestra vagina, ese es el primer gesto de cuidado diario vaginal, Higiene Intima Vagisil Sensitive ha sido el último lanzamiento en España, indicado hasta para las pieles más sensibles. Y en segundo lugar un hidratante vaginal, nuestro producto Vagisil gel hidratante interno se aplica con una cánula en el interior de la vagina. Además de lubricar al instante hidrata la vagina de manera prolongada gracias a una fórmula de liberación gradual. Me gusta decir que con este producto siempre estás hidratada y lubricada y ¡no interrumpe el momento! Este producto contiene ácido hialurónico un reconocidísimo ingrediente en las cremas anti-edad. La piel de la vagina al igual que la del resto del cuerpo también envejece, este producto es ideal para hidratar y mantener la vitalidad de la zona íntima.

La gama de productos Vagisil incluye geles hidratantes, lubricantes y productos de higiene íntima diaria. | D.R.

¿Por qué cree que la piel de la vagina necesita cuidados específicos, incluso más que otras partes a las que le dedicamos mucho más tiempo?

La vagina es una parte esencial del cuerpo. Esta zona íntima femenina tiene la piel más sensible y delicada del cuerpo, adecuada a la evolución hormonal del ciclo de vida femenino. La piel vulvar está en contacto con secreciones originadas por la vagina: orina, menstruación y sudor. También está en contacto con la ropa íntima, tampones, salvaslips, compresas, productos de limpieza, espermicidas y medicamentos. Por ello, es evidente la necesidad de realizar una higiene y unos cuidados específicos adecuados para esta zona. La vagina está colonizada por una gran variedad de bacterias “buenas” que constituyen la flora vaginal que crea una barrera de protección que actúa frente a las infecciones. Esta barrera de protección mantiene una correcta salud de la zona vaginal. Es por ello que los productos que usemos han de respetar el mismo pH que nuestra vagina.

¿Un exceso de celo en la higiene puede también ser perjudicial?

Siempre y cuando limpiemos y cuidemos nuestra zona íntima con productos adecuados y respetuosos que no dañen la flora vaginal podemos limpiar nuestra vagina a diario y tantas veces como lo necesitemos.

¿Cuáles son sus consejos para la higiene diaria, además de utilizar el producto adecuado?

La zona íntima femenina tiene unas características propias, que hacen que su cuidado e higiene sean diferentes a los de otras partes del cuerpo. De ahí que sea conveniente tener en mente una serie de consejos útiles:

1. Limpiar a diario con un producto íntimo apropiado, como ya hemos visto.

2. No utilizar esponjas ni ningún otro complemento externo para la limpieza.

3. Es aconsejable utilizar ropa interior de algodón.

4. No es recomendable utilizar prendas excesivamente ajustadas en esa zona.

5. Al limpiarse, es aconsejable hacerlo de delante hacia atrás, para evitar la contaminación bacteriana de la zona anal.

6. Limpiar la zona antes y después de mantener relaciones sexuales.

7. Cambiar la ropa interior a diario.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de una higiene inadecuada?

Una higiene no correcta y un mal cuidado puede alterar el equilibrio de la flora natural cuya misión es la protección frente a las infecciones bacterianas. Por tanto, cuando la flora vaginal y el pH se ven alterados, se puede producir un desequilibrio de la zona íntima con las consecuentes molestias, irritaciones, picor y producción de olores desagradables e, incluso, infecciones.

¿Y qué otros hábitos o rutinas deberíamos incorporar?

Además de la correcta higiene diaria es importante prestar atención a aspectos como usar ropa íntima de algodón, no excesivamente ajustada. Aspectos como la alimentación, alcohol y tabaco también afectan a la salud vaginal. Es importante también mantener la zona vaginal correctamente hidratada y lubricada para evitar la sequedad. En definitiva, una salud vaginal buena no solo evita afecciones vaginales, sino que mejora nuestra vida sexual. Para las mujeres las relaciones sexuales son mucho más que sexo, es intimidad, confianza, de manera que nos afecta emocionalmente.

Keech Combe Shetty, directora ejecutiva de Vagisil. | D.R.

Solemos pensar que sólo al llegar a la menopausia debemos preocuparnos por problemas en la piel de nuestra zona íntima. ¿Es así?

Me gusta decir que deberíamos cuidar nuestra vagina desde que somos conscientes de que tenemos una. La sequedad y las afecciones vaginales no son una cuestión de edad, pueden empezar en mujeres muy jóvenes. La mujer experimenta varios “momentos de la verdad” en lo que a su salud íntima se refiere a lo largo de su vida:

* El primero en torno a los 12-13 años con su primera menstruación.

* El segundo, su primera relación sexual.

* El tercero, en sus embarazos y post-partos.

* El cuarto, en sus cambios hormonales en torno a los 40.

* El quinto, cuando experimentan la menopausia.

* El sexto, cuando hay estrés, medicamentos etc.

¿Cuál es su objetivo o su propósito para 2019?

Normalizar cada vez más los cuidados íntimos. Necesitamos unirnos como mujeres, con pasión y estar orgullosos de nuestros cuerpos, especialmente de nuestra vagina.