Blanca Navidad.  | Orbon Alija / ISTOCK

¿Sabes por qué un 8% de la gente 'odia' la Navidad y a un 27% no le convence?

Según los estudios, no a todos nos divierte la Navidad de la misma manera. Y hay razones. Incluso, hay nombres y perfiles según te guste más o menos. 

Clara Hernández | Woman.es

¿Cómo puede ser que la Navidad, una estación de fiestas, reencuentros de amigos y familia, regalos, luces y días de vacaciones no sea una de las épocas favoritas del año para todo el mundo? Esto es lo que se han preguntado distintos estudios, algunos de los cuales arrojan pistas. 

Ya en 2017, un estudio encargado por Suchard, el I Observatorio de la Navidad, aseguraba que el 6% de los españoles "odia" la Navidad, y a un 27% no le termina de convencer (pero también había un 26% de gente que la "adora").

Además, no todo es blanco o negro: nos gustan las cenas y reuniones con amigos, pero a mesa puesta. Y las cenas de trabajo no son ningún chollo (sino, más bien un horror) para el 46%. En cuanto a los regalos, nos ilusiona mucho recibirlos, pero no demasiado ir a comprarlos. Y solo a unos pocos les gusta que cambie la programación de televisión esos días (al 60%, al menos, no).

Más allá de la pereza de realizar las tareas que implican estos días, estas son las 3 principales causas que los expertos atribuyen nuestra alegría o malestar ante la Navidad.

1. Nostalgia:
El 60% de las mujeres y el 47% de lo hombres encuestadas por la investigación de Suchard reconocieron sufrir nostalgia en Navidad. El 35% de las mujeres, además, hablaba de "tristeza". 

Una imagen de la película navideña 'Love actually'. | D. R.

2. Estrés: 
Según un estudio publicado en 2017 por The Guardian, este es el quid de la cuestión. ¿Qué nos estresa? Los preparativos navideños, que incluyen desde los adornos a las grandes comilonas. Y, también, las altas expectativas: a todos nos gustaría vivir unas Navidades de anuncio, en paz y armonía, rodeados de nieve, en una casa con chimenea preciosamente adornada, con cenas alegres y felices. Lamentablemente, en algunas ocasiones la realidad no cumple nuestros deseos. Las discusiones familiares también entran en este apartado. 

3. El tiempo
La Navidad, al menos en el hemisferio norte, se celebra cuando los días son más cortos de todo el año en cuanto a horas de luz y más fríos, algo que influye poderosamente en el estado de ánimo (y en nuestros niveles de vitamina D), según un informe publicado por la Biblioteca Nacional de Medina de EE UU . ¿Será por eso que adornamos tanto nuestras casas y las calles?

Decoración en tonos blanco y dorado con motivos vegetales. | Pinterest

Además, el estudio de Suchard distinguía entre cuatro perfiles, dependiendo de tu relación con la Navidad. 

1) Hedonistas.
Viven la Navidad como un periodo eminentemente festivo y una oportunidad para disfrutar.

2) Bonder
Valoran la familia por encima de todo y estas fechas como un periodo de reencuentros, viendo los regalos como un símbolo del momento y una forma de cuidar de los demás.

3) Gruñones
Ven la Navidad como un periodo de excesos, hiperconsumista y falsamente familiar.

4) Nostálgicos
Este perfil se siente cerca del significado de las fechas, pero no las puede o no las sabe disfrutar.

¿Te sientes identificada con alguno?