Colección de mascarillas de tela reutilizables  | Parfois

7 trucos para gestionar el estrés de la segunda oleada del Covid-19

Cómo nos está afectando emocionalmente esta 'nueva normalidad' y cómo afrontarla.

C. H. | Woman.es

Los rebrotes de Covid-19, así como las restricciones y los confinamientos —o la posibilidad de ser confinados de nuevo— que conlleva la segunda oleada de coronavirus pueden afectar a nuestro bienestar y a nuestra salud emocional. Así lo confirman psicólogos del 'marketplace' de salud Doctoralia, que han detectado entre sus pacientes "ansiedad, angustia e, incluso, miedo a salir de casa" (el conocido como 'síndrome de la cabaña'), y que apuntan a la incertidumbre laboral, el temor al contagio o la posibilidad de perder a nuestros seres queridos como los miedos más comunes de este extraña 'nueva normalidad'.

- ¿Como distinguir la gripe de la Covid-19?

- ¿Son seguras las mascarillas? Aprende cómo usarlas bien.

Negar la realidad no es una opción, coinciden los profesionales, pero sí gestionarla para que sea mucho más llevadera. Desde la plataforma 'The holistic concept', especializada en gestión de estrés, la experta en bienestar Carla Sánchez nos proporciona siete consejos prácticos que se pueden hacer en casa y que sirven para afrontar la situación con relax. Apunta: 

1. Practica la aceptación para soltar lastres
A los seres humanos no nos gustan mucho los cambios y, sin embargo, estos son constantes en nuestra vida.  A muchas personas les ha costado lidiar con la enorme transformación que ha sufrido su día a día  pero, nos guste o no, las cosas son como son y enfadarnos con la realidad no hará que se modifiquen. Cultivar la aceptación nos ayuda a soltar lastres, a aligerar la carga emocional negativa y a generar nuevas posibilidades. Para lograrlo, es básico desapegarnos de la idea de cómo eran las cosas antes, aunque ese antes sea muy cercano. Aceptar la incertidumbre como algo natural le quita poder y nos hace más libres, es una práctica terapéutica.

2. Flexibilidad laboral y vital
El teletrabajo ha desdibujado los límites entre la oficina y la vida personal. Algunas de sus consecuencias son gente agotada, malabares para conciliar y una pérdida total de los horarios. La única manera de afrontar todo esto es haciendo de la flexibilidad nuestra mayor herramienta. La pandemia ha resultado ser el experimento perfecto para que empresas y trabajadores hayan comprobado que ser productivos y eficientes va de la mano de respetar los tiempos individuales. Debemos trabajar en crear una cultura profesional segura, basada en la confianza en los equipos, sin importar cuál sea la logística. Ser esclavos de la oficina está a punto de pasar a la historia (si no lo ha hecho ya). Allí donde esté tu ordenador, tu móvil y tu mente, estará tu puesto de trabajo.

Teletrabajo, ¿sí o no? | BartekSzewczyk / ISTOCK

3. Acota tu jornada
Para mantener nuestro equilibrio individual es necesario establecer límites claros en el trabajo y proteger el área privada de nuestras vidas, algo básico si queremos preservar la salud mental. Además, trabajar y rendir al máximo no implica dejar de disfrutar de momentos de relax. Es importante aprender a desconectar al final del día. Los fines de semana son sagrados y hay que aprovecharlos para desenchufar de todo, hacer curas de sueño y dedicarlos a nuestros hobbies, ocio, naturaleza, deporte… Es una fórmula infalible que ayuda a empezar cada semana con mucha más energía y buen humor.

4. Cuida tu salud emocional
Atender nuestras emociones y hablar sobre ellas se ha convertido en una necesidad de primer orden. Sin conexión con la emoción no hay resiliencia (capacidad de superación). La emoción nos fortalece y nos prepara para la nueva realidad, sea cual sea. Un individuo sano es aquel capaz de aceptar sus sentimientos, de cambiar con los acontecimientos y de expresar aquello que siente sin miedo al rechazo. La inteligencia emocional nunca será tu debilidad, sino un músculo que puedes fortalecer cada día.

D.R.

5. Sé compasivo
Nos enfrentamos a un futuro desafiante y habrá momentos en los que no podamos con todo y no pasa nada. Cuando sientas que estás desbordado y que no tienes control, recuerda que sí hay algo que puedes controlar: cómo reaccionas ante cada situación. Aunque a veces no lo parezca, tenemos la capacidad de organizar nuestro tiempo, de mejorar la atención que dedicamos a cada cosa y de llevar un ritmo más tranquilo. Si percibes que tu mente tiende al pesimismo y te ves sobrepasado, simplemente acepta esas emociones sin juzgarte con dureza, trata de ser compasivo y piensa que en algún momento todo pasa.

6. Qué comer y qué no
Comer bien, variado y llevar una alimentación rica en nutrientes es fundamental para que el organismo esté fuerte ante la llegada de las estaciones frías y la constante amenaza del COVID-19. En paralelo, el exceso de estrés impacta negativamente en nuestra salud física y mental. Grandes cantidades de cortisol y adrenalina desatan una serie de reacciones químicas que crean desequilibrio. Afortunadamente, está demostrado que ciertos alimentos pueden ayudar a nivelar estas sustancias y aumentar la producción de hormonas positivas para el cuerpo.  Algunos expertos nos aconsejan alimentos como aguacates, espárragos, pechuga de pavo, espinacas, salmón, ostras, almendras, yogur, lentejas, avena, nueces, arándanos, arroz integral o chocolate negro... . En cambio, desaconsejan otros como el café, las galletas y los bollos, que contienen demasiados azúcares. Proporcionar un entorno agradable y tomarse la comida con calma hará que el resultado sea aún mejor.

Come chocolate puro, con alto contenido de cacao, que sea mayor a un 70% de su contenido total, dos cuadros al día, proporcionan protección a tu piel para que el sol no la dañe, la cacao es un protector solar natural

7. Deporte 3.0
Tener una rutina consistente de ejercicio debería ser uno de los pilares de la salud de cualquier persona. Está comprobado que es una gran fuente de energía y por más pereza que nos dé ponernos a entrenar a primera hora de la mañana o después del trabajo, hacer al menos 45 minutos de deporte al día marca la diferencia entre ser una persona vigorosa o todo lo contrario. Además, existe una estrecha relación entre la respiración y el estado mental; cuanto más amplia y equilibrada es la forma en la que respiramos más enfocada y serena está la mente. El gran desarrollo del deporte online de los últimos años está ayudando a que sea cada vez más sencillo cuidarnos físicamente. ¡No hay excusas!