Dr. Chams

Cócteles de vitaminas para rejuvenecer, adelgazar o eliminar el estrés. Casas reales y famosas se disputan sus servicios. Ahora, el nuevo mago de la belleza estrena crema. Y nos explica sus secretos.

Lucía Mayor

Por fin llegó el día. Voy a conocer al doctor Christian Chams. ¡He oído hablar tanto de él! Moldea los rostros de las mujeres más bellas del mundo. Luce una sonrisa permanente, y su aspecto es envidiable. Es dulce, cariñoso y atento, lo que explica, en parte, su éxito con las mujeres. Sus distinguidas clientas lo adoran no sólo por sus excelentes resultados, sino por su trato distinguido y amable. Para él no existen días libres ni vacaciones. Pasa consulta todos los días del año, con la única excepción del 1 de enero. Vuela de punta a punta del planeta, con su inseparable y preciado maletín. De Tailandia a Marruecos, de clínicas a palacios, de fiestas a yates… En busca de la perfección.
¿Qué otros tratamientos prácticos realiza el rey del ‘antiaging’?
Revitalizo la raíz del cabello con vitaminas para frenar su caída, algo que produce el estrés, el tabaco o llevar el casco de la moto todo el día, aparte de la edad. Se nutre el pelo para aportarle luminosidad y vitalidad. También corrijo las ojeras, por ejemplo.
¡Las ojeras! ¿cómo?
Es un problema que tienen muchas mujeres, y cuanto antes se empieza a tratar, mejor. Las ojeras pueden ser hereditarias. Y son el primer signo de envejecimiento. Plantean dos problemas: la coloración y las bolsas. La idea es rellenar la arruga que se origina bajo el ojo y vaciar la bolsa. El resultado puede durar cinco o seis años.
Díganos sus cuidados básicos para la piel…
En primer lugar, no tomar el sol. Es el principal enemigo. Ni alcohol, ni tabaco. Seguir una alimentación equilibrada, dormir lo necesario (horas de más no es bueno) y pasar el mayor tiempo posible al aire libre.
¿Mucho maquillaje perjudica?
No, al contrario, creo que es bueno, ya que sirve de protección. Eso sí, es importante elegir el más adecuado para cada tipo de cutis. Hay texturas y fórmulas estupendas.
¿En qué consiste el ‘antiaging’?
Las mujeres lo demandan, sobre todo cuando está cerca la menopausia. Lo primero es hablar con cada paciente, para que te explique su situación personal. Después, se realizan unos análisis y unas pruebas muy completas para conocer el pasado de la persona, sus enfermedades, el nivel de colesterol, una posible artrosis... Para finalmente proponer una serie de tratamientos encaminados a compensar todas las carencias. De este modo es posible mantenerse en buen estado hasta los noventa años.
¿A quién va dirigida su crema?
A hombres y mujeres de cualquier edad, porque hay que cuidarse siempre. Es una bomba, hemos dedicado mucho tiempo a su elaboración y el resultado es extraordinario. Aporta componentes fundamentales para la nutrición de todo tipo de piel. Es la solución perfecta para todo aquel que tenga miedo a las inyecciones.
¿De dónde viene su obsesión por la belleza?
De mi madre. Cuando venía a buscarme al colegio quería ser la más guapa, y estaba obsesionada con no envejecer. Teníamos más de sesenta espejos en casa. Ella se miraba en ellos día tras día, fijándose en las arrugas. Yo siempre quise estudiar medicina, y eso me llevo a buscar algo que hiciera sentir más bellas a las mujeres. ¡Estoy enamorado de todas ellas!