thatfoodphotographer / INSTAGRAM

Diez cosas que no debes hacer si tienes resaca (te digan lo que te digan)

Paola Lei | Woman.es

No tomes acetaminofeno o Ibuprofeno para el dolor de cabeza pues aumentas las probabilidades de hacer daño al hígado que ya bastante ocupado está en metabolizar y quitarse de encima la intoxicación etílica. La aspirina tampoco es una buena recomendación.

No bebas más alcohol. Aunque te digan que una caña es el mejor remedio para la Resaca no lo hagas. Estamos ante uno de los mayores mitos de la humanidad. Más alcohol solo va a a servir para que tu Resaca dure más y vaya a peor. Mucho mejor beber agua abundante para hidratarse y pasar el trance con cierta dignidad.

No bebas café. No cura la Resaca y, además, por ser un diurético va a aumentar el riesgo de deshidratación. Si no lo puedes evitar bebe solo una taza de café y acompáñala con agua abundante el resto del día.

No comas comidas grasientas y contundentes

Es cierto que la resaca te hace sentir débil y te hacer creer que necesitas comer algo fuerte, pero es mejor optar por un plato de pasta con verduras que por cualquier plato de fast food con grasa abundante que solo servirá para incrementar las nauseas propias de la resaca.

No hagas ejercicio como si no hubiera un mañana

No es el mejor momento y el esfuerzo físico tampoco te va a quitar la resaca que llegados a este punto es mejor que sepas que solo se cura con el tiempo. Sudar en el gimnasio si tienes resaca te dejará más deshidratada y más agotada aún.

No te saltes la ducha

Al contrario, una dicha refrescante te hará sentir mejor y seguramente, también tener un olor más agradable.

No te des una sauna

Tampoco te sentará bien una sauna en medio de una resaca. No debes arriesgarte a perder más fluidos en estas condiciones. Resérvate este pequeño lujo para cuando estés mejor.

No pruebes remedios de hierbas ni infusiones milagrosas

Lo sentimos, pero no funcionan (las hemos probado todas). En su lugar bebe agua, toda la que puedas.

No salgas a la calle sin tus gafas de sol

Si eres capaz de aventurarte fuera de casa cubre tus ojos con gafas de sol. No te arrepentirás. El mundo exterior con resaca es muy duro de soportar, por no hablar e la luz del día.