GETTY

¿Puede una canción triste hacerte sentir feliz?

Un estudio de dos universidades europeas revela que una canción triste puede producir entretenimiento, confort o dolor para diferentes personas, según la memoria que tengan de ellas.

Woman.es

Las universidades de Durham (Inglaterra) y Jyväskylä (Finlandia) han realizado un estudio, entre más de 2.436 personas, para descubrir los sentimientos y emociones que experimentan los encuestados tras escuchar una canción triste. Sorprendentemente la mayoría de ellos afirma sentir una emoción agradable, aunque también otro grupo revela que, lejos de la diversión, la sensación que les produce es de mucho dolor.

Esta investigación tiene como objetivo mejorar los métodos de terapia musical a través del estudio de algunas de las canciones que más han sonado en todo el mundo a lo largo de los últimos años. Algunas de ellas son 'Someone Like You' de Adele, 'Requiem' de Giuseppe Verdi o 'Hey You' de Pink Floyd y lo realmente llamativo es que todo depende de los recuerdos que tengas al escuchar esas canciones y no tanto de su letra.

El estudio ha revelado una gran variedad de emociones que se pueden sentir al escuchar canciones tristes y que no solo depende de la tendencia a la depresión que pueda tener esa persona. De hecho, de acuerdo con los resultados obtenidos una melodía más melancólica puede producirnos diversión si la asociamos a buenos recuerdos.

Si te vienen a la mente grandes memorias, cuando escuches de nuevo la canción sentirás un sentimiento de felicidad y placer, la sensación contraria a cuando te venga un mal recuerdo. La investigación es concluyente, una canción te producirá tristeza o alegría dependiendo de los recuerdos que tengas de ella.