GTRES

Amancio Ortega trae a España el equipo de radioterapia más avanzado del momento

Se trata del acelerador de radioterapia Halcyon, que ha sido instalado en el Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona.

Woman.es

La Fundación Amancio Ortega se ha convertido, desde 2015, en una de las grandes donantes de equipación relacionada con la oncología en centros sanitarios públicos.

De la última donación que ha realizado (y a que asciende a aproximadamente siete millones de euros) ya se pueden ver los frutos. Se trata de una nueva equipación relacionada con los tratamientos de radioterapia compuesta por tres máquinas destinadas al Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona. De ellas, ya está instalada una: un sofisticado acelerador de radioterapia llamado Halcyon que recoge la tecnología más puntera del momento en este campo.

El acelerador supone un gran avance para los pacientes ya que reduce considerablemente los tiempos de radiación necesarios, lo que repercute en la reducción de efectos secundarios. 

El director de la Fundación Amancio Ortega, Raúl Ortega, visitó este martes el centro barcelonés para celebrar la puesta en marcha del acelerador, que ya ha tratado a sus primeros pacientes con buenos resultados.

A lo largo de 2018, la Fundación del empresario gallego realizó donaciones que alcanzaron los 370 millones, repartidos en diferentes proyectos y en distintas partes de España; con frecuencia, relacionados con la salud y la renovación de equipos hospitalarios. Así, el año pasado, la fundación donó a centros sanitarios públicos de Madrid 23 equipos sanitarios de última generación por valor de 46,5 millones de euros. Entre ellos destacaba una máquina pionera: un acelerador que incorpora una resonancia magnética de alto campo, que cuesta 9 millones de euros y estaba previsto que se instalara en el hospital de La Paz.

También estaban incluidos equipos de diagnóstico por imagen y braquiterapias, que permiten actuar directamente sobre el tumor o sus cercanías.

En marzo de 2017, la Fundación Amancio Ortega anunció la donación de 320 millones de euros, destinados a adquirir equipos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer en la sanidad pública (unos 290 equipos). Se trababa de la mayor obra filantrópica en España hasta la fecha.

El apoyo a la oncología pública ha sido una de las principales preocupaciones de la fundación del fundador de Zara desde 2015, cuando inició su labor altruista en Galicia y Andalucía.

Amancio Ortega creó esta organización con fines filantrópicos en 2001.