Baño de vitamina D. | iStock

Qué podemos comer y pequeños trucos para que no nos falte la vitamina D en la cuarentena

Descubre los alimentos y hábitos que nos proporcionan más vitamina D, la vitamina del sol.

C. H. | Woman.es

Nuestra nueva vida dentro de casa ha hecho que haya disminuido nuestra exposición al sol, la principal fuente de vitamina D. Y esta vitamina es esencial para muchas cosas. Por ejemplo, ayuda a la absorción de calcio (necesario para tener dientes y huesos fuertes), es fundamental para el movimiento de los músculos y fortalece nuestro sistema inmunológico (es un poderoso antiinflamatorio). Incluso puede afectar a nuestro estado de ánimo y a nuestra capacidad cognitiva. 

Teniendo esto en cuenta, ¿qué podemos hacer para que no nos falte? 

1. Ventilar la casa. 
Deja que entre el aire fresco y la luz. 

2. Toma el sol (sin cristal). 
Si tienes alguna ventana donde dé el sol, asómate y date un baño de luz durante unos 10-15 minutos. ¡Y sin cristal por medio! El cristal bloquea los rayos solares y, por tanto, dificulta la formación de vitamina D. 

3. ¿En qué partes del cuerpo hay que tomar el sol?
Los baños solares deben ir sobre todo dirigidos al tren superior: cara, escote, brazos, pecho y espalda. 

4. Pescados azules
No obtenemos vitamina D solo del sol, sino que algunos alimentos también nos proporcionan gran parte de la dosis diaria necesaria. Por ejemplo, el pescado azul. Dentro de esta categoría, los peces que tienen más vitamina D son el arenque, el salmón, la sardina o la anchoa. Dentro de los blancos, el congrio también tiene una alta dosis.

Pescado azul. | iStock

5. Marisco
El marisco es, tras el pescado azul, otro de los alimentos que puede aportarte más vitamina D, con las ostras a la cabeza y seguidas de las gambas rojas y los langostinos. También la encontrarás en almejas, berberechos, bogavante, calamar o cangrejo. 

5. Lácteos enteros (no desnatados)
También es recomendable el consumo de alimentos lácteos no desnatados como leche, yogures o queso.

6. Yema de huevo. 
¿No te gustan las anteriores opciones? Los huevos también te ayudarán, pero no olvides comerte también la yema. 

7. Hacer deporte
Moverte y mantenerte activa todo lo que puedas también ayuda a que tus niveles de vitamina D estén bajo control. ¿Necesitas ideas? Mira estos ejercicios para hacer en casa para los que solo necesitarás una silla. 

Relacionados