@lauraponts / INSTAGRAM

No existen alimentos que puedan curar el cáncer, pero pueden ayudar a prevenirlo

Rocío Maraver, Dietista - Nutricionista y autora del blog 'Mamá quiero ser nutricionista' nos desvela los secretos de la alimentación en relación a la prevención del cáncer. 

Rocío Maraver | Woman.es

El cáncer es actualmente una de las primeras causas de muerte en España. De hecho, podemos decir que se ha convertido en la enfermedad más importante del siglo XXI ya que su prevalencia está en aumento, debido fundamentalmente a que la población es cada vez más longeva.Según las estadísticas, uno de cada tres españoles desarrollará esta enfermedad a lo largo de su vida, por eso es fundamental saber cómo prevenirlo. Afortunadamente, sabemos que un 70% de los casos nuevos de cáncer que se diagnostican se podrían evitar sin una exposición directa o pasiva al tabaco, con una actividad física diaria y una alimentación saludable.

Fundamentalmente, es la alimentación saludable la que tiene un papel preventivo en el desarrollo del cáncer. En la actualidad sabemos que existen unas sustancias que se llaman fitoquímicos vegetales o compuesto bioactivos, que están presentes en los alimentos de origen vegetal, y que nos ayudan a  prevenir y tratar muchas enfermedades. Por tanto, solamente por la presencia de estas sustancias podemos decir que la alimentación juega un papel fundamental en la prevención del cáncer.

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda incluir en nuestra alimentación más alimentos de origen vegetal y menos alimentos de origen animal. Por ello, tomar una dieta rica en fitoquímicos vegetales y compuestos bioactivos, es decir una dieta rica en cereales integrales, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos y semillas, podrían ayudar a prevenir la aparición del cáncer en nuestra sociedad.

© AECC

Sin embargo, aunque sí es cierto que podamos prevenirlo y que hay algunos alimentos como las frutas, las hortalizas o algunos nutrientes como la fibra, el selenio, el folato o el licopeno, o ciertos patrones de alimentación como la dieta vegetariana, la dieta mediterránea o la lactancia materna que pueden prevenir la aparición de un cáncer pero no curarlo. Por desgracia, no existen alimentos que puedan curar un cáncer, por lo que no existe una dieta anticáncer.

Por otro lado, cuando hablamos de alimentos que provocan cáncer, tenemos que recalcar que los alimentos en sí no tienen capacidad de producir un cáncer así como tampoco existen superalimentos que lo erradiquen, pues simplemente son factores que pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecerlo. Por ello, las carnes rojas, las carnes procesadas, los alimentos ricos en grasas y azúcares (como la bollería industrial) y las bebidas alcohólicas consumidas en exceso incrementan el riesgo de desarrollar un cáncer.

Además, existen técnicas culinarias que pueden causar compuestos altamente tóxicos y cancerígenos en los alimentos, como son el cocinado de carne sobre el fuego directo de  leña o carbón, como por ejemplo, la barbacoa. Por ello lo más recomendable es hacer un uso ocasional de las mismas.

A modo de resumen, hemos de recordar:

·El 70% de los casos de cáncer pueden prevenirse con alimentación saludable, ejercicio físico y vida sin tabaco.

·El sendentarismo y la acumulación de grasas son factores asociados a riesgos mayores de aparición de algunos tipos de cáncer.

·El consumo de alcohol (inclusive de forma moderada o ligera) aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

·El exceso de carne roja y procesada, o su cocción a alta temperatura, puede causar algunos tipos de cáncer.