Guía detox. | GTRES

7 consejos y una dieta detox para después de las fiestas

¿Qué debemos comer para luchar contra el ‘efecto globo’ y volver a estar en forma? Los expertos responden.

Clara Hernández | Woman.es

Sí, lo más probable es que las comilonas y los excesos navideños te hayan dejado unos kilos de más (entre medio y 3, según los estudios) y una desagradable sensación de hinchazón. ¡Tiene remedio!  Aunque no todo vale: "Hay que huir de las dietas milagro", advierte Sònia Cibrián, especialista en Nutrición de MediQuo, que aboga por adoptar "hábitos saludables".

De la misma opinión son los nutricionistas del Centro Lola Sopeña, que además aconsejan ponerse en manos de un profesional para recuperar no solo la talla ideal, sino un estado óptimo de salud": "Siempre es necesario realizar una mejora global de la alimentación e intentar mantener los buenos hábitos para evitar el efecto acordeón", resumen.

Entre todos nos proporcionan consejos y una dieta ideal para volver a nuestro peso de forma saludable.

1. Beber mucha agua

¿Por qué? Beber agua entre horas así como antes y después de las comidas ayuda a la digestión, evita el estreñimiento y ayuda a la eliminación de líquidos. Pero, ¿cuánta? “Unos ocho vasos”, indican desde el centro Lola Sopeña. Desde MediQuo nos recuerdan que también podemos consumirla en forma de infusiones (té verde, té rojo o cola de caballo son las más adecuadas).

2. Frutas, verduras y hortalizas

Hay que incluirlas a diario en nuestra alimentación e intentar que esta sea "lo más natural posible". Al basarnos en alimentos frescos (y mejor "de temporada") , conseguimos el beneficio del aporte de vitaminas, minerales, macronutrientes y fibra necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por cierto, la fruta mejor tomarla entera en lugar de en zumo.

3. Comer comida casera

Es importante "programar qué vamos a comer cada día y usar siempre productos frescos cocinados en casa", explican los especialistas. Las cocciones han de ser lo más sencillas posibles (plancha, vapor o cocidas), con poco aceite (siempre de oliva), y en cantidades adecuadas para saciarnos sin excesos.

4. Cinco comidas diarias

No hay que saltarse comidas, como la merienda de la tarde, o tomar algo a media mañana. Una fruta, unos pocos frutos secos (4-6 nueces o almendras) o 1 yogur desnatado son opciones ideales para estos momentos.  Esto nos ayudará a mantenernos saciados y no comer en exceso en la siguiente comida, explica Cibrián.

5.  Alimentos prohibidos

Sí, hay unos cuantos. Apunta: es necesario eliminar el consumo de bebidas azucaradas/edulcoradas o con alcohol, así como los productos tipo snack, bollería industrial, embutidos grasos, frituras, rebozados, empanados y todos aquellos alimentos industrializados que contienen gran cantidad de azúcares, grasas, aditivos y conservantes en su composición. Por supuesto, los dulces que nos han sobrado de las Navidades también entran en esta categoría. "Con estas medidas evitamos la sobrecarga del hígado por consumo de alcohol y alimentos excesivamente grasos, y protegemos el páncreas de los excesos de azúcares simples", explican del centro Lola Sopeña.

6. Alimentación variada.

Una dieta rica y variada es el mejor antídoto contra el aburrimiento que, muchas veces, desemboca en el abandono de una dieta, advierten los mismos especialistas.

7. Ejercicio físico

Si en un periodo détox añadimos ejercicio diario adaptado a cada uno, como un buen paseo, "el efecto será mucho más positivo", afirma Cibrián, que también aconseja "evitar el tabaco".

UNA DIETA:

La especilista de MediQuo especifica, además, qué debe incluir nuestra dieta détox:

Desayuno:

Para empezar el día lo mejor es un desayuno con fruta fresca, cereales (tostadas integrales con aceite de oliva o copos de avena) y un lácteo. Si tomas café o infusiones, mejor dejar de lado el azúcar.

Comida: 

A la hora de la comida hay que recordar que siempre debemos incluir verdura (es recomendable que al menos una vez al día tomemos hortalizas crudas, como una ensalada), hidratos preferiblemente integrales (pasta, arroz, pan, legumbres…) y proteína vegetal o animal. De postre, una fruta es ideal.

Cena:

Para la cena tomaremos también verduras y proteína, con una porción menor de hidratos que a mediodía. Una ensalada o unas verduras al vapor con un poco de pescado, pavo o pollo a la plancha, o una tortilla, y un trozo de 2 dedos de pan integral son perfectos para antes de ir a dormir.