5 tecnopatías, las enfermedades de las nuevas tecnologías

Tenía que pasar. Todo lo que mola engorda, o está prohibido… o acaba por acarrear problemas de algún tipo. Las tecnopatías (nuevas enfermedades relacionadas con el uso de la tecnología) se extienden en España: trastornos musculo-esqueléticos, mareos, insomnio, jaquecas o dolores de espalda son algunos de los síntomas derivados del uso de Internet, ordenadores y teléfonos móviles.

Beatriz Manso | Woman.es

“Se trata de patologías 2.0 surgidas en el seno de las sociedades desarrolladas y que nacen como resultado del excesivo apego a las nuevas tecnologías”, asegura Francisco Canals, consultor y periodista experto en internet. Según un estudio de la Fundación Telefónica miramos el teléfono hasta 150 veces al día y solo el 30% entre los más jóvenes apaga su móvil antes de ir a dormir. Según el experto, estos son los trastornos más comunes. Y a ti… ¿dónde te duele?

Apnea del WhatsApp. La sufren aquellos que chequean esta app de manera compulsiva en busca de mensajes. Según una encuesta de Phone House el 42% de los españoles no pasa ni una sola hora sin consultar los mensajes en su móvil y un 32% de ellos no puede evitar consultar su terminal al menos cada 15 minutos.

El Síndrome de la Llamada Imaginaria se desencadena cuando nuestro cerebro nos hace imaginar que escuchamos el tono de una llamada, cosa que le sucede al el 70% de los usuarios. Y ojo, que consultar el móvil para ver si nos hemos perdido algo supone ya la primera causa de distracción en el trabajo. Que no se entere tu jefe, pero lo hacemos una media de cuatro veces por hora. Un estudio desarrollado por Adecco asegura que podemos llegar a perder 10 horas al mes comprobando nuestras redes sociales y las aplicaciones. Y si echamos las cuentas: más de 13 días laborables al año.

Nomofobia. Se denomina así a la ansiedad y el miedo irracional ante la posibilidad de perder el móvil o salir de casa sin él. Lo sufre un 73% de la población según una encuesta realizada por Lookout.

La depresión de Facebook. ¿Buceas en los perfiles de tus amigos recordando aquellos tiempos en los que lo pasabais tan bien? ¿O el de tu ex para suspirar por lo perfecto que parecía todo? Entonces tal vez la padezcas. La depresión de Facebook afecta a aquellos que visualizan perfiles de otros usuarios como medio para reducir su tristeza al recordar momentos felices del pasado.

El Síndrome de Google. ¿Recuerdas aquellos tiempos en los que te sabías de memoria decenas de números de teléfono? La llegada de las tecnologías ha dejado obsoleta a nuestra memoria… a base de no usarla. Un signo más es este síndrome que afecta a la memoria de muchos usuarios que tienen la costumbre de consultarlo casi todo en el famoso buscador, el resultado es que el cerebro no logra recordar y “olvida” un dato como consecuencia de la posibilidad de acceder fácilmente y en cualquier momento esa información.