D.R.

El 40% de los casos de cáncer podría prevenirse. ¿Qué está fallando?

La tercera edición del Atlas del Cáncer advierte de que cada vez habrá más enfermos.

Carlos A. Mendía | Woman.es

A pesar de los enormes avances en la lucha contra el cáncer, el mal se extiende. El pasado año se registraron 17 millones de nuevos casos en todo el mundo. En 2040, esa cifra puede aumentar hasta los 27,5 millones. Así lo estima la tercera edición del Atlas del Cáncer, un amplísimo estudio auspiciado por la Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), la Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC) y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).

La razón de este impactante incremento es la desigualdad: “La enfermedad está creciendo entre las personas que viven en países de niveles socioeconómicos bajos y medios, y muchas de ellas no lo superarán”, advierten los responsables del informe. En 2018 hubo 70 millones de víctimas en las zonas del planeta con menos recursos, donde el tabaco, la mala alimentación y los entornos contaminados se combinan con la falta de información y la escasa cobertura sanitaria.

El cáncer de mamá es el que menos distinciones hace. Es el más común entre las mujeres de todo el mundo: representa uno de cada cuatro casos de cáncer femenino. La diferencia fundamental es el momento de la detección y los tratamientos disponibles.

“La enfermedad se puede tratar, pero mejor aún, se puede prevenir. El 40% de los casos de cáncer podría evitarse con el conocimiento actual, minimizando la exposición a factores de riesgo e implementando estrategias de prevención efectivas”, ha explicado Elisabete Weiderpass, directora de la IARC. Para demostrarlo, el estudio aporta un dato revelador: los países que han desarrollado un plan de detección precoz del cáncer de cuello útero y han generalizado la vacuna del Papilomavirus (PVH) han logrado disminuir su incidencia un 70%.

Pero la prevención es, sobre todo, una responsabilidad individual, por eso la comunidad médica insiste en eliminar los principales factores de riesgo. El Atlas del Cáncer aporta las cifras que ilustran esos peligros:

- El tabaco es la primera causa de muerte prevenible por cáncer. En 2017, provocó 2,3 millones de fallecimientos, el 24% de todas las víctimas de esa enfermedad.

- La mala alimentación (exceso de azúcar, de ultraprocesados y carnes rojas, el alcohol…), la obesidad y el sedentarismo disparan el riesgo de aparición de 13 tipos distintos de cáncer.

- La contaminación genera medio millón de muertes anuales por cáncer de pulmón, además de varios millones más por otras enfermedades.

Cuidémonos más. La medicina no puede ser la única respuesta.

Tags:

cáncer

-->