Nathan Alexander imparte su clase de álgebra mientras carga con la hija de un alumno. | @Original_Vaughn | Twitter

El profe que hizo de canguro con el bebé de un alumno (y llamó a reflexionar sobre las dificultades de conciliación)

Esta es la última hisoria viral y la más aplaudida de los últimos tiempos.

Woman.es

Sucedió en la Escuela universitaria Morehouse College de Atlanta. El profesor Nathan Alexander estaba a punto de empezar su clase de álgebra cuando llegó uno de sus alumnos con su bebé en brazos: con los exámenes a la vuelta de la esquina, no quería perderse la clase pero tampoco tenía a nadie con quien dejar a su hija de cinco meses. Lejos de ponerle problemas, el profe no sólo permitió que la niña se quedara, sino que se hizo cargo de ella mientras explicaba la materia para que el alumno pudiera atender mejor y tomar apuntes. “Cuando la niña empezó a quedarse dormida, le dije a la clase: “Creo que ahora me estoy poniendo aburrido”, bromeó Nathan después en medios estadounidenses.

La escena la contó otro de los alumnos, vía Faceboook. “Hoy he ido a clase dispuesto a empezar bien marzo y a prepararme para los exámenes de la próxima semana y, para mi sorpresa, teníamos un invitado especial. Uno de mis compañeros entró a clase con su bebé en brazos y rápidamente le explicó al profesor que no había sido capaz de encontrar canguro y que nadie podía cuidar a la niña en ese momento. El profesor, Nathan Alexander, ha contestado: 'Sin problema. De hecho, la cogeré yo para que tú puedas tomar apuntes mejor', ha relatado.

La historia que ha sido aplaudida por cientos de miles de personas en las redes sociales ha causado tanto revuelo que David Thomas, el director de Morehouse College (donde, por cierto, se formaron personalidades tan importantes como Martin Luther King, Spike Lee o Samuel L. Jackson) ha mostrado su orgullo y ha alabado el gesto del profesor en su cuenta de Twitter: “Esto es amor y compromiso. Amar a nuestros estudiantes y estar comprometidos a eliminar cualquier barrera para la búsqueda de la excelencia”.

El profesor Alexander ha aprovechado su momento de gloria en las redes y en los medios de comunicación para incidir en la necesidad de facilitar el acceso a la educación para todos y de reflexionar sobre las dificultades de conciliación: “Parte de mi función y objetivo como educador es brindar oportunidades a los estudiantes (…). Esta foto sirve como recordatorio de lo que los padres deben hacer todos los días y lo importante que es tener un servicio de guardería asequible”. Y, sobre todo, las madres, añadiríamos. Por lo demás... ¡chapeau!