Roberto Lara

El mejor plan alternativo para una Nochevieja diferente

Si este año te apetece escapar de la vorágine de las fiestas y darle la bienvenida al 2019 de una manera tranquila, tenemos un plan: escápate a Trujillo (Cáceres). El hotel boutique Eurostars Palacio Santa Marta hará que sea una Nochevieja inolvidable. 

Woman.es para Hotusa Eurostars

El 31 de diciembre está a la vuelta de la esquina y es hora de darle respuesta a la temida pregunta: ¿Qué hacemos esta Nochevieja? No a todo el mundo le apetecen las fiestas multitudinarias, las mesas abarrotadas o los compromisos familiares, y una velada tranquila alejada del bullicio general puede resultar el plan más deseado para poner punto final al 2018.

Para muchos, la alternativa tranquila es volver al pueblo. Y si te tienta la perspectiva de disfrute relajado pero no tienes pueblo al que regresar Eurostars Hotels le pone remedio con su propuesta para una Nochevieja con mucho encanto. Un plan distinto para quienes decidan este fin de año dejar de lado los cotillones, los brindis a ritmo de villancico, el alboroto y las comilonas. Nuestro plan fin de año alternativo nos acerca a Trujillo (Cáceres), donde se encuentra el Eurostars Palacio Santa Marta. Un precioso palacete del siglo XVI convertido en un hotel boutique de lujo que se encuentra en pleno centro histórico de la villa medieval. Entre sus bóvedas, claustros y detalles renacentistas, y abrigadas con nuestro mejor jersey de lana, nos sentiremos perfectamente arropadas por sus imponentes muros con siglos de historia. Solas, en pareja o en familia, disfrutaremos de un plácido confort que hará que nos olvidemos del aluvión de mensajes edulcorados que nos bombardean ese día, de los grupos de whatsapp, de los selfies con espumillón y de los más que probables estragos de la fiesta.

Vistas de Trujillo desde el hotel Eurostars Palacio Santa Marta. | Roberto Lara

Nada mejor que redondear este 31 de diciembre con una cena a base de productos extremeños de Km0. Un buen plato de jamón y la selección de los mejores quesos locales nos aseguran una experiencia gastronómica de primer nivel. Sabores simples y auténticos que nada tienen que envidiar a las sofisticadas y elaboradas recetas que nos saturan en estas fechas. A medianoche podremos tomarnos las uvas y, si el frío no nos asusta, podremos rematar la velada con un tranquilo paseo nocturno por las bonitas callejuelas y plazas empedradas de Trujillo. ¡Olvidémonos de las peleas para encontrar un taxi libre que nos acerque a casa!

Habitación doble en el hotel Eurostar Palacio Santa Marta. | Roberto Lara

A la mañana siguiente, libres de la fastidiosa resaca de cada año, saludaremos al 2019 con las mejores vistas de la villa medieval de Trujillo mientras disfrutamos de un completo desayuno con productos regionales. Esto nos servirá para coger las fuerzas necesarias para emprender nuestra primera aventura del año. El Eurostars Palacio Santa Marta propone distintas eco rutas para perderse en los mágicos e inexplorados parajes naturales de la zona. Los más místicos podrán recargar energía abrazando los enormes troncos de los castaños centenarios de la zona, o bien perderse por campos de olivos que inspirarán con su belleza los mejores augurios para los meses que nos esperan. ¡Será el momento de respirar aire puro (y fresco) y despedirnos con la ilusión de saber que a partir de ahora ya tenemos un pueblo al que volver!