Una dieta sana previene el temido efecto rebote.  | Mizina / ISTOCK

Lo que pasa en tu cuerpo cuando tu dieta tiene un efecto yo-yo

¿Te ha ocurrido que has perdido mucho peso con una dieta y luego lo has vuelto a ganar?

Paola Lei | Woman.es

Todos sabemos lo que es el efecto yo-yo: cuando tras perder mucho peso por una dieta estricta, no solo lo vuelves a recuperar, sino que ganas un poco más, algo que te empuja a hacer otra dieta que te haga repetir el mismo ciclo de pérdida y ganancia de peso.

Las subidas y bajadas de peso son desmoralizantes y tienen consecuencias físicas, emocionales y psicológicas en tu organismo. Veamos alguna de ellas:

1. Acabas ganado más peso.
Al menos una tercera parte de los que hacen dietas yo-yo acaban ganado más peso que el que pierden. Cuando se pierde peso muy rápido también se pierde tejido magro, pero este es más difícil de recuperar que la  grasa. Así que al final, ganas más grasa y pierdes músculo y tejido magro en cada ciclo de pérdida y recuperación de peso.

2. Arruina tu estado de ánimo.
La pérdida y ganancia constante de peso te harán sentir frustrada, una perdedora. Culparás a las dietas o a tu poca fuerza de voluntad y acabarás sintiéndote miserable. Tu autoestima se irá al subsuelo y si tienes riesgo de depresión te estarás poniendo en una situación peligrosa.

3. Te sientes socialmente aislado.
La alegría por conseguir perder peso se convierte rápidamente en  vergüenza por haberlo ganado otra vez. Evitarás salir y ver a gente que antes te felicitó por haber adelgazado y a la que ahora sientes que tienes que dar explicaciones.

4. Tu piel perderá elasticidad.
Si pierdes diez kilos en cada ciclo yo-yo, tu piel se acabará aflojando,aún cuando vuelvas a recuperar esos kilos, especialmente a medida que te haces mayor. La expansión y contracción de la piel tendrán la culpa.

5. Tus huesos pueden sufrir.
Las mujeres a medida que cumplen años tienen riesgo de osteoporosis debido a la caída de los estrógenos. Una dieta yo-yo puede exacerbar ese efecto. Al menos para las mujeres mayores estar en forma y mantener el peso es mejor estrategia que perderlo, de cara a proteger los huesos.