María Ripoll, directora de la película 'Vivir dos veces'. | Natxo Martinez Hermoso

María Ripoll, directora de 'Vivir dos veces': "La película es una comedia con algunas pinceladas de drama, ¡como la vida misma!"

La cineasta presenta la historia de "una familia disfuncional en busca de la felicidad" cuando los vaivenes del amor y la enfermedad hacen que todo se tambalee. Una batalla del día a día con la que el espectador se siente identificado desde la primera escena. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

"Un amor para recordar, un viaje para olvidar", reza el cartel de 'Vivir dos veces', la novena película de la cineasta María Ripoll ('Ahora o nunca', 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas'), que entrelaza la carcajada blanca y los bofetones emocionales de una forma tan natural que ya ha sido catalogada de 'dramedia', "¡como la vida misma!", asegura. 

En la cinta, Inma Cuesta, una actriz en el punto álgido de su carrera ('Arde Madrid', 'Todos lo saben'), da vida a Julia, una mujer todoterreno (madre, hija, esposa, trabajadora...) a la que se le rompen todos los esquemas el día que a su padre (Óscar Martínez) le diagnostican Alzheimer, al mismo tiempo que tiene que lidiar con los problemas de un matrimonio en horas bajas y con la preadolescencia de su hija Blanca. La debutante Mafalda Carbonell interpreta a esta niña de 10 años que, al igual que ella fuera de la pantalla, sufre artrogriposis en las piernas. "Pensamos que nunca podría andar y ha pasado por varias operaciones", explicaba en una reciente entrevista su padre, el actor/escritor/humorista Pablo Carbonell

Hablamos con la directora días antes de la 'premiere' de la película, que llega este viernes 6 de septiembre a las salas de cine para dar el pistoletazo de salida a los estrenos del nuevo curso. 

Cartel de la película 'Vivir dos veces', estreno el viernes 6 de septiembre.  | Natxo Martinez Hermoso

- Para hablar de esta película se ha usado mucho el término ‘dramedia’, ¿cómo se explica una comedia dramática?

Creo que ‘Vivir dos veces’ es una comedia con algunas pinceladas de drama, ¡como la vida misma! En algunas ocasiones, circunstancias muy dramáticas tienen sus momentos de risas y lo mismo ocurre a la inversa. Es una ‘road movie’ llena de emociones y situaciones surrealistas y divertidísimas que además te hacen reflexionar. Con esta película queremos aprender a reírnos de nosotros mismos y de los momentos duros de la vida, para afrontarlos de una manera positiva.

- La cinta retrata la situación de muchas familias: el papel de los abuelos en la sociedad, los nuevos problemas de los adolescentes… ¿hay algo de autobiográfico en ello?

Bueno, cada película que hago es como una tesis personal para aprender sobre diferentes situaciones y vivo mi vida casi a través de mis personajes. He intentado mostrar esas situaciones familiares de las que no solemos hablar, pero que se merecen un espacio, aunque sea en tono de comedia. Además, creo que estamos en una sociedad que no tiene tiempo para nuestros mayores, parece que están olvidados, que molestan… ¿cuándo ha pasado esto? Es muy injusto que no se respete a personas con una vida tan rica y llena de experiencias como la que han tenido muchos abuelos. 

- Se estima que en España padecen Alzheimer,unas 800.000 personas, ¿es esta cifra las que te llevó a incorporar la enfermedad a tu historia?

Me parece que es una realidad que no se cuenta y a la que debemos darle visibilidad. Es cierto que en nuestro país hay 800.000 personas afectadas, junto a sus 800.000 familias, pero la película no trata directamente sobre el Alzheimer, sino sobre una familia disfuncional en busca de la felicidad. Hemos tratado la enfermedad con mucho respeto, tanto lo que tiene que ver con el enfermo como con los cuidadores. En un pase que hemos hecho antes del estreno, muchas personas que están sufriendo esta enfermedad en sus familias se han sentido super reflejadas, al mismo tiempo que felices y aliviadas por ver una historia con tanto positivismo. ¡He recibido tantos abrazos sinceros de ellos!  

La directora María Ripoll junto a los protagonistas de la cinta.  | Natxo Martinez Hermoso

- La película es muy familiar, ¿qué puede aportar a cada generación?

Al tratarse desde el punto de vista de las tres generaciones, creo que todos nos podemos sentir identificados con los personajes. Julia es una de esas mujeres que hacen creer que podemos con todo: el trabajo, la familia, la pareja, los padres, los hijos... Los niños o ‘teenagers’ se verán reflejados en Blanca y se preguntarán qué hacen todo el día enganchados a un móvil y mirando para abajo cuando hay cosas maravillosas pasando a su alrededor. Y, por último, el abuelo Emilio, que se enfrenta a la enfermedad y, antes de empezar a olvidar, decide recordar ese gran amor de juventud. 

- Precisamente, el hilo conductor de la película no es ni la familia ni la enfermedad, sino el amor. 

Cuando me pasaron el guión de María Mínguez vi que en realidad era una película de amor; no solo de cada una de las generaciones sino también entre ellas. Se trata de una familia que no está acostumbrada a decírselo, pero emprenden esta aventura porque se quieren. Como no escuchamos a nuestros mayores, no sabemos que hay amor en la tercera edad; como no nos escuchamos a nosotros mismos, no sabemos que estamos viviendo una situación de pareja que igual no queremos vivir; y, como los jóvenes no escuchan a nadie más que a los ‘influencers’ de sus pantallas, no saben que esos amores virtuales no siempre son lo que parecen.

Mafalda Carbonell, Inma Cuesta, Óscar Martínez y Nacho López, protagonizan 'Vivir dos veces'. | Natxo Martinez Hermoso

- Inma Cuesta ha confesado que tuvo sus reticencias a la hora de aceptar el papel, ¿cómo ha sido trabajar con ella?

Cuando le ofrecí el proyecto a Inma, que era mi primera opción, según el guion tenía que tener una hija de 17 años y me dijo que se sentía muy joven para tener una niña tan mayor. Pero más tarde le insistí porque habíamos encontrado a Mafalda, que en ese momento tenía 9 años a punto de cumplir 10, y era una hija maravillosa para ella. Gracias a mi insistencia conseguí que hiciera este papel. Es una gran profesional, aporta mucho al personaje. 

- Mafalda Carbonell es el otro gran personaje femenino y quizás la mayor sorpresa de la cinta, ¿cómo ha sido su debut? 

Es una crack, tuvimos que reescribir el guion cuando la encontramos. Era una apuesta muy arriesgada, pero desde el principio supe que era ella. Y así lo demuestra el que todo el mundo se enamora de ese personaje y de la propia Mafalda... ¡es una robaplanos!  Sus padres dicen que es 'un alma vieja', que tiene una señora de 80 años metida en el cuerpo, porque su espontaneidad es increíble. Ha sido maravilloso trabajar con ella.

Los actores Óscar Martínez, Mafalda Carbonell e Inma Cuesta forman una "familia disfuncional en busca de la felicidad" en 'Vivir dos veces'.  | Natxo Martinez Hermoso

- Su padre nos confesó que cada vez que fue a verla al rodaje terminó llorando de emoción...

Es que es muy conmovedor trabajar con ella porque conquista a todo el mundo: a los de figuración, a los de sonido, a sus compañeros… Mafalda es una luchadora y una superviviente, que se ha enfrentado a una enfermedad y se ha hecho muy fuerte. Habla con una profundidad y una honestidad que no he visto en casi nadie. Yo creo que su personalidad se debe a la buena educación y al amor que ha recibido desde casa.

- ¿Qué le dirías a nuestros lectores para que llenen las salas en el estreno de este viernes?

Que vayan al cine porque se encontrarán con una historia de seres humanos que están pasando por lo mismo que muchos de ellos. Se puede ir en familia o solo, es una película que se disfruta porque te toca directamente al alma.

Relacionados