Viggo Mortensen, junto al actor Lance Henriksen, dirigiendo su primera película: 'Falling'. | @caramelfilms

Viggo Mortensen: "Quería dirigir para contar mi propia historia"

Éste es su año. El genial artista dirige su primera película, “Falling”, un drama familiar tan personal y brillante como él, al tiempo que recibe el Premio Donosti a toda su carrera en el Festival de cine de San Sebastián.

Ester Aguado|Woman.es

Resultaba extraño que alguien tan creativo como él –que siempre se ha destacado por sus múltiples facetas artísticas: pinta, compone música, escribe poesía, dirige su propia editorial y productora de cine y es un maestro en la fotografía– no hubiera dirigido nunca hasta ahora. Nos confesó que no era por falta de ganas... sino de financiación: «Intenté hacerlo antes. La primera vez fue hace unos 23 años, con un guion para rodar en Escandinavia. Durante los últimos seis años quise poner en marcha otras dos historias, pero es complicado encontrar el dinero para hacerlo», explica.

Y salir de su zona de confort, como actor nominado tres veces al Oscar, ¿no le dio vértigo?

Siempre me ha interesado el esfuerzo colectivo de hacer cine. Observando a productores, fotógrafos y directores, he aprendido cómo los buenos equipos evitan errores y solucionan los inevitables obstáculos a los que se enfrenta cualquier producción. Cuando llegó la oportunidad para dirigir me sentía listo y con muchas ganas de emprender el viaje.

Viggo tuvo que actuar también en la película para obtener su financiación. | @caramelfilms

Además, ha dado un triple salto mortal: ha escrito, actuado y dirigido en “Falling”… ¿Era necesario?

Tuve que actuar en la película para conseguir la financiación. No era mi idea inicial. ¿Se pierde perspectiva al estar dentro de la obra? No lo sentí así. Me encantó empaparme con la preparación, el rodaje y el montaje. Incluso como actor, siempre me ha interesado lo que hace todo el equipo. Lo que he aprendido desde que empecé a trabajar en el cine es que las buenas películas son fruto del armonioso y meticuloso trabajo colectivo y no el resultado exclusivo de una directora o un director. Para hacerlo bien hay que prestar atención a todas las sugerencias que te presentan tus colegas.

Le ha dedicado “Falling” a sus hermanos, Charles y Walter Mortensen, ¿por qué?

Porque ellos comparten algunos recuerdos que son la base de la historia, y pensé que merecían ese agradecimiento. Mi motivación para rodarla fue el deseo de explorar lo que siento por mis padres y lo que me han enseñado en la vida.

De entre todas las historias que seguro guarda en un cajón, ¿por qué este drama familiar tan duro?

Fue el primer guion que logré financiar. Y pensé que podría ser buena idea empezar con una historia algo personal, con un cuento familiar, en paisajes que conozco muy bien. “Falling” narra un reencuentro entre un hijo homosexual y su padre conservador, enfermo de demencia senil –tanto su padre como su madre han sido diagnosticados con ella–.

La película acaba de ganar del Premio Sebastiane, galardón que a iniciativa de Gehitu comenzó a concederse en el año 2000 a la mejor obra de temática LGTB de entre las que participan en el Festival de San Sebastián. | @caramelfilms

¿Ha costado que los productores confiaran en el primer paso de un actor que nunca había dirigido?

Al principio, sí, pero también porque es una historia algo arriesgada, un poco diferente, que no toma una vía narrativa convencional y no se resuelve de una manera fácil ni sentimental.

Ya cosecha buenas críticas y participa en festivales (Sundance, Cannes, Toronto, San Sebastián), ¿el éxito es ese o que el público la arrope?

Las buenas críticas y los laureles de festivales de cine ayudan a atraer a los espectadores, pero lo más importante es que la gente tenga ganas de verla y le guste. Son tiempos difíciles, con la pandemia, pero soy optimista y creo que nuestra película encontrará su público.

¿Qué tiene usted de John, su protagonista, tan paciente, reflexivo y comprensivo?

No siempre soy tan paciente como el personaje...La verdad es que soy algo impaciente y no dejo ningún detalle inexplorado.

¿Qué serie o película de las que haya visto en este confinamiento le hubiera gustado dirigir?

Ninguna... Aunque vi muchas películas en este tiempo, también leí y escribí más de lo normal durante el confinamiento, y aprecié la oportunidad de pasar más tiempo con la familia. Entre las cosas que pude escribir, tengo un nuevo guion. Quizá pueda dirigir esa historia.

¿Y no se ha planteado nunca dirigir… a un equipo de fútbol, con lo que le apasiona?

No tengo el conocimiento táctico suficiente ni la experiencia práctica para ser director técnico en el fútbol, ¡por muy hincha que sea!

Como gran ecologista que siempre ha sido, ¿cree que sacaremos alguna lección de la pandemia que nos golpea o somos demasiado testarudos?

Algo se aprenderá, por parte de algunos, desde luego. Pero para muchos líderes políticos e industriales el dinero es más importante que el bien del planeta y de los seres que lo habitan. Si uno no es consciente de la urgencia para cambiar nuestro comportamiento, es que no está prestando atención o que su egoísmo le impide reconocerlo.

¿Pondría su arte al servicio de un documental?

Es posible, pero no ahora. Antes tengo tres guiones de ficción que quiero dirigir, si hay suerte. Pero sí que he producido para mi productora, Perceval Pictures, un documental que ha dirigido mi hijo, Henry Mortensen, llamado “Ugly Pop”, sobre el grupo Skating Polly, de Oklahoma. Es un proyecto especial, construido con mucho amor.

En su emocionante discurso del Premio Donostia, le agradeció al público su premio... 

Porque la gente, con su presencia en las salas de cine, nos dan la oportunidad de contar historias que nos marcan y, a veces, nos unen a todos.

Esta dura pero interesante historia está protagonizada por él mismo junto a Lance Henriksen, Terry Chen, Sverrir Gudnason, Hannah Gross, Bracken Burns y Laura Linney, tres veces nominada a los Oscar. | Emily Assiran

Se maneja detrás de las cámaras con la versatilidad que exhibe delante y que le ha valido tres nominaciones a los Oscar (“Green Book”, 2019, “Capitán Fantástico”, 2016 y “Promesas del Este”, 2007). Esta dura pero interesante historia está protagonizada por él mismo junto a Lance Henriksen, Terry Chen, Sverrir Gudnason, Hannah Gross, Bracken Burns y Laura Linney, tres veces nominada a los Oscar.