ISTOCK

Este es nuestro mayor miedo cuando estamos en una videollamada

¿La cámara no funciona?, ¿no tener buena luz?, ¿no escuchar nada? No, en una videollamada de Zoom hay cosas que nos preocupan mucho más... 

Woman.es

¿Eres de la que se pasa varios minutos preparándose para una videollamada o de las que llega tarde a ellas, con "los pelos locos" y el micro sin probar? Pues tanto si te sientes más próxima del primer grupo que del segundo, te sorprenderá saber qué es lo que a la mayoría de la gente le preocupa más en lo que respecta a este tipo de comunicaciones a distancia a través de internet. 

No es que la cámara no funciona, ni siquiera que no les oigan al otro lado o no escuchar ellos lo que les dice. Nada de eso. El mayor miedo de los españoles según la aplicación Zoom es (redoble de tambores) ... ¡marcarnos un "Merlos"! 

La pandemia nos ha dejado algunas anécdotas muy divertidas en las videollamadas propias y ajenas. Desde aquel ministro de Rumanía al que la cámara le jugó una mala pasando dejando a la vista que solo se había vestido de cintura para arriba hasta la amante del periodista Alfonso Merlos cruzándose por detrás en pleno directo.

Esto último se hizo tan viral que al final ha acabado formando parte del lenguaje de la calle. Ahora, la expresión ya no es que sea famosa, es que también sabemos que es el gran temor de los españoles en sus videollamadas, que no les pase a ellos. Este miedo se impone en un 6% al segundo de la lista -27,06% frente al 21,76%-, "que se nos olvide poner el fondo virtual y se vea nuestro desorden", según explican desde Zoom. ¿Los compartes?

Rawpixel

No es la única curiosidad que nos ha permitido saber la información compartida por la compañía digital, ya que también cita cuál es la prenda favorita de los españoles para sus videollamadas. 

La respuesta a esta cuestión es sorprendente e inesperada, porque el 32,94% dice preferir el chándal. Sorprende menos que la mayoría solo se preocupe de lo que lleva de cintura para arriba, que el 65% de los españoles reconozca no ponerse complemento alguno -incluyendo joyas- para sus videollamadas, que el calzado favorito sean las zapatillas de estar por casa (29,80%) y hasta que el 25% se deje el pijama.

Imaginamos que estos últimos sí lo harán en videollamadas de trabajo, pero no podemos quitarnos de la cabeza lo del chándal. ¿De verdad la mayoría os atrevéis con el chándal en las videollamadas de trabajo?

Le ha faltado a Zoom preguntar el matiz clave en esta cuestión: ¿qué tipo de chándal? Porque no es lo mismo un conjunto de punto o de algodón a juego que el diseño del 2005 que tienes para estar por casa dado de sí y lleno de manchas mayores de edad...