Taylor Swift participa en el 'One World: Together at Home' con motivo de la pandemia por Covid-19. | GLOBAL CITIZEN / GTRES

Así es la actuación en los ACM de Taylor Swift que ha hecho llorar a las redes (y para la que se ha encargado ella misma de su 'look beauty')

Un regreso muy esperado.

Clara Hernández | Woman.es

"Es la artista de la década", "Estoy a punto de llorar". "Mi madre me dio la vida pero Taylor Swift cantando 'Betty' en los ACM Awards me da ganas de vivirla". 

Así han reaccionado las redes ante la actuación de Taylor Swift este miércoles en los Academy of Country Music Awards (ACM), la cual suponía la primera de la artista en ese escenario tras siete años de ausencia, justo el tiempo que ha tardado en regresar a los ritmos folk que inspiraron los inicios de su carrera. Sin embargo, han bastado cinco minutos, los que ha durado su interpretación acústica y emotiva protagonizada por el  tema 'Betty', para que se convirtiera en reina de la ceremonia, musa de Twitter (que la ha elevado rápidamente a 'trending topic' internacional) y en diosa delicada y deslumbrante, obra de un look de Stella McCartney que combinaba un top entallado de lentejuelas oscuras con cuello perkins con unos sencillos pantalones en color arena de talle alto con un detalle bordado en la parte inferior, y sandalias. 

Casi tanto como el romanticismo de su canción -perteneciente a su último álbum, el octavo ya, 'Folklore', que está arrasando- y de la letra de esta, que se inspira en la visión del mundo y los sentimientos de un adolescente, el peinado de la artista ha sido uno de los puntos más comentados por sus 'followers', que aseguraban que había sido la misma Taylor quien se había encargado de su look beauty (punto que confirmaban, más tarde, distintos medios). 

La artista ha apostado por la naturalidad y ha lucido flequillo corto y rizado que recordaba a los looks de sus inicios, así como un favorecedor recogido 'messy' en color 'bronde' que le hacía parecer un hada entre los focos. Los labios rojos -y la magia del momento-con una Taylor haciendo vibrar con calma su guitarra, han puesto el broche final al instante más especial de la noche. ¡Sin duda, de diez!

Relacionados