Jennifer Rocha, ejecutiva de cuentas de la agencia de Trescom, opina sobre el teletrabajo. | J. R.

Ventajas y desventajas reales de trabajar en casa por la crisis del coronavirus

Hemos preguntado a distintas profesionales que están teletrabajando estos días y a expertos en el tema lo mejor y peor de esa opción. 

Clara Hernández | Woman.es

La crisis del coronavirus o covid-19, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de clasificar como pandemia, ha modificado en tiempo récord nuestros hábitos y nuestro trabajo. Actualmente, especialmente en las comunidades donde se ha determinado el cierre de los centros escolares (Madrid, parte del País Vasco, La Rioja), son muchas las empresas que ofrecen la posibilidad de teletrabajar a aquellos empleados que "lo requieran por razones de conciliación familiar o riesgo manifiesto de contagio". Otras compañías han decidido cerrar directamente sus oficinas físicas e instaurar el trabajo desde casa para toda la plantilla, sin excepciones.

La experiencia ha dejado testimonios y opiniones de todo tipo sobre esta fórmula de trabajo que, según los expertos de The Valley, que optan por métodos híbridos protagonizados por la flexibilidad laboral y aseguran que trabajar "ocho horas en una oficina fija pasará de moda", está todavía poco instaurada en España (las estadísticas indican que el 92,5% de la población española nunca teletrabaja).

Hemos preguntado profesionales del mundo de la moda y de otros ámbitos, con o sin hijos, así como a expertos, para desentrañar cuáles son las ventajas y desventajas reales, cotidianas, de trabajar en remoto. 

Almudena Aguirre: "Es solitario"
Puesto: Directora de cuentas en Piazza de Poète, Colectivo Tenerife Moda, Imiloa o Triumph.
Hijos: Una niña de seis años.
Almudena Aguirre ve el teletrabajo como una fórmula "temporal" que ha ayudado a solventar la situación especial que atravesamos, pero menos efectiva que el trabajo presencial y menos enriquecedor en lo personal. "Te sientas más sola", explica Almudena, que también destaca que al estar juntos en la oficina hace que todo el mundo esté "poniendo cosas en común y cualquier duda que surge se resuelva más fácilmente". ¿Otro dato? "Por mi experiencia, se trabaja más. Estás en tu casa, no tienes que salir corriendo y sigues y sigues". 

Carolina Barceló : "El teletrabajo es menos operativo".  | C. B.

Carolina Barceló: "Tengo a los dos peques encima"
Trabajo: Directora de la agencia Comunicación de Moda.
Hijos: Dos, de 3 y 4 años.
Tampoco Carolina es partidaria del teletrabajo a largo plazo porque es "menos operativo". Aunque la tecnología ya permite que seamos bastante autónomos, considera que somos "españoles y nos gusta vernos". Además, lo presencial permite solucionar "cuestiones de forma más ágil". En su caso, siendo madre de dos hijos de 3 y 4 años, no es fácil teletrabajar: "A los niños no les han puesto deberes porque están en Infantil. Los han mandado a casa y ya está, apáñense ustedes. Tengo a los dos peques encima. Se portan bien, pero no dejan de tener 3 y 4 años". 

Rebeca Mato: "Rindes más pero no se puede suplir parte del trabajo"
Trabajo: Responsable de Comunicación de la firma Compañía Fantástica
Hijos: No
La firma de moda ha decidido cerrar su 'show room' por seguridad. "El 80% de mi trabajo lo puedo hacer teletrabajando gracias a la tecnología. Por ejemplo, la gestión de redes sociales, ciertos contactos con la prensa, la relación con mis compañeros de equipo... pero al cerrar el 'show room', hemos dejado de atender a los estilistas (de donde salen los posteriores reportajes en las revistas y envíos a influencers) y no se hace una parte importante del trabajo, no se puede suplir", explica Rebeca, quien por otra parte es capaz de enumerar ventajas a esta forma de trabajo en casa: "Estás más concentrado, no te distraen las llamadas, rindes más". 

María Peña Núñez: "Con el teletrabajo te ahorras idas y venidas". | M. P.

María Peña Núñez: "Tienes que teletrabajar y ser la profe de tus hijos a la vez"
Trabajo: Administrativa del grupo Engie.
Hijos: Dos, de 8 y 5 años. 
Muchas profesionales con niños se han encontrado con la dificultad de cumplir con el trabajo desde casa mientras, a la vez, cuidan a los niños y les ayudan con los deberes. "Este ya es el segundo día que los niños están en casa y están más revolucionados. Además, les han mandado tareas del colegio y tienes que ser su profesor y parar tu trabajo para ayudarles", opina María, quien sin embargo defiende el teletrabajo en condiciones normales: "Madrugando igual puedo empezar a trabajar a las 7 de la mañana cuando a la oficina no llego antes de las 8.40. Me ahorro mucho tiempo de idas y venidas". También ella coincide en que en casa se trabajan "más horas". "Si se queda algo pendiente, te enganchas y sigues". 

Jennifer Rocha: "La experiencia está siendo buena. Lo mejor es la flexibilidad"
Trabajo: Ejecutiva de cuentas en Trescom. 
Hijos: No
Empezaron este miércoles con el teletrabajo y la experiencia está siendo "muy buena", opina Jennifer.  "Lo importante es organizarse y ser igual de productivo", añade, antes de incidir en la importancia de seguir "hábitos saludables": "No estar en la cama con el ordenador en las piernas, hay que crear un espacio de trabajo con sus medidas de seguridad para evitar riesgos". Aún así, reconoce que las reuniones presenciales suelen ser más productivas y "siempre viene bien interactuar cara a cara". Por ello, se decanta por una solución mixta protagonizada por la flexibilidad "y que se pueda teletrabajar cuando las necesidades lo requieran". 

Erika Román: "La ventaja es ahorrarme el coche y el tráfico"
Trabajo: Departamento de Sourcing de Banco Santander.
Hijos: No.
Para Erika Román, la ventaja del teletrabajo es ahorrarse "el coche y el tráfico. En lugar de estar una hora conduciendo, he trabajado una hora". Aunque también tiene sus inconvenientes: "Es verdad que al no tener a tus compañeros cerca, o estás al teléfono o con un correo o con el chat de empresa, y es un no parar de llamadas, videoconferencias, más el trabajo que tienes que hacer... ¡Llevo solo dos días y he estado más a tope que en la oficina!". En casa, además, hay otras labores que atender: "He tenido que prepararme la comida; en el trabajo tenemos una cantina y puedo comer bien y relativamente rápido. Aquí tardo un poco más".  

C. V.: "En algunos colegios faltan plataformas online"
Trabajo: Profesora de Infantil en un colegio público de Madrid. 
Hijos: No.
El lunes la Comunidad de Madrid decidió que se cerraran sus centros escolares. Desde entonces, gran parte del trabajo de los profesores del centro donde trabaja C. V., que hasta el jueves han tenido claustros diarios presenciales en su centro escolar, ha sido gestionar tareas para los niños para los próximos 15 días. Sin embargo, el envío de estas tareas depende de las herramientas digitales y plataformas que tenga el centro, es decir, "de su actualización" en tecnología. En el centro de C.V, donde gran parte de la dirección y profesorado es mayor, las tareas se mandan por correo electrónico, pero la docente piensa que con "sistemas más modernos que ya se utilizan en otros centros, como Educa Madrid, pueden dar buenos resultados para periodos en los que sea necesario el e-learning". Hay otra dificultad, señala la experta: "No es lo mismo gestionar tareas para universitarios, que para niños de Infantil o Primaria, que son dependientes. No es la misma carga de trabajo para los padres".

Juan Luis Moreno: "En las reuniones presenciales se pierde más tiempo"
Trabajo: Partner y Chief Innovation Officer en The Valley.
Hijos: No.
Como experto de la empresa de cazatalentos y formación The Valley, la misma que augura que la jornada presencial de ocho horas está en vías de extinción, y como actual teletrabajador forzado por el covid 19, Juan Luis Moreno asegura que en las reuniones presenciales "se pierde más tiempo", y que el teletrabajo te permite "concentrarte mucho más". "No está reñido con las relaciones sociales porque tienes acceso a videoconferencias y llamadas", reflexiona. Para ello, obviamente, la empresa tiene que estar preparada tecnológicamente. Ahora bien, su modelo ideal no sería el teletrabajo puro: "Me quedo con un modelo híbrido, con flexibilidad laboral, que permita la conciliación y al mismo tiempo no esté reñido con el trabajo". En cuanto a la formación, José Luis destaca algunas herramientas que ya han puesto en marcha en su empresa y que pueden lograr que una clase no presencial sea "interactiva" y los profesores den clase "en directo". "Es el método presencial remoto que universidades como Harvard han adoptado. Se pueden hacer chats, establecer turnos de palabra y los alumnos pueden ver a cuatro alumnos en una misma pantalla".  

Relacionados