El parque temático de la depresión. | GETTY

¡Venga a llorar ! Entramos a Dismaland, el parque temático de la depresión

El grafitero más famoso del mundo levanta este parque casi en secreto. 

Paola Lei | Woman.es

¿Dónde? En la costa oeste británica, en Bristol.

¿De quien es la idea? El grafitero más celebre y secreto del mundo, conocido por el pseudonómino de Banksy ha levantado este parque prácticamente en secreto, sobre las ruinas de un parque temático que visitaba en su infancia llamado Tropicana.

¿Qué es? Es una versión disparatada y anárquica de Disneyland donde podrás ver el lado oscuro de la vida. Aquí todo acaba mal, incluidos los cuentos de hada. Todo pinta gris y acaba negro. Lo único que tiene en común con un parque temático es que en la entrada le entregarán un mapa.

¿Cuánto dura? Estamos ante un proyecto efímero que se levantará en la sexta semana. Si quiere sufrir metódicamente y ayudado por un guía, este es su momento. Anárquicos, depresivos y neuróticos estarán encantados de llevarlo por el camino más corto hasta el lado más oscuro del mundo.

La entrada es considerablemente más barata que la de los parques temáticos convencionales. Por tres libras (4,20 euros) podrás adentrarte en el universo de Banksy y los 56 artistas que él personalmente ha escogido para montar las instalaciones de arte más deprimente y realistas que pueda imaginar. Entre los elegidos hay dos artistas españoles, el granadino Paco Pomet , el valenciano Escif y la galería My Name’s Lolita Art. Además hay obras de Damien Hirst, Jeeny Holzer y el propio Banksy.

Sin embargo, en algunas páginas web como eBay, ya se cotizan las entradas entre 30 y 1.000 libras (desde 40,9 hasta 1.360 euros) .

En caso de que no tengas dinero para pagar, un usurero le ofrecerá en la puerta un negocio sucio y redondo para acceder al parque: un crédito con una tasa de interés del 5000%. ¿Te suena de algo La Troika y los fondos de rescate de la Unión Europea?

En los estanques del parque no encontrará delfines simpáticos que salten haciendo piruetas alrededor de su guapísima domadora. Su lugar está ocupado por orcas asesinas y por pateras de emigrantes hacinados que luchan por llegar a las costas de Europa.

Los carros de choque no son de colores brillantes, sino de un gris severo, dentro sentada con su guadaña espera la parca en una alegoría bastante clara del peligro de mortalidad en las carreteras del mundo. 

En los castillos del reino te puedes encontrar a un niño palestino cavando un muro en Gaza y en las pistas deportivas un atleta de élite lanza un misil en los Juegos Olímpicos 2012.  Ya dentro del castillo gótico, Cenicienta agoniza después de haber sufrido un accidente mortal con su carroza, mientras cientos de paparazzis toman fotos de sus últimos minutos en este mundo. Una historia que recuerda demasiado al accidente en París de Diana de Gales.  También se recrea el interior del Puente del Alma, donde tuvo el accidente. Puedes recorrerlo a la misma velocidad que lo hizo en su último día de vida Lady Di. Y no me diga que es toda una experiencia para segregar chorretones de adrenalina.

Los niños pueden calentar sus manos contra un resplandor radiactivo sobre el que caminan en una de las galerías. La mítica obra de Gustav Klimt El Beso se proyecta sobre uno de los muros de Siria mientras cientos de escudos de artillería apuntan hacia el cuadro. La policía armada es omnipresente, también lo son el gris, los restos de bombardeos y las revueltas de los suburbios con sus muertes y su sangre impregnada en los adoquines de las calles. La fuente del Lido  se recrea como un policía armado con un cañón de agua antidisturbios.

La versión más dramática y desagradable de la realidad está reunida en en el antiparque temático, y sin embargo desde la semana pasada que se inauguró las colas no disminuyen. Todos quieren ver los 10.000 metros cuadrados que Banksy define como “un parque incómodo para los niños”.

Después de una o dos horas en Dismalad te sentirás como una anarquista subversiva y te creerás capaz de quemar contenedores o de ir de tertuliana a un programa de política en Tele 5.