Úrsula Corberó, en la mesa de Pablo Motos.  | GSR / GTRES

Hay que hablar de las lágrimas de Úrsula Corberó en 'El Hormiguero' pero también de su look

La actriz se emocionó en uno de los momentos del programa, al que había acudido junto a Álvaro Cervantes para presentar la película 'El árbol de la sangre'.

Clara Hernández | Woman.es

Encontrarse a la explosiva Úrsula Corberó en un plató suele ser una garantía de diversión, gritos, sorpresas y buenos índices de audiencia. Algo de eso hubo este martes en 'El Hormiguero', donde la actriz acudió junto a Álvaro Cervantes, su compañero de reparto en 'El árbol de la sangre', para presentar esta película.

Pero en esta ocasión, la actriz no solo regaló sonrisas irresistibles, algún bufido exagerado ("buah, buah, buah"), muletillas ("bah, tío, tío, tío, tío") y un look rockero de 10, con un cierto aire 'bowiano, protagonizado por  logomanía. Además, pudimos conocer de primera mano que Álvaro le pasaba los apuntes en clase. Y qué le hace llorar (y lo sabemos porque llegó a derramar alguna lágrima ante las cámaras). Pues bien, lo que hace que la barcelonesa se emocione es, ni más ni menos, que lo que nos emociona al resto: los recuerdos de la infancia. 

GSR / GTRES

El programa había descubierto que Álvaro Cervantes y Úrsula Corberó habían sido compañeros de colegio, de pupitre y, además, grandes amigos de siempre. Incluso se insinuó que entre los dos había habido algún "rollito de primavera" y que se habían gustado. "Cosas de la adolescencia", dijeron los dos, que luego se transformaron en jugadores de una aplicación de realidad virtual que les permitió recorrer el colegio en el que ambos habían estudiado. Fue precisamente este juego, que permitió a Úrsula sentarse en su pupitre y recordar anécdotas del colegio, el que concluyó con la actriz llorosa (mira a continuación las imágenes). 

Además de conmovernos y demostrarnos que Úrsula Corberó es un volcán de emociones, la catalana nos fascinó con un look que bebe de los años ochenta y que podría haber subyugado a un David Bowie tardío. 

La intérprete de 'La casa de papel' hace ya unas semanas que luce un corte pixie, con flequillo triangular y pelo más largo por atrás, que ha actualizado su peinado cortísimo y le da un aspecto más vintage y glamouroso. Además, lució una vistosa camisa oversize de satén roja recorrido por el logo de Nina Ricci, la responsable de su diseño. La camisa iba por fuera de unos rockeros pantalones negros tipo legging con efecto piel y altísimas botas 'over knee' negras que llegaban a confundirse con el pantalón. 

La artista completó su look con unos pendientes en plata, con forma romboide y también aire ochentero. ¿Lo copiamos? Mira todas las imágenes de su paso por el programa de Pablo Motos: 

Ver 7 fotos