Fotograma de Dark | D.R

¿Por qué todos hablan de Dark? Una 'explicación' sin spoilers de la exitosa serie de Netflix

La tercera temporada de la serie se estrenó el 27 de junio y su fin ha causado un verdadero revuelo entre sus fans. Te contamos los detalles detrás de su gran éxito 

Andrea Morales |Woman.es

Solo hay una cosa en la que todos los fans de Dark, la serie de ciencia ficción alemana de Netflix, coincidimos: parece que nunca terminas de entender la trama. Cuando por fin unes el rompecabezas viene otra pieza del puzzle que te vuelve a descolocar el tablero.

Y vaya que intentamos poner en orden todas las partes, pero es que mientras creamos diferentes hipótesis sobre lo que está pasando empiezan a ocurrir cosas que aparentemente no tienen explicación y que terminan por desmoronar todas tus premisas.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DARK (@darknetflix) el

 

 

Dark está ambientada en una pequeña y ficticia ciudad alemana llamada Winden, al principio la trama parece que trata sobre niños que desaparecen de la nada y acontecimientos sobrenaturales que cambian la vida de algunas familias del pueblo. Sin embargo, las cosas se empiezan a complicar cuando Mikkel, un niño de 11 años, se pierde cerca de una cueva en 2019, casi en iguales circunstancias a lo que le sucedió 33 años antes a su tío paterno.

Conforme avanza la serie aumentan el número de personas que “se van como por arte de magia", sin dejar rastro pero que aparecen en otras épocas. ¡Locura! Y justamente en esta premisa encontramos el verdadero argumento de la historia: los viajes en el tiempo.

Para “entenderla”, es necesario que estés dispuesto a prestar atención a cada detalle, te obliga a trabajar tu memoria, recordar nombres, rostros y años y sobre todo, te invita a plantearte ideas poco ortodoxas que no resultan tan disparatadas. Jantje Friese y Baran bo Odar, la guionista y productora, y el director, han construido cuidadosamente un verdadero laberinto de personajes que enganchan al público.

Las primeras dos temporadas son completamente confusas. Personajes que viven en los años 1921, 1952-1953, 1986-1987, 2019-2020 simultáneamente. Que se encuentran con su yo del pasado o del futuro y que intentan cambiar el rumbo de sus vidas para evitar el apocalipsis, pero tiene que tener cuidado porque al alterar un acontecimiento pueden poner en riesgo su propia existencia.

Este embrollo difícil de explicar está inspirado en la idea del “enterno retorno”, una concepción del tiempo característica de la filosofía de Friedrich Nietzsche. En este caso, Dark plantea la posibilidad real del funcionamiento del tiempo como un bucle eterno, lo cual produce la eliminación del tiempo tal y como lo entendemos: con pasado, presente y futuro.

En el programa los personajes pueden moverse entre estos tiempos e influir sobre los hechos que suceden antes o después. A través de los capítulos la serie fundamenta esta idea, se apoya en elementos de la ciencia ficción como los viajes en el tiempo, los agujeros de gusano y las invenciones humanas orientadas a cambiar y alterar el curso de los hechos en una sola línea temporal para demostrar cómo las acciones de una persona en diferentes estados configuran la realidad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DARK (@darknetflix) el

En Dark es inevitable preguntarse: ¿qué ocurrió primero? porque como ya hemos explicado la vida dentro de Winden no ocurre en un tiempo lineal. Y entonces viene la siguiente interrogante: ¿en qué mundo suceden los hechos?

Así con esa duda sin resolver nos introducimos en la tercera temporada en la que solo tenemos claro una cosa: “el fin es el comienzo. Y el principio es el fin”.

Esta nueva y final entrega de la serie alemana transcurre en dos mundos. Aquí descubrimos que existe un Winden alternativo, en el que que todo es similar y distinto a la vez: la misma escuela, la misma siniestra planta de energía que suena en el fondo, los mismos bosques espeluznantes, pero los personajes tienen características distintas. En este Winden como en los otros las cosas no están yendo muy bien: los niños desaparecen y aparecen otros muertos y además, hay nuevos personajes, en específico un maquiavélico trío formado por un viejo, un adulto y un niño que han comenzado a deambular y asesinar.

En esta última temporada solo tenemos una meta y es conseguir resolver el misterio fundamental: ¿Cuál fue "el origen", el punto exacto en que todas las líneas de tiempo comenzaron a cruzarse?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DARK (@darknetflix) el

Aunque parezca imposible, la serie logra responder todas las dudas en su último capitulo. Pero por supuesto es importante tener claro que no hay forma de concluir una historia como esta de una manera normal. La razón de esto es porque Dark está llena de paradojas como, por citar un ejemplo,la de Charlotte que es su propia abuela. No, no hay forma de explicarlo, porque es un bucle que tiene vida propia. Ya sabemos que Charlotte tuvo una hija, Elisabeth, quien a su vez tuvo una hija llamada Charlotte, que cuando es bebé es llevada al pasado para luego convertirse en adulta y en la madre de Elisabeth, y todo se vuelve a repetir.

En Dark no hay principio ni fin, todo es una secuencia que ocurre en bucle sin parar.