Una imagen de 'Outlander' y el torso pletórico de Sam Heughan | Movistar +

Cuando la tele echa humo (y, sí, hablamos de sexo)

Existen series con mucho (y buen) sexo. Estas son nuestras preferidas.

Ana Cortizo | Woman.es

"¿Elegir una serie por sus escenas de sexo? ¡Yo no soy de esas!". Pues claro que no, ya lo sabemos. Pero, solo por si te aburres de pasar una y otra vez los incontables momentos de casi cama de 'Anatomía de Grey' o 'Lucifer', vamos a desvelarte qué títulos tienes que ver si buscas momentos eróticos explícitos, emotivos y protagonizados por 'cuerpos danone'.

Y es que, por intelectual, profunda, o pacata que seas, a nadie le amarga un dulce, y mucho menos cuando el dulce tiene el trasero de Jamie Fraser o Jon Nieve (¿quién ha dicho eso? ¡Nosotras no somos de esas!).

La culpa de esta conversación, por supuesto, la tiene 'Outlander', esa serie de premisa demencial (romance, viajes en el tiempo y kilts) que nos ha conquistado a la vez el corazón y algunas cosas que quedan más abajo. Basado en la saga de novelas románticas de Diana Gabaldón, este título tiene un talento especial para dejarnos en trance cada vez que nos mete a un escocés en la cama.

El erotismo de 'Outlander', en acción. | Movistar +

El secreto, además del torso de Sam Heughan, está en una tensión sexual bien sostenida y en unas escenas de cama que son mucho más que el habitual 'aquí te pillo aquí, te mato' (siempre con gozosos resultados) al que nos tiene acostumbradas la televisión. Ah, y en una buena dosis de reversión de géneros que lleva a que la novia instruya al novio en su noche de bodas o a que, por una vez, sea él el que sufra violencia sexual y se pase una temporada mirando al infinito mientras  supera el trauma.

No se puede hablar de sexo en la pequeña pantalla sin mencionar 'Juego de Tronos', una serie que reduce el número de visitas a PornTube cada vez que se emite.

Los siete reinos empezaron su andadura con altas temperaturas (25 minutos de sexo explícito en su primera temporada) y no recurrieron al fundido en negro ni en los momentos más embarazosos o violentos. Eso sí, su determinación por mostrarnos todo, todo y todo lo que puede suceder en una cama les llevó a meterse en jardines complicados: orgías, tríos previos a castraciones sádicas, sexo con eunucos, adiestramiento de prostitutas, violaciones (incestuosas, nupciales, de monjas por parte de zombis con armadura completa, avisad si nos dejamos alguna).

El rostro de Daenerys junto a unas nalgas, en 'Juego de Tronos'. | HBO

La cosa siguió a buen ritmo hasta la coyunda incestuosa en la que Jon Nieve le demostró a Daenerys que sí sabe algunas cosas. Y si en la última temporada 'Juego de tronos' ha bajado el pistón erótico, puede que sea porque, con la gran guerra contra los caminantes blancos en ciernes, a los ponientes se les bajado un poco la líbido y están más para unos mandobles que para unos polvos.

Pero, mientras llega la mañana postcoital de Jon y Daenerys, existen otros títulos. Está 'The Affair', una serie que muestra a los guapísimos Dominic West y Ruth Wilson enzarzados en sexo extramarital, con toda la intensidad, culpa y urgencia que acompañan al adulterio. Está 'Masters of sex', un título retro sobre estudiosos de las dinámicas sexuales con sus propios problemas de disfunción eréctil (no os desaniméis, que a pesar de ello los momentos de cama son espectaculares). Y está 'Mad men', una oda al macho clásico (y a por qué esa actitud no funciona fuera de la cama... pero esa es otra historia).

La intensa aventura de 'The affair'. | Showtime

También puedes revisitar 'True Blood', porque nadie gana a un vampiro en cuanto a belleza musculada y porque contiene uno de los pocos guiones en los que un triángulo amoroso se resuelve con un trío que deja a todos, ejem, satisfechos. Si te aproximas al género erótico sin prejuicios, de hecho, prueba 'The girlfriend experience', una de prostitutas por elección en la gran ciudad, y 'Ray Donovan', con ese hombre que en la cama te lo dará todo menos conversación.

'True blood', pasión vampírica. | HBO

Pero en la variedad está el gusto, ¿verdad? Si lo tuyo es el sexo sucio (en todos los sentidos), échale un vistazo a 'Spartacus', una serie memorable tanto por sus musculados gladiadores como por su afición al fornicio (para lo que les queda en el convento...); y 'Orange is the new black', ambientada en una prisión femenina, que explora todas las variantes del sexo homosexual (y el hetero también, que para eso están los guardias y los flashbacks), primando el realismo sobre el glamour.

En esa misma línea, por último, llegamos a la serie que nos revela que puedes tener vida sexual (y toda una filosofía al respecto) sin necesidad de un cuerpo 10: un solo capítulo de 'Girls' con Lena Dunham paseándose desnuda por su apartamento, amigas, hace más por las bellezas reales que cinco campañas de Dove. Y eso, a la hora de mejorar nuestra vida sexual vicaria, también es importante.