El maquillaje de Taylor Swift en los MTV Video Music Awards 2019. | Hahn Lionel/ABACA / CORDON

Taylor Swift lamenta que hayan vendido los derechos de sus discos sin avisarla, pero ya sabe qué hacer

"Se ha vendido mi música sin mi conocimiento por segunda vez", ha lamentado en las redes. 

Clara Hernández | Woman.es

¿Qué harías si eres una cantante internacional superventas (es decir, Taylor Swift) y, de repente, te enteras de que los 'masters' de tus seis primeros discos se han vendido a un fondo de inversión sin que ni siquiera te lo hayan notificado (y todo esto, cuando tú asegurabas que estabas intentando hacerte con ellos)? ¿Y si el productor que los ha vendido ha incluido en el contrato de venta una cláusula que menciona expresamente que no deben informarte de la operación? Bueno, pues esto le ha pasado a la cantante de 'Folklore', según ha contado ella misma en las redes, con un largo mensaje en el que asegura que sus "viejos álbumes" (todos ellos con varios discos platino y oro en distintos países) han sido vendidos por el productor (y enemigo acérrimo de Taylor Swift) Scooter Braun a un fondo de inversiones llamado Shamrock Holdings por unos 250 millones de euros

"Hace unas semanas mi equipo recibió una carta de Shamrock Holdings en la que se nos notificaba que habían comprado el 100% de mi música, los vídeos y el arte gráfico que hasta entonces tenía Scooter Braun. Esta es la segunda vez que mi música es vendida sin mi conocimiento. La carta decía que les hubiera gustado contactarme antes de la compra para tenerme al día, pero que Scooter Braun había exigido que no se pusieran en contacto conmigo y que, de otro modo, el trato se rompería", explica Taylor, que recalca que lleva tiempo ("los últimos años") tratando de recuperar la titularidad de los 'masters' de sus grabaciones. 

A continuación, comparte la carta que ha dirigido al fondo de inversiones, en el que les agradece sus palabras y afirma que, incluso, barajó algún tipo de colaboración con ellos. Un plan que descartó de inmediato al saber que todavía el anterior dueño, Scooter Braun, recibiría ganancias  por la música durante algunos años. 

Pero Taylor no se va a quedar de brazos cruzados y ha anunciado que regrabará las canciones de sus primeros discos, algo que puede hacer legalmente solo desde hace unas semanas y que siguió a una campaña que llenó las redes del hashtag #Taylorisfree. 

La cantante ya ha informado a los nuevos propietarios de las canciones de que comenzará el proceso "muy pronto". "Sé que esto disminuirá el valor de mis antiguos 'masters', pero espero que entiendan que es el único modo que tengo de recuperar el orgullo al escuchar las canciones de mis seis primeros álbumes y que mis fans lo hagan sin sentir remordimientos por estar beneficiando a Scooter", aclara.

Lo que está claro es que Taylor Swift, además de haber encontrado una vía para salirse con la suya, tiene para 2021 mucho, mucho trabajo grabando versiones de sus canciones. ¡Ánimo!