Susan Choi, autora de "Ejercicio de confianza" (Alba). | Heather Weston

Susan Choi: "Se debe respetar la voluntad de una joven, pero también asegurarse de que no se la quitan ni la explotan aquellos más poderosos"

La novela de Susan Choi, “Ejercicio de confianza” (Alba Editorial) fue viral en Estados Unidos y es parte imprescindible de la conversación #metoo. Ya se prepara su adaptación audiovisual. Entrevistamos a la autora.

Isabel Loscertales | Woman.es

“Ejercicio de confianza”, recién editada en español por Alba Editorial, ganó el National Book Award 2019, el premio más importante de los libreros de Estados Unidos. Pero no se quedó ahí la cosa. La novela de Susan Choi –una autora aún desconocida aquí pero muy prestigiosa en su país- pasó a formar parte imprescindible del debate #metoo. Y eso que el libro fue escrito antes de la irrupción de este movimiento.

La narración arranca en una elitista escuela de artes escénicas en los años 80. Allí conocemos a un profesor, el señor Kingsley, carismático pero manipulador: es como un vampiro que trata de alimentarse de las emociones de sus alumnos, a las que trata de llevar al extremo para su propio placer. También nos adentraremos en las relaciones entre los diferentes alumnos, en especial la de Sarah y David, una pareja que comienza una historia de amor, aparentemente idílica.

Pero en “Ejercicio de confianza”, nada es lo que parece. La novela, dividida en tres partes, profundiza en la adolescencia y, sobre todo, en las relaciones de abuso de poder y confianza que se establecen entre algunos adultos y jóvenes. También en los daños irreparables que pueden causar algunas decisiones tomadas en la juventud, cuando eres impulsiva e inexperta. Temas complejos narrados de una manera brillante y lúcida. Hablamos con Susan Choi.   

¿Su principal objetivo con “Ejercicio de confianza” era denunciar los abusos de poder?

En realidad yo nunca me embarco en un libro con un propósito principal o tema en mente, lo hago solo con una idea de los personajes y de la situación en la que están. Con este libro, quería escribir sobre gente joven apasionada por el teatro, el resto se fue desarrollando conforme fui escribiendo.

Su libro fue escrito antes del movimiento #metoo, pero ahora parece estar muy relacionado con ese movimiento, ¿le hace eso feliz? 

Me sorprendió mucho cuando el libro se incluyó en la conversación mundial que ahora llamamos #metoo. Nunca antes había escrito un libro accidentalmente tan oportuno. Estoy contenta de que el libro se pudiera beneficiar tanto de esa conversación y, afortunadamente, de añadirse a ella.

Su libro se convirtió en viral en Estados Unidos. ¿Qué le sorprendió más de la reacción del público?

Verdaderamente me sorprendió cómo el libro atrajo a tantos lectores. Mientras lo estaba escribiendo, pensaba que el libro iba a ocupar un nicho muy pequeño: ¡el nicho de gente joven haciendo teatro! En realidad, a veces estaba preocupada no solo porque el libro no encontrara una amplia comunidad lectora, sino porque a mis propios lectores no les gustara. Por eso, el alcance con el que ha sido abrazado por tal variedad de lectores, me parece asombroso.

La primera parte de tu novela sucede en 1980, ¿piensa que las chicas adolescentes de hoy día tienen más herramientas para hacer frente a los abusos?

Espero que sí y creo que, por lo menos, las adolescentes de hoy tienen mucho más lenguaje con el cual nombrar al abuso, y mucha más conciencia de lo que es inaceptable. Las adolescentes de hoy a menudo me parecen más sabias, más intolerantes con lo que está mal, y más insistentes en los cambios positivos, que los adultos con los que comparten el mundo.

La portada de "Ejercicio de confianza", de Susan Choi (Alba Editorial). | Alba Editorial

Uno de los personajes, David, considera y justifica una relación entre un hombre adulto de 40 años y varias chicas jóvenes de alrededor de 16 años, porque hubo consentimiento. No es el único en pensar así. ¿Qué le diría a aquellos que piensan como él?

Creo que David articula algo que que es muy real y complejo: la gente joven tiene voluntad. Su voluntad debe ser respetada y apoyada. Pero a la gente joven le falta poder. Y por eso hay un equilibrio complejo que hay que alcanzar, entre respetar la voluntad de una persona joven y asegurarse que esa voluntad no se quita ni se explota por aquellos más poderosos. No es una simple cuestión de si una joven elige algo, es responsable de sus consecuencias, ni es una simple cuestión de si la juventud debe ser privada de su elección y tratada como niños. Nada de esto es simple.   

El señor Kingsley es un profesor que cruza muchos límites. Usted es profesora en Yale, ¿se ha inspirado en algún colega? ¿Es frecuente encontrar este tipo de profesores manipuladores?

Creo que es fácil encontrar profesores que cruzan la línea en todas partes, solo hay que fijarse en los titulares, en la cantidad de escuelas que se enfrentan constantemente con este problema. Y es una pena, porque la amplia mayoría de profesores están entre la gente más desinteresada y dedicada que nunca he visto. Estoy contenta de decir que los profesores que yo conozco personalmente están en esta última categoría.   

¿Y sus alumnos le han inspirado a la hora de crear este universo adolescente?

Mis alumnos actuales y mis yo pasados me han ayudado mucho ha escribir este libro (risas).

“Las mujeres son complicadas. Rara vez se aman sin odiarse a la vez”, dice Karen. ¿Está de acuerdo en la complejidad de las relaciones femeninas?

Absolutamente. Las relaciones entre mujeres son increíblemente complicadas, y eso las hace muy cruciales y gratificantes. A menudo siento que las mujeres saben algo sobre la intimidad en la amistad que los hombres parecen no conocer al mismo nivel, o que no valoran al mismo nivel, pero esto puede ser muy injusto por mi parte. Todo lo que sé es que mis amistades con mujeres están entre las relaciones más importantes de mi vida, y no podría sobrevivir sin ellas.

La estructura de “Ejercicio de confianza” es sorprendente. Finalmente no sabes qué es verdad y qué es falso… ¿por qué eligió escribir el libro en estas tres partes?

El libro evolucionó en una estructura de tres partes… ¡no estaba planeado! Me tomó por sorpresa y estaba emocionada porque me sugería que al lector también le sorprendería.

Creo que está trabajando en una adaptación a la pantalla, ¿qué pistas nos puede dar sobre este proyecto? 

Es difícil decir qué tipo de adaptación a la pantalla será. Todo lo que sé por ahora es que la narración visual será muy diferente a la narración literaria. Estoy aprendiendo mucho sobre la marcha, o intentándolo.

No podemos evitar una última cuestión: ¿cómo está viviendo las próximas elecciones en Estados Unidos? ¿Qué cree que pasará?

Espero fervientemente que la mayoría –y es una clara mayoría- de americanos que están profundamente infelices con la actual administración, hagan a un lado los muchos obstáculos que está poniendo un partido republicano que solo se preocupa por su propio poder, y echen a Trump. Su administración es una amenaza existencial para todos, excepto los súper ricos. Tenemos que recuperar nuestro poder.