Cartel de la segunda temporada de Skam España. | D.R.

Skam España, la serie de adolescentes que no tiene nada que ver con lo que hayas visto antes (a no ser que seas fan)

Nació en Noruega pero se ha convertido en un fenómeno mundial. Te contamos qué tiene de especial esta serie y qué hace que la versión española sea única.

 

Paka Díaz |Woman.es

El 25 de septiembre de 2015 se emitió en Noruega el primer capítulo de Skam, una serie destinada al público adolescente. Aquel primer episodio se llamaba algo así como ‘Tienes pinta de puta’ y estaba formado por una serie de clips que se iban subiendo a Internet. La idea era mostrar la vida en un instituto noruego a través de actores que tenían que dar el pego como no profesionales para representar de verdad a los adolescentes. Cada actriz y cada actor que formaba la pandilla tenía una cuenta de Instagram con el nombre de su personaje donde iban posteando fotos. Los clips se iban subiendo durante el día, siempre a la hora real en la que sucedía la acción. Así, igual podías encontrarte un clip a las diez de la mañana si estaban entrando a clase, como a las diez de la noche si los personajes andaban por ahí de fiesta. Ni siquiera su creadora, Julie Andem, podía prever que la serie estaba destinada a convertirse en un éxito mundial. Pero así fue.

Un momento de la serie 'Skam Noruega'. | D.R.

Los responsables de ese éxito fueron en gran parte sus fans noruegos que comenzaron a subtitular en inglés los clips que componían cada capítulo. Las redes sociales y el boca a boca hicieron el resto. En poco tiempo la serie tenía más seguidores fuera que dentro del país. Desde Singapur a Argentina, Canadá o España, ‘Skam’ se había viralizado. Tanto que la productora noruega se vio obligada a bloquear el acceso a la web a quienes vivieran fuera del país porque si no se iban a enfrentar a demandas millonarias ya que solo tenían los derechos de emisión del musicón que forma la banda sonora de Skam para consumo local. Una vez acabada la premiada serie en el país de origen, comenzaron los remakes en otros: Francia, Alemania, EE.UU, Italia, Holanda y, el año pasado, al fin se estrenó la versión española, Skam España, producida por Zeppelin TV para Movistar+. 

Una de las características de Skam es que, aunque reproduzcan básicamente siempre las mismas historias, todas las versiones son populares entre los fans de todo el mundo. Así, el día del estreno del primer clip español, la serie se convirtió en TT, y, al anunciar la segunda temporada (en la que los guionistas españoles por primera vez incluían como protagonista un personaje nuevo), no solo se convirtió en TT en nuestro país, sino también en Italia, lo que da una idea de su universalidad. Pero, ¿cuáles son los motivos de su enorme éxito y cuáles son las diferencias y similitudes de las versiones noruega y española? Para que nos cuenten, entrevistamos a dos de las personas que mejor la conocen, su directora, Begoña Álvarez, y Rafa Taboada, productor ejecutivo de la serie de Movistar+. Ambos, como no podía ser de otro modo, primero fueron (muy) fans. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de SKAM ESPAÑA 🇪🇸🏳️‍🌈 (@skam.espana) el

Vidas de adolescentes reales. La serie muestra la vida de los estudiantes de un instituto, pero no lo hace a la manera habitual, sino de un modo tan real que no era de extrañar que muchos, al principio, pensaran que era un reality. “El respeto, el realismo y el interés sobre los adolescentes fueron los tres pilares que nos gustaron de la serie original, de la que éramos muy fans, y los hemos trasladar a a España adaptándolo a la realidad social de nuestros jóvenes”, explica Rafa Taboada. 

Sin pelos en la lengua. Skam significa vergüenza en noruego. “Pero la traducción no es exacta, se trata de una vergüenza muy íntima, que tiene que ver con todo eso que sentimos pero no somos capaces de expresar, esas emociones profundas que te convierten en una persona no del todo buena, que tienen que ver con tus incoherencias y tus contradicciones”, apunta Begoña Álvarez, directora de ‘Skam España’ y una de las personas que más sabe sobre el universo de esta particular serie para adolescentes. Esas vergüenzas, que todos en algún momento sentimos, y que pueden ser desde haberte enrollado con el novio de tu mejor amiga, a coger una infección venérea o sobrellevar el sentirte diferente, son los temas sobre los que gira cada temporada, en la que se muestra cómo las afrontan sus protagonistas. “En esta, Cris se está enamorando por primera vez y le está pasando con una chica. Mucho más insegura de lo que parece, no sabe cómo gestionarlo. Su primer error ha sido no contarlo, no compartirlo, algo que muchas veces ocurre en la adolescencia”, explica Begoña Álvarez, que recalca que le parecía muy importante tratar el tema LGTBI desde diversas perspectivas. 

Cada temporada, una prota. La serie dura cuatro temporadas, cada una de ellas centrada en un protagonista, y siempre los mismos en todas las versiones… Excepto en España, donde la segunda temporada ha roto con esa norma. En Noruega los protagonistas fueron, en este orden, Eva, Noora, Isak y Sana. En nuestro país la primera parte fue protagonizada por Eva quien, como en la noruega, es una chica que se enamora del novio de su mejor amiga, inician una relación y ella pasa a depender emocionalmente de él. En la segunda temporada sin embargo la protagonista es Cris, una chica que se enamora de otra chica, algo que no sucedía en la versión noruega.

Cris y Joana, las protagonistas de la temporada 2 de 'Skam España'. | D.R.

Las chicas de la ‘girl bang’ española. Le pedimos a Begoña Álvarez que las defina en dos palabras: “Eva (Alba Planas) es insegura e íntegra. Cris (Irene Ferreiro García ) es vulnerable, pero a la vez es muy valiente. Viri (Celia Monedero) es una sorpresa y la valentía hecha mujer. Amira (Hajar Brown) es fuerte, además de la mejor amiga que puedas tener. Nora (Nicole Wallace ) es feminista y moderna”. Además, hay otros personajes recurrentes como el ex de Eva, Jorge (Tomy Aguilera) y su pandilla de amigos entre los que destaca Lucas (Alejandro Reina), cuyo personaje ha salido del armario esta temporada (como Isak en la versión noruega) y que cuenta con un popular canal en Youtube que tiene ya más de 60.000 suscriptores. El joven actor que interpreta a Lucas, Alejandro Reina, es gay como su personaje y ha reconocido que muchas de los sentimientos que afronta Lucas le han ocurrido en su vida. Muchos seguidores de su canal piensan que lo que cuenta es totalmente cierto. Una vez más, Skam consigue que se difumine la frontera entre la realidad y la ficción.

Las chicas de la 'girl band' española. | D.R.

Adultos sin cabezas. En la serie noruega, las personas mayores apenas salían y, cuando lo hacían (padres, madres, profesores…) aparecían en pantalla sin que se les viera la cabeza, excepto la enfermera del instituto que era un ‘adulto amigo’. En España, sin embargo no ocurre así. “La serie está adaptada a nuestra sociedad. En Noruega hay adolescentes que ya viven solos y beben vino en copas muy sofisticadas, en nuestro país eso no suele ocurrir y los padres tienen bastante presencia en sus vidas. Sin embargo, sí que hemos mantenido el espíritu original. No hay adultos que juzguen, ni moralejas, ni buenos y malos”, asegura Álvarez y Taboada precisa: “nuestro reto era encontrar un punto de vista que se soportara en la realidad española, pero sin defraudar a toda esa comunidad de Skam que hay en todo el mundo”. Álvarez señala además que las historias muestran que “todos nos equivocamos y acertamos a partes más o menos iguales”. Para crear las tramas, el equipo de guionistas liderado por Estíbaliz Burgaleta investiga con un grupo de psicólogos qué interesa a los adolescentes “y también escuchamos a los propios fans, estamos muy pendientes de sus comentarios en redes”.

Musicón. Una banda sonora excepcional que combina éxitos internacionales con buenísimos grupos locales es otra de las señas de identidad de ‘Skam’. Mientras en la versión noruega podíamos escuchar a artistas como Lana del Rey, TIX & The Pøssy Project, Serena Gomez, Lorde o Radiohead, entre muchos otros, en la española podrás oír temas de Lady Gaga, Lola Índigo, C. Tangana, Zahara o Lykke Li. Por cierto, que quienes hacen la serie escuchan las propuestas de los seguidores, así que os podéis animar a lanzar propuestas.

A través de las redes. Otra de las peculiaridades de la serie es que se lanza fundamentalmente en el entorno digital, lo que permite que los seguidores las vean en los soportes que prefieran (tabletas, ordenadores o en el mismo móvil). Además de en la web de Skam España, se puede ver en el canal de Youtube y seguir por la cuenta de Instagram o Twitter. Eso incentiva además que se pueda comentar y merece la pena leer los desvelos de los fans por los protagonistas. “A través de la página web que se emite con el protagonismo de una de nuestras chicas con toda la información relativa al personaje. Una vez accedas es fácil encontrar el camino al resto de los personajes. Y por supuesto los domingos se cuelgan los capítulos completos en bajo demanda en Movistar+ para disfrutarlo por completo”, explica Taboada.

Conversación vía Whatsapp entre Cris y Joana. | D.R.

Más feministas que ninguna sociedad. En España ha sucedido algo que no ha ocurrido hasta la fecha en ningún otro país. En la primera temporada, los fans de Skam llegaron a banear una cuenta de Instagram hasta que la consiguieron hacer desaparecer. “Fue una sorpresa para todos nosotros”, explica Begoña Álvarez. “En la ficción, en el instituto se creaba la cuenta Eva es una zorra para hacer bullying a Eva por haberse enrollado con Cristian, un chico que tenía novia. Pero los fans la tiraron con sus denuncias. Y crearon otra que se llamaba Cristian es el zorro, porque no les parecía justo que se la juzgase a ella con más dureza que a él. ¡Fue una sorpresa y fue precioso! Y nos muestra hasta qué punto el feminismo y la igualdad ha calado entre los adolescentes españoles”, reconoce Begoña Álvarez que señala que es uno de los signos que muestran que Skam es una serie viva, orgánica en la que los fans “nos obligan a adaptarnos y nos permiten ver la sensibilidad que tienen. Afortunadamente, no pasan ni una”.

Amigos, ¿de verdad? En el caso español, así es. “El grupo de actrices y actores están viviendo su Skam paralelo. Desde la primera temporada son una piña. Grabamos en verano, y cuando terminan, se marchan juntos. Tomy (Jorge en la serie) tiene una casa preciosa donde tienen lugar las quedadas y nos hace mucha gracia verles porque son de la misma edad y repiten esquemas y viven su Skam en paralelo. Han generado una complicidad entre ellos que luego es palpable en la serie”, confiesa Álvarez, “se quieren, se respetan los espacios y sus diferencias. Verles juntos y las relaciones que tienen entre ellos es muy bonito”. 

¿Por qué deberías de verla? “Si lees esto y eres adolescente, vas a ver un fiel reflejo del mundo que te rodea, no entramos a valorar nada, os damos todo el protagonismo y creo que vas a empatizar mucho con los diferentes personajes”, asegura Rafa Taboada, “y si eres adulto, te ofrece una oportunidad maravillosa de mirar el mundo adolescente”. “Rafa lo ha resumido super guay”, añade Begoña Álvarez, “la serie lanza un mensaje de tolerancia, integración, respeto y amor, entre ellos, por la vida, y por vivirla intensamente. Pero, además, los jóvenes españoles nos están demostrando que ellos son así, una generación muy sensibilizada con el feminismo, no están dispuestos a admitir comportamientos poco tolerantes, machistas, homófobos o racistas”. Solo una advertencia antes de acabar: ojo, ¡’Skam’ es altamente adictiva! Y si no, que nos pregunten a los fans…

Relacionados