Marion Ettlinger

Siri Hustvedt: “La idea de que la mujer no tiene sexualidad todavía resuena”

Escritora, erudita y, ante todo, feminista.

Isabel Loscertales | Woman.es

La flamante Premio Princesa de Asturias de las Letras Siri Hustvedt no se muerde la lengua cuando hay que defender a las mujeres. Lo hizo el pasado viernes tras recoger el galardón en Oviedo y lo ha vuelto a hacer hoy en una visita a Barcelona. El motivo de su viaje a la Ciudad Condal: presentar su última novela “Recuerdos del futuro” (Seix Barral) e inaugurar el ciclo “Las palabras que todavía no tenemos”, que tiene lugar estos días en el CCCB con motivo de la exposición '¡Feminismos!' Estas han sido algunas de las reflexiones que nos ha regalado.

Retrato de Siri Hustvedt. | Spencer Ostramder

EL MOVIMIENTO #METOO Y EL PURITANISMO

“Pensar que el movimiento #Metoo ha provocado una oleada de puritanismo es una idea muy europea. Donald Trump no tiene nada de puritano. El movimiento #Metoo tiene el poder de cambiar cosas. No hablo de delitos, las violaciones siempre han sido un crimen, pero tocar a una mujer en el metro o que te arrinconen en una discoteca (no puedo contar cuantas veces me lo hicieron de joven)… todo eso era rutinario. Si una mujer le hiciera eso a un hombre, si le tocáramos las pelotas, sería igualdad… pero eso los hombres no lo quieren. A la gente le cuesta invertir los roles. No hay ser humano al que le parezca bien un acto sexual al que nadie le ha invitado. El flirteo es un diálogo; incluso el sadomasoquismo es un contrato, hay una permisividad. Por tanto, el movimiento #metoo no tiene que ser construido como una resistencia puritana contra el sexo. Creo que todo es un malentendido arraigado en ideas muy profundas que dicen que la sexualidad femenina está ahí para cogerla. La idea de que la mujer no tiene sexualidad todavía resuena”.

EL CORAZÓN DEL FEMINISMO

“Para mi, el corazón del feminismo es la creación de un diálogo que haga entender, no por qué pensamos lo que pensamos, sino por qué sentimos lo que sentimos. Una mujer que ha llegado a tener autoridad en algo, puede ser vista como algo castrador para los hombres, eso es una forma de humillación. Porque los hombres han de ir mostrando su masculinidad a cada momento y creo que no se habla lo suficiente de este tema. Hay que hablar de los significados de masculinidad y de feminidad y de cómo vamos a hacerlos más cómodos. La cultura y los medios son una máquina de castigar. Hay que parar y mirarlo con compasión”.

Marion Ettlinger

LA MUJER EN EL MUNDO DEL ARTE

“En este caso las cifras cuentan e importan mucho, las mujeres artistas han aumentado, así que la situación de la mujer en el mundo del arte ha mejorado. Pero las cosas cambiarán de verdad cuando nos fijemos en si los precios del arte elaborado por mujeres han aumentado. Sobre todo es importante que los coleccionistas de arte, sean hombres o mujeres, vean que están valorando las obras masculinas desde otro prisma y que las consideran más dignas, más artísticas, con mayor autoridad. Lo hacen de manera inconsciente y darse cuenta de eso sí sería un paso adelante. Incluso de una gran artista como Louise Bourgeois, la mujer artista más cotizada, yo he leído artículos claramente misóginos, refiriéndose a ella con desprecio”.

VISIBILIDAD DE LAS MUJERES DE OTRAS RAZAS Y OTRAS CLASES

“Estamos siendo testigos de este monstruo de tres cabezas, que no es nuevo en Estados Unidos: el racismo (la herida más grande en mi país), la misoginia y la xenofobia. La palabra interseccional es muy útil porque todo se imbrica y yo como mujer blanca lo he vivido en mis propias carnes. He vivido la jerarquía de lo que significa ser blanca y de clase media en Estados Unidos… todo esto ha influido en mi perspectiva. Por eso es tan importante mover las perspectivas, avanzarlas leyendo y viviendo, a través de las lecturas, las vidas de otros en otros lugares, en otras posiciones, en otros sexos, en otras razas y en otras clases sociales”.

-->