Reabierto y actualizado hace poco por Romain Fornell y Oscar Manresa.   | D.R.

Siete restaurantes donde la tradición es un plus

Lo moderno ahora es recuperar las recetas de toda la vida (esas hechas con amor, paciencia y todo el sabor) y darles un 'twist' contemporáneo. 

Isabel Loscertales | Woman.es

1- Rilke (Barcelona)

Una magnífica finca señorial acoge este restaurante-coctelería de corte clásico y alma moderna. En el espacio del antiguo Beltxenea, la propuesta no podía ser más apetecible: cocina catalana refinada a manos de Rafa Peña (Gresca) y Jaime Tejedor (Saüc) y coctelería creativa a cargo de Juan Serrano (41 grados), a precios razonables (35-50 €) y con una decoración bohemia e inspiradora.

Mallorca, 275.

Se trata de un restaurante-coctelería. | D.R.

2- Clos (Madrid)

Una de las recientes inauguraciones más aplaudidas en la capital es este proyecto de Marcos Granda (una estrella Michelin por Skina, en Marbella). A la excepcional bodega se añade una carta basada "en el profundo respeto por los fondos y los sabores tradicionales" (yema y callos a la madrileña; ciervo, frutos y salsa Périgord) y un servicio exquisito. Menú tres platos: 50 €; menú degustación: 70 €.

Raimundo Fernández Villaverde, 28.

3- Montes de Galicia (Madrid)

Un referente de la cocina gallega que celebra 21 años. Completamente reformado en 2015, suma a sus hits culinarios (caldo gallego, pulpo a feira, solomillo de vaca, empanada casera, etcétera) una cuidada coctelería de autor. Su máxima: la calidad del producto y el respeto al sabor tradicional, aunque se tomen alguna licencia creativa. Unos 35 €.

Azcona, 46.

Todo un referente de la cocina gallega. | D.R.

4- Dos Cielos (Barcelona y Madrid)

Los hermanos Torres son gran ejemplo de cómo la cocina más vanguardista rinde culto a la cocina de las abuelas. Además de disfrutarla en su dos estrellas Michelin Dos Cielos, en Meliá Barcelona Sky (Pere IV, 286), desde meses se puede degustar también en el Gran Meliá Palacio de los Duques de Madrid (Cuesta Santo Domingo, 5) y muy pronto en un flamante espacio propio en la Ciudad Condal. 

Reivindica la cultura madrileña más castiza. | D.R.

5- Gran Clavel (Madrid)

Reivindicar la cultura madrileña más castiza es el objetivo del multiespacio del hotel Iberostar Las Letras Gran Vía. Se divide en vermutería (boquerones en vinagre, pincho de tortilla... unos 15 €, bar de vinos (con predilección por etiquetas madrileñas, unos 25 €) y una casa de comidas (chuletitas de cordero o, los sábados, cocido, unos 45 €). Olé, olé y olé.

Gran Vía, 11. 

Han recuperado este edificio histórico en una ubicación privilegiada. | D.R.

6- La Caseta de Bombas (Santander)

El Grupo Deluz y Cía. ha recuperado este edificio histórico en una ubicación privilegiada, en plena bahía, para montar un recomendable asador de carnes (ecológicas) y pescados (de lonja). Unos 40 €.

Gamazo, s/n.

7- Casa Leopoldo (Barcelona)

El emblemático restaurante, favorito de Pepe Carvalho, reabierto y actualizado hace poco por Romain Fornell y Oscar Manresa, conserva esos platos de la cocina catalana que lo hicieran famoso: rabo de toro, albóndigas con sepia, pies de cerdo con espardenyes, cap i pota... Un auténtico festín. Menú: 34,95 €.

Sant Rafael, 24.