Miren Ibarguren protagoniza Supernormal (Movistar+), una comedia sobre la imposible perfección de la mujer de éxito | Movistar+

¿Será Supernormal, protagonizada Miren Ibarguren, la serie sorpresa del verano?

La miniserie Supernormal (Movistar+), con ecos descacharrantes de Camera Café, una premisa sencilla y rompedora a la vez y la increíble Miren Ibarguren como protagonista, podría conseguir el efecto El chiringuito de Pepe, Yo soy Bea o (soñemos con desenfreno) Stranger Things. El 9 de julio lo sabremos.

R.M.G.

Aviso a navegantes: el 9 de julio se estrena la miniserie Supernormal. Sí, las series de éxito no son para el verano, solían decir los programadores. Pero eso era cuando nos íbamos de vacaciones a pueblos desconectados, apartamentos de playa con televisiones pleistocénicas y campings sin toma de electricidad. Hoy en día, las plataformas de contenidos viajan con nosotros a cualquier destino vacacional bendecido con señal wifi y no hay mejor plan para la siesta que cambiar el Tour de Francia por un par de capítulos ligeros y refrescantes. Los estrenos estivales se ajustan a las nuevas rutinas y después de haber triunfado en veranos anteriores con títulos como Los misterios de Laura, El chiringuito de Pepe o Yo soy Bea, estamos buscando ya la serie que dará el pelotazo en la temporada de playa 2021. Y puede que la hayamos encontrado: Supernormal, una comedia de seis capítulos que estrena el 9 de julio Movistar+ con Miren Ibarguren (La que se avecina) al frente, la dirección de Emilio Martínez-Lázaro (Ocho apellidos vascos) y un humor feminista y cotidiano con el que todas nos vamos a sentir identificadas. Estas son las tres razones por las que creemos que va a ser la gran sorpresa del verano.

Miren Ibarguren protagoniza Supernormal (Movistar+), una comedia sobre la imposible perfección de la mujer de éxito | Movistar+

1. Una premisa tan ordinaria que es extraordinaria

Patricia (Ibarguren) aspira a ser la mejor en todo: como directiva en el banco de inversiones donde trabaja y en su vida personal. Tiene que ser tiburona en la oficina, mamá gallina con los niños, cómplice con las amigas y sensual con su marido. ¿Te imaginas el follón si, con el estrés, empieza a confundir escenarios? El conflicto es tan real como imposible: una mujer que, como tantas, vive con la presión de ser perfecta, bella y talentosa… y, encima, tiene que considerar tal proeza más que normal, supernormal (la retranca del título es evidente). La comedia, claro está, surge de esa derrota. El formato de entrevista o falso documental, con diferentes personajes dando su opinión sobre la protagonista, incide en el tono irónico de la serie. Atentas a Bárbara Goenaga en el papel de la hermana de Patricia, a Usun Yoon ejerciendo de empleada de hogar o a Diego Martín como el marido de la protagonista; sus aportaciones a la misión imposible de Patricia son impagables.

2. Ecos de Camera Café

Uno de los escenarios principales de la serie es la oficina de Patricia, donde ejerce de jefa implacable y segura en público y se desmorona de ansiedad en privado. Y el elenco de compañeros y subordinados que pulula por los pasillos el banco vibra en una tonalidad que nos recuerda muchísimo a la añorada serie de brevísimos capítulos Camera Café: Mauro, la némesis-tiburón de Patricia; Marisol, la secretaria sin filtros; Juan Carlos, el informático sin habilidades sociales; Tito, el crápula que se lleva a los clientes de calle; Rodigo, el machirulo. Las posibilidades de tal cóctel de personalidades son infinitas, y más cuando la familia de Patricia empiece a romper la cuarta pared sagrada que separa la vida laboral de la personal.

3. El humor es cosa de chicas.

Después de la enésima controversia en torno a las mujeres humoristas (googléese “La chocita del loro” para más referencias), nos encanta poder seguir una serie en clave femenina de principio a fin. Las creadoras de la serie son Olatz Arroyo y Marta Sánchez, que se han rebelado contra el concepto “es posible llegar a todo, si sabes cómo” y hacen en esta serie un muy necesario alegato contra los cánones de perfección (física, mental, laboral, maternal, sentimental) que se imponen a las mujeres de hoy. La diferencia entre lo que expresamos y lo que sentimos, y la profunda infelicidad de la protagonista a pesar de su éxito en todo, la trágica comedia que han creado en torno a las aspiraciones y realidades femeninas nos hacen llegar a una conclusión trascendente y necesaria: si aspiras a triunfar en todo, la cagarás en todo. Pero, por lo menos, nos echaremos unas risas en el camino.