El español Sergio Pablos, creador y director de "Klaus", nominada a los Premios Oscar. | MARIO ANZUONI

Sergio Pablos: "Estaba obligado a volver a España y compartir lo aprendido"

El madrileño opta este domingo a un Oscar por el primer largometraje de animación familiar de Netflix, "Klaus", tras llevarse el Bafta y siete Annie.

Ester Aguado|Woman.es

Contra todo pronóstico (o no), Sergio Pablos se llevaba el pasado domingo el Bafta a mejor película animada, categoría en la que competía con importantes títulos como "Frozen 2", "Granjaguedon: vuelve la oveja Shaun" y "Toy Story 4". Este madrileño de 47 años, formado en los estudios Disney y co-creador de "Gru: mi villano favorito" en 2010, convenció hace tres años a Netflix para que produjera su primera película de animación, y lo hiciera precisamente en España: así nació "La leyenda de KLAUS", que cuenta una conmovedora historia sobre los orígenes de Santa Claus.

La película, realizada íntegramente en The SPA Studios, en Madrid, con un equipo de 300 artistas procedentes de más de 22 países, presenta un estilo de animación único que combina las técnicas tradicionales de dibujo 2D con la tecnología más avanzada. "Klaus" ya triunfó el pasado enero en los Premios Annie, denominados los Oscar de la animación, donde se llevó siete galardones: mejor película, mejor dirección, mejor diseño de personajes, mejor animación de personajes, mejor diseño de producción, mejor storyboard y mejor edición. Se lo llevó todo. Este domingo veremos si también da la sorpresa en los Ángeles...

Sergio Pablos, que lleva toda su carrera levantando grandes proyectos cinematográficos de animación (como "Río", "Hércules" o "Tarzán"), debuta como director con "Klaus", un proyecto que tenía en mente desde hace una década. Su película es el segundo filme de animación español nominado a los Oscar (el primero fue "Chico y Rita"), pero a pesar de la dura competencia, su victoria en los Annie y en los Bafta supone un importante espaldarazo de cara a los Oscar.

Es la primera película de animación producida por Netflix, ¿te costó mucho convencerles? ¿Qué ha sido lo más duro de este trabajo que, supongo, te habrá llevado al menos cinco años?

¡En realidad fueron casi 9! Pero esto es algo bastante normal... Desde el momento que concibes la idea, tienes que desarrollar la historia, preparar una presentación, pasear el proyecto a ver si encuentras financiación y distribución, negociar los términos del acuerdo… Y entonces, sólo entonces, puedes empezar a producir la película, y se tardan entre dos años y medio y tres años. El truco está en solapar varios proyectos y así incrementar tus posibilidades. Al principio Netflix no estaba muy receptivo, pero en cierto momento decidieron incrementar su presencia en el área de Animación. Desde entonces, las cosas fueron muy fluidas y ha sido una experiencia estupenda.

¿Tuviste algo que decir a la hora de escoger las voces de los personajes (Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Luis Tosar)? ¿Fueron las primeras opciones? ¿La han traducido al inglés?

En realidad, las voces se grabaron originariamente en inglés, y sólo después fueron dobladas al Castellano y al resto de idiomas. Seleccioné personalmente a los actores en la versión original, y también estuve involucrado en el casting de la versión Española.

Los actores Quim Gutierrez y Belén Cuesta, las voces españolas de "Klaus". | Borja B. Hojas

La lección más importante que has aprendido en esta aventura...

Seguramente ha sido la importancia de una buena comunicación con todo el equipo. Estaba tan enfocado en resolver los problemas narrativos, que al principio no me daba cuenta de que esto no serviría para nada si no era capaz de transmitir mi visión a los más de 300 profesionales que participaron en la película. Tuve que hacer un esfuerzo para corregir este error.

¿Hacer una película con temática navideña, no acorta su vida?

Depende. Si es mala, sí. Pero si resulta que es buena, pasa lo contrario: se convierte en una tradición anual, y su vida es infinita. Sólo el tiempo nos dirá en que categoría acabará "La leyenda de Klaus".

¿De dónde sacaste la historia? ¿Le sueles dar muchas vueltas? ¿Tienes muchas a la espera de su oportunidad?

Salió de mi curiosidad por las historias de origen, y la verdad es que yo fui el primer sorprendido al darme cuenta de que Santa Claus tenía grandes posibilidades de prestarse a ello. En cualquier momento, tengo una docena de ideas flotándome por la cabeza. Pero sólo son conceptos inconexos hasta que ocurre algo, un “click” que hace que se transformen en historias. Algunas llevan ahí flotando varios años, y quizás nunca lleguen a dar fruto. Pero hasta ahora, parece que van saliendo. Cruzo los dedos para que no se seque el pozo.

¿Trabajas por autosatisfacción o para que los demás disfruten de tu trabajo?

Cuando de niño me enamoré de las películas de animación en el cine, lo que más me atraía era la posibilidad de algún día transmitir esas emociones a un público. Por un lado, se puede decir que lo hago por los demás, pero la verdad es que obtengo una gran satisfacción cuando alguien me dice que se ha emocionado viendo "Klaus". Así que también tiene un punto de egoísmo.

¿Por qué creaste The SPA Studios? ¿Viste que vivir en Los Ángeles no era para ti?

Trabajar en Disney fue una de las mejores experiencias de mi vida. Era una vida cómoda y siempre tuve la tentación de dejarme llevar. Pero la verdad es que hace falta que los profesionales que hemos tenido esa suerte regresen y transmitan ese conocimiento a otros. Hay mucho trabajo por hacer para conseguir hacer madurar la industria de animación en Europa, y SPA Studios pretende aportar su granito de arena.

¿Por qué en España hay tanta tradición en estudios de animación ("Pocoyó", "Planet 51", "Tadeo Jones", "Justin y la Espada del Valor", "Chico y Rita")?

Pues la verdad es que no sé por qué, pero siempre hemos tenido grandes profesionales, ya desde los legendarios Estudios Moro. Pero es ahora cuando realmente estamos demostrando más madurez, con esos proyectos que mencionas y con muchos otros.

Jesper y Klaus, los protagonistas de la película de animación española, nominada a los Premios Oscar. | Netflix

¿Qué nos falta para dar un paso más arriba, más presupuesto o que no se vayan los buenos? ¿O quizás más apertura, inclusión?

Lo que yo más echo de menos es la presencia de inversores privados dispuestos a apostar por este sector, y la falta de un sistema de incentivos fiscales que haga que aquellos que estén dispuestos a invertir, ya sean nacionales o extranjeros, se encuentren con unas condicionas favorables para hacerlo. Las ayudas o subvenciones directas están muy bien y son necesarias para que exista un cine independiente y para apoyar a nuevos talentos, pero también hay que tener en cuenta otras vías. Si somos capaces de atraer inversión por nuestros propios medios, esperamos que la administración se lo ponga fácil para evitar que esa inversión se desvíe a otros países.

Trabajas junto a tu esposa, la productora, Marisa Román. ¿Hasta qué punto ella es parte de tu éxito?

Marisa es tan esencial como yo mismo. Si faltase cualquiera de los dos, SPA no podría funcionar. Yo me ocupo de la parte creativa, y Marisa lleva el aspecto empresarial y de Producción.

"El jorabado de Notre Dame", "Hércules", "Tarzán", "Futbolín", "Gru, mi villano favorito", "Smallfoot"... ¿con cuál de tus hijos te llevas mejor?

En realidad, todos los proyectos en los que he participado hasta ahora son películas en las que yo he aportado algo a la visión de otra persona. El único proyecto que se puede decir que sea mío de cabo a rabo (y siempre teniendo en cuenta que hace falta la colaboración de cientos de personas) es "Klaus". Así que sin duda ése es mi hijo favorito (salvo los de verdad, claro).

¿La animación se disfruta más en casa? Lo digo por la reunión de las familias, los más pequeños, que se levantan, vienen y van... Sé que no es lo ideal.

¿Y qué garantías tienes de que la experiencia en el cine vaya a ser mejor? ¿Y si te toca el niño que da pataditas al asiento? ¿Y qué me dices de ese que no se calla o se pasa toda la película con el brillo de su móvil en tu cara? Puedes tener una gran experiencia viendo una película en casa o en el cine, y puede ser desastrosa también en ambos sitios. Como director, yo sólo puedo intentar hacer le mejor película posible; lo demás está en manos del espectador.

 

Nominados a los Premios Annie, los BAFTA, los Goya y los Oscar. ¿Lo esperabais?

Pues la verdad es que nunca se sabe. Siempre tienes la esperanza de que te caiga una nominación, pero con las películas que competíamos era complicado. Ha sido una gran sorpresa y lo hemos celebrado con todo el equipo.

De tus competidores en los Oscar ("Cómo entrenar a tu dragón 3", "Toy Story 4", "Mr.Link" o "Dónde está mi cuerpo"), tu favorita es...

Me temo que estoy desautorizado para responder a esa pregunta. El proceso de hacer una película hace que el director pierda toda la objetividad. Me gustaría pensar que "Klaus" tiene alguna posibilidad, pero me declaro totalmente incapaz de juzgar mi propio trabajo, así que será lo que los votantes quieran.

 

La leyenda de KLAUS está disponible a nivel mundial en Netflix desde el 15 de noviembre. Cuando el cartero Jesper llega a Smeerensburg, una gélida isla más allá del Círculo Polar Ártico con conflictivos habitantes, está a punto de rendirse. Un día descubre a Klaus, un misterioso carpintero que vive aislado en una cabaña repleta de juguetes hechos a mano. Estas amistad traerá un nuevo legado de vecinos generosos, leyendas mágicas y calcetines colgados con cariño en las chimeneas. 

-->