Sara Carbonero e Iker Casillas charlan con Bertín Osborne en su cocina. | © TVE

Sara Carbonero: guapísima y tímida en el programa de Bertín

Iker Casillas y Sara Carbonero abrieron las puertas de su casa al programa 'En la tuya o en la mía', que se convirtió en trending topic y lo más visto de la noche.

Clara Hernández | Woman.es

El apasionado beso del Mundial de Sudáfrica, las etapas más difíciles de sus carreras o, incluso, la fama de tacaño de Iker Casillas. De todo esto, y de más cosas, hablaron este martes el exportero del Real Madrid y Sara Carbonero en el programa 'En la tuya o en la mía', el formato de entrevistas en profundidad que conduce Bertín Osborne y que se convirtió en trending topic al poco de empezar su emisión, así como líder de audiencia de la noche.

Aunque el invitado principal del espacio era Iker, Sara protagonizó una fugaz pero radiante aparición.

Estos son los momentos con los que nos quedamos:

Una casa con vistas al océano: El programa nos permitió curiosear en el hogar donde la pareja vive con su hijo Martín. Se trata de un piso con cinco dormitorios, cocina espectacular, piscina (que no vimos) y una terraza de 140 metros con vistas al Atlántico. En cuanto a la decoración (sobre la que Iker confesó que no había tenido nada que ver) es sencilla y minimalista, en tonos blancos y con un toque cálido gracias a los muebles de madera y a las cestas de mimbre. Destacan los numerosos espejos redondos de hierro con forma de sol colgados en una de las paredes. ¿Quizá una de las pasiones de la periodista?

La vida en Oporto, "distinta". Durante la aparición de Sara en el programa, la joven insistió en lo feliz que se encontraba en la ciudad portuguesa. "Estamos muy bien, muy diferente a como vivíamos antes, muy tranquilos", explicó antes de añadir que la cercanía con España es "un plus".

Un momento del programa 'En la tuya o en la mía' con Iker y Sara Carbonero en Oporto | © TVE

Sara Carbonero es tímida (al menos, a veces). Mientras saludaba y charlaba con Bertín Osborne, pudimos ver a una Sara más cohibida que cuando se pone frente a las cámaras para desempeñar su trabajo. Seguramente, porque en este caso se trataba de retratar su lado personal. Eso sí, se quedó un rato en la cocina con 'los chicos', que apenas sabían encender la vitrocerámica. Según ha declarado Fabiola Martínez, mujer de Bertín que acompañó al equipo de Oporto, "Sara puede parecer distante pero es muy cariñosa".

 ¿Dónde nacerá su segundo hijo? Seguramente, en España. Aunque no hay nada descartado. "Tenemos muy buenos médicos aquí y nos da igual dónde nazca. Todo depende de las fechas. Será a finales de mayo, cuando aquí haya terminado la liga, por lo que probablemente estemos ya en Madrid", contestó la reportera, diplomática.

Por qué el nuevo miembro de la familia no se llamará Iker. "Creo que en España debe de haber solo uno o como muchodos Iker Casillas. Poniéndole Iker, con mi apellido, le añades una presión al chico. Me parecía arriesgadoF", opinó el padre. Por su parte, Sara ya había desmentido en un acto que se llamaría Aaron, como aseguraban algunos medios.

Su beso de cuento, aplaudido por los Reyes. El inolvidable beso con el que el futbolista celebró su victoria en el Mundial de Sudáfrica y que confirmó ante el mundo entero su relación con Sara Carbonero fue un acto que "surgió". "Actúe así, sin más", declaró Iker, quien además cuenta una anécdota que desconocíamos: "Durante el beso se escuchan unos aplausos. Y eran los Reyes, Felipe y Letizia, que estaban enfrente".

Iker, "no tan perfecto" como parece, según Sara. "Siempre digo a Iker que con lo del beso engañó a toda España porque luego no es tan perfecto… tampoco yo lo soy", inquirió en un momento Sara Carbonero cuando se hablaba del jugador como el 'yerno perfecto'. "Me dijo que todos los porteros son un poco especiales porque están en la última posición del campo, solos, y tienen que estar mentalmente muy fuertes. Por eso se lo perdono", concluyó, bromeando, después de asegurar que su madre le tiene "mucho cariño".

¿Volverá Sara a trabajar? Por ahora, es una incógnita y una decisión que tiene que tomar ella, contestó Iker Casillas en un momento en el que Sara no estaba. "Dentro de unos años puede tener más dedicación y si puede volver al periodismo deportivo… es ella quien tiene que elegir. El que dentro de cuatro o cinco años no estará en el fútbol seré yo, aunque espero seguir vinculado a él".

Momentos difíciles. Tanto Iker como Sara han sufrido presión en sus carreras. Iker ha relatado como parte de su última etapa en el Real Madrid, marcada por sus diferencias con Mourinho, llegó a ser asfixiante. "Intentaba que no me afectase pero era constante. Todo el mundo hablaba, todo el mundo era o mourinhista o casillista". Tampoco fueron tiempos fáciles para su pareja. "trataba de mojarme lo menos posible. Llega un momento en que te aíslas un poco. En el informativo algunas veces tenía que decir cosas que no me gustaban mucho. E Iker era noticia todos los días".

Sara Carbonero, en una foto que publicó en su Instagram | INSTAGRAM

El look prenatal de Sara. La periodista, embarazada de cinco meses y medio (la grabación fue realizada en enero, ahora está de seis) estaba guapísima, como Bertín repitió varias veces. Lucía un look casual, compuesto por vaqueros metidos por dentro de unas botas altas de ante marrón, camiseta blanca, blazer de punto azul claro y su habitual melena. Espléndida.

Iker, un poco tacaño. No fue el interesado quien se pronunció sobre este aspecto, sino su gran amigo Alejandro Sanz, que participó en el programa con unas declaraciones: "Es noble y amigo de sus amigos, aunque tiene su carácter. Es muy llano. Y tiene fama de tacaño. Organiza un festín y terminas pagando tú", declaró, sonriendo.