D.R

Revolución japonesa con acento español

El espíritu del j-pop (pop japonés) o el de los cosplay (tribu nipona adicta a los disfraces) comienza a contagiar al mundo occidental. En España ya hay ‘idols’ (cantantes amorosas) y el manga no deja de aumentar su parroquia de fieles. 

Clara Hernández | Woman.es

La fiebre por lo japonés va in crescendo. También en el terreno musical, donde las ‘idols’ (artistas adolescentes niponas que levantan pasiones con canciones primorosas y guardarropas de muñeca) ya cuentan con réplicas españolas.

Hace unos días, la ‘idol’ andaluza de 16 años Yami Tabby (en realidad, María López, una estudiante con flequillo de lisura oriental) protagonizaba titulares después de que Warner Music Japón publicara su primer disco dentro de la colección ‘Japani Beats!’. A finales de esta semana, otra española, la valenciana Ruki (Marisa Galiana), habrá lanzado álbum en el mismo sello y proyecto bajo el título ‘Japani Beats! Ruki Special Vol. 1’.

D.R.

Mientras, en España, los vídeos donde la valenciana Haru Ookami interpreta temas de anime coleccionan clics en YouTube; la barcelonesa Mizuki y su banda, [MIZU], recorren el país al ritmo de rock japonés (j-rock) y la joven AiChan cobra relevancia como solista y diseñadora de ropa de estilo ‘idol’.

¿Sus motivaciones? El descubrimiento de una sociedad distinta y peculiar que, por ejemplo, enamoró a Ruki por “sus costumbres, su educación, su seguridad y su disciplina”, explica la idol, quien destaca el trabajo de otros españoles, como la citada AiChan o el compositor valenciano de música en japonés Kevn (Kevin Fernández).

D.R.|Ruki Momoi

La atracción por la cara más lúdica de la cultura del país del sol naciente se extiende asimismo al baile (allí brilla el ParaPara, el género basado en coreografías que muchas personas realizan a la vez) y al cosplay, que gobierna actualmente los eventos del sector y que hace alusión a la moda de usar disfraces, especialmente los inspirados en protagonistas de anime o cómics.

D.R.

Precisamente son el manga y las numerosas series de anime emitidas durante años por la televisión española los principales ‘culpables’ de este fenómeno que hoy cuenta con miles de ‘otakus’ (fanáticos) y citas en nuestro país. A la cabeza, el Salón del Manga de Barcelona que, creado a partir del más veterano Salón del Cómic, ha superado ya a este último en visitas (en la última edición, 137.000, su récord histórico).

Pero hay numerosas actividades para aquellos que desean indagar en esta subcultura española-japonesa o disfrazarse al estilo de su personaje de ficción favorito. Estas son las imprescindibles:

Festival de Manga en Getxo A finales de Noviembre. Además del manga y el anime, ofrece cata de sushi, talleres de papercraf, salón de "friki uñas"para aprender a decorarlas...

Murcia se remanga A finales de Noviembre en Murcia. Concursos y talleres en torno al manga, los videojuegos, los bonsáis, el origami o las galletas de la suerte.

Japan Weekend en varias ciudades, de Marzo a Noviembre, actualmente en Valencia. Una cita anual dedicada a la cultura japonesa que se celebra en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Granada

Salón del manga en Alicante En Abril. Talleres, cosplay, literatura, charlas, juegos de rol, torneos.. Cumplirá en 2016 sus seis años de vida.

Expomanga en Madrid en Mayo, este salón del manga y la cultura oriental, reúne a miles de visitantes, 46.000 en la última edición. Manga, videojuegos de rol japonés, cosplay, karaoke, sumo...

Salón del manga en Barcelona entre Octubre y Noviembre. Uno de los más importantes y multitudinarios del sector que, además de cómic, ofrece conciertos de música japonesa, cocina nipona o concursos cosplay