La imagen que representa la protesta de los músicos de reggaeton contra los Latin Grammy. | Instagram

'Sin reggaeton, no hay Latin Grammy', así de claro lo dicen Maluma, Nicky Jam...

¿Se merece la popular gala de premios musicales un rapapolvo reggaetonero? 

Clara Hernández | Woman.es

"Sin reggaeton, no hay Latin Grammy". Este es el contundente mensaje que una parte de la industria musical y del público ha dirigido a los galardones más importantes de la música latina que existen  en el mundo. La cosa parece ir en serio y el próximo 14 de noviembre, fecha en la que está previsto que se celebre su famosa entrega de premios, esta podría enfrentarse a un patio de butacas a medio gas.

La tormenta se desencadenó el pasado 24 de septiembre, cuando la institución que otorga los premios, la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación, anunció sus nominaciones de 2019. Mientras en España celebrábamos las 7 candidaturas de Rosalía, las 8 de Alejandro Sanz y la primera de Taburete, otros acusaban la ausencia de algunos de los nombres más vendedores del sector y que, para muchos, son imprescindibles para entender la dimensión internacional que ha alcanzado la música latina.

Otro dato: todos los artistas a los que se echaba de menos en la lista pertenecen al género del reggaeton, el sonido que logró desbancar al pop de las listas musicales tras décadas de reinado y que se ha erigido en la banda sonora de nuestro tiempo. Y un sonido, además, que los Grammy Latinos no tienen por costumbre mimar demasiado, todo sea dicho. 

Esta es la razón de las protestas que han abanderado, entre otros, artistas de la talla Nicky Jam, Karol G, J. Balvin o Maluma. Es precisamente esta último uno de los más enfadados después que su último disco, '11:11', que él describe como "el mejor" de su vida, "no tenga siquiera una nominación a los Latin Grammy", escribió en un 'story'.

“Definitivamente se queda uno confundido y sin saber qué pensar. Lo único que queda claro es que el premio más grande es ver conciertos a reventar y un público que te quiere y se identifica contigo. Los amo gente, pero no puedo esconder este maldito sentimiento que me duele por dentro", concluye el artista. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@maluma nos dejo saber en sus historias su opinión sobre los grammys 💯 #sinreggaetonnohaylatingrammy

Una publicación compartida de Página-del-género-urbano💽 (@trapinlatino) el

Pese a algunos críticos del artista, que señalan que el hecho de que Maluma no opte a ningún galardón no se puede interpretar como un ataque contra todo el género del reggaeton, muchos compañeros del colombiano quienes se han sumado a su protesta y han mostrado su hartazgo ante unos premios que creen que maltratan su sonido. 

Daddy Yankee, nominado únicamente a una categoría que no figura entre las principales (la de mejor interpretación urbana por 'Con calma'), también ha manifestado en las redes su desacuerdo "con la manera en la que trataron al género" y a muchos de sus "colegas". "Esto va más allá de un premio, estoy es cultura, credibilidad, pertinencia y RESPETO", opina.  

J Balvin, que sí está nominado, sugiere en un vídeo, en el que elige con cuidado sus palabras, que el reggaeton "ha sido denigrado" desde que surgió y destaca el hecho de que no exista una categoría para él en los premios y que sea asimilado a la de 'música urbana', un cajón de sastre donde comparte espacio con el rap o el trap.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Frente a los Latin Grammy

Una publicación compartida de J Balvin (@jbalvin) el

La respuesta de la Academia ha llegado un par de días después y a través del sello de artistas latinos Pina Records, que preguntó a la entidad sobre este aspecto. Según la asociación que otorga los Grammy Latinos, el reggaeton ha estado presente en los premios desde hace más de 10 años. Incluso, reivindican en haber sido pioneros en reconocer su importancia. 

Los últimos en aportar su granito de arena a la pelémica han sido los respetados exmiembros del grupo ya desparecido Calle 13, René 'Residente' y Gabriel Cabra. Los músicos arremeten directamente contra los reggaetoneros, burlándose de su enfado y del género. "Cuando veo esas nominaciones y no veo la presencia del reggaeton, ¿cómo te sientes?", pregunto el primero. "A mí me parece obsceno. El reggaeton es algo cultural. Es algo que apoya a la humanidad. Para mí es un crimen de Derechos Humanos", se mofa Gabriel Cabra.  

Por ahora, el debate sigue en las redes.