Premios Oscar 2018: Zara viste al equipo de 'backstage'. | Kevork Djansezian / GETTY

Los Premios Oscar no tendrán presentador este año... y estas son las 'ventajas'

La gala de la Academia de Cine de Hollywood ha anunciado la medida más desconcertante hasta la fecha. 

Woman.es

Según nos vamos aproximando a la fecha de celebración de los Premios Oscar, vamos conociendo más detalles de cómo será su gala. Pero hay un dato en concreto que ha trascendido y que nos ha dejado, literalmente, con la boca abierta: esta edición no contará con presentadores. 

La noticia ha sido comunicada por Karey Burke, responsable de Entretenimiento de ABC, la cadena encargada de retransmitir la gala, que ha defendido la decisión explicando que, de esta manera, el evento dejará que los "presentes y las películas sean las estrellas". 

Como sabe Burke, los Oscar ya probaron este modelo en 1989, una gala que fue unánimemente tildada de "desastre". Sin embargo, la responsable ve otras ventajas: el hecho de que la gala "esté en el centro de las conversaciones", lo que significa que a la gente "le importan" los premios. Algunos usuarios, críticos con los maestros de ceremonias de otros años, también aplauden el hecho de no tener que aguantar chistes malos ni interpretaciones torpes. 

Al margen de la originalidad y la curiosidad que puede despertar el ver una ceremonia de la talla de los Oscar (y de tres horas de duración) sin conductor, se trata de un gran desafío para el resto de participantes. 

Esta novedad continúa a la polémica en torno a Kevin Hart, uno de los actores y comediantes de más éxito en Estados Unidos y que el pasado mes de diciembre renunció a presentar los premios después de que se distribuyeran unos tuits que había escrito en el pasado de carácter homófobo (Kevin Hart aseguraba en estos que uno de sus miedos era que uno de sus hijos, Hendrix, fuera gay cuando se hiciera mayor). 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Live love & laugh!!!! #DopePic

Una publicación compartida de Kevin Hart (@kevinhart4real) el

El humorista también rechazó en 2008 un trabajo en la película 'Tropic Thunder' para encarnar un personaje homosexual y explicó que nunca podría interpretar este tipo de papeles: "Lo que pienso que la gente va a pensar mientras intento hacer esto me impedirá interpretar el personaje como es debido", explicó. 

Cuando ha sido increpado por estas conductas, el actor siempre ha restado importancia al asunto y ha subrayado, más o menos, que ahora las cosas se sacan de quicio y "se crean grandes polémicas sobre cosas que no lo son". 

Los Premios Oscar se celebrarán el próximo 25 de febrero.