La actriz Laia Artigas en la película 'Verano 1993'. | IMDb

Por qué dos películas (pequeñas y españolas) van a robarte el corazón este verano

Ah, el verano. Temporada de taquillazos, de películas infantiles, de cintas de superhéroes, de franquicias reiterativas. ¿Siempre? ¡No! De vez en cuando, pequeñas joyas iluminan la gran pantalla estival. En los últimos días de junio se estrenan dos modestas películas españolas que han triunfado en el circuito festivalero y que te arrancarán lágrimas y risas nivel superproducción. 

ANA CORTIZO | WOMAN.ES

La comedia 'Selfie' (estreno el 23 de junio) es el tercer largometraje de Víctor García León (apunte 'Sálvame': el hijo de Rosa León y José Luis García Sánchez), producido a través de cooperativa y mucha tenacidad. Su premisa responde a la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si el pijísimo vástago de un ministro del PP caído en desgracia tuviera que descender a los “infiernos” de Lavapiés? Este príncipe cretino convertido en mendigo (expulsado de su MBA, desahuciado de su chaletazo, marginado por sus amigos fans de Taburete) se convierte en el protagonista de un esperpento divertidísimo en el que se reparte estopa (nunca mejor dicho) a diestro y siniestro. 

Bosco, portador de todos los clichés odiosos de la clase alta, gorronea yogures (y sofá) a su ex asistenta, compite con un podemita por los afectos de una chica ciega, trasunto de España, y se acoge a sagrado en las asociaciones de ayuda al desahuciado auspiciadas por la izquierda. Y aun así, le cogemos cariño, algo que hay que aplaudirle a Santiago Alverú, el actor (debutante, como la mayoría del reparto) que lo interpreta y que nos hace un 'selfie' de esas dos Españas que conviven, aun hoy, espalda con espalda, sin mirarse jamás a los ojos. Para nota, el estilo de falso documental de la película que se lleva a sus personajes a mítines reales del PP y Podemos y que cuenta, incluso, con un cameo de la mismísima Esperanza Aguirre. 

 

Ya no queda nada para la autodestrucción de Santi Alverú...

Una publicación compartida de Jaime Gona (@jaime_gona) el

Y si 'Selfie' nos hace reflexionar desde la comedia, 'Verano 1993' (estreno el 30 de junio) hace lo propio desde el drama. La 'opera prima' de la barcelonesa Carla Simón debutó a lo grande ganando el gran premio del jurado en la sección Generation Kplus de la última Berlinale. El Hollywood Reporter y Variety le dedicaron elogiosas críticas, comparándola incluso con 'El espíritu de la colmena', y la cinta repitió aplausos poco después, en el Festival de Málaga

Y es verdad que 'Verano 1993' lo tiene todo para fascinar al público. Es una película basada en la propia experiencia de la directora, que narra el aterrizaje de Frida, una niña de seis años, en su nueva familia (la de sus tíos y su pequeña prima), tras la muerte, por sida, de su madre. Las dos niñas protagonistas (Laia Artigas y Paula Robles) llevan adelante la trama con esa naturalidad mágica, llena de candor y crueldad, que a veces consiguen las actrices más jóvenes. El ambiente sutilmente nostálgico (Dartacán, Bom Bom Chip, los Minimilk, las verbenas de pueblo...) nos abren el corazón y la mirada de esa niña solitaria, en un verano incomprensiblemente luminoso para alguien que pasa por un momento tan oscuro, nos lo estruja, sin remedio, hasta unas lágrimas bien dosificadas y llenas de sabiduría cinematográfica.

IMDb

 

// Outbrain