Rihanna en una escena de la película 'Battleship'. | D. R.

¿Quién ha drogado al guionista? (Llega la peli de los cheetos y otras marcianadas)

La película sobre el creador de los cheetos picantes ya está en marcha. Y no es la única vez que los guionistas han dado con argumentos extravagantes.

Ana Cortizo | Woman.es

Chicas, Hollywood ha muerto: acabamos de saber que el próximo proyecto de Fox es un biopic en torno a la figura de Richard Montanez, un hombre que pasó de conserje a gurú del marketing multicultural cuando creó… los cheetos picantes. Esperamos que, aun así, nos dejen comer palomitas durante la proyección de la película, y dejamos que este proyecto nos sirva como aperitivo (nunca mejor dicho) para hacer una lista de los argumentos cinematográficos más marcianos de la historia.

1. 'Cómo ser John Malkovich' (1999)

Cualquier cosa que haga Charlie Kaufman ('Adaptation', 'Olvídate de mí') podría entrar en nuestro top ten de películas marcianas, pero esta se lleva la palma: un titiritero deprimido descubre en el piso siete y medio de un edificio una puerta que te instala en la cabeza de John Malkovich durante 15 minutos y después te escupe en una zanja al lado de la autopista. Lo mejor (entre muchos golpes geniales): ver cómo el falso Malkovich convierte a las marionetas en tendencia y cómo las ‘celebrities’ de Hollywood caen rendidas a sus pies como si se tratara de una dieta promovida por Gwyneth Paltrow.

2. 'El ciempiés humano' (2009)

Tom Six es un director conocido por 'El ciempiés humano', 'El ciempiés humano II' y 'El ciempiés humano III' (no le auguramos mucho éxito en Tinder con ese currículum). Antes de eso, fue un tipo con un par que entró en una productora con un proyecto-trilogía en torno a un científico demente que secuestra excursionistas para coserlos juntos, culo a boca, creando un sistema digestivo único y eliminando totalmente el concepto de espacio personal. El engendro se publicitó como "una película científicamente posible" y puede que ese sea su único mérito. Un consejo: no te asomes a ningún trailer ni fotograma a menos que quieras vivir con ciertas imágenes en la mente toda la vida.

3. 'Battleship' (2012)

Cuando una compañía juguetera y la Armada estadounidense te financian a medias una película inspirada en la versión comercializable del juego de los barquitos, 'Hundir la flota', la cosa puede volverse muy demencial. Aunque el dinero no fue un problema (contrataron a Liam Neeson, a Rihanna y a Alexander Skarsgård), el argumento hacía aguas (obviamente) por todas partes: unas convivencias de la armada japonesa y la estadounidense se ven perturbadas por unos extraterrestres que levantan una cúpula en torno a tres de los barcos. Los marines deben salvar la situación (la Armada paga, ¿recordáis?), gestionando a la vez un romance interracial y una mala relación entre los dos hermanos (triunfador / perdedor) protagonistas. Ni Peter Berg, que luego se redimiría con 'The leftovers', logró hacer encajar todas las piezas y la película perdió 62 millones de dólares. Los productores le echaron la culpa a la competencia en pantalla con 'Los vengadores' . Ya, claro.

El cartel de la película 'Battleship'. | D. R.

4. 'Sharknado' (2013)

La frase "el tiempo está loco, loco" alcanza nuevas dimensiones cuando a tu ciudad llega un tornado tan violento que ha arrancado del océano un banco de tiburones y los va soltando alegremente entre una población que grita: "Vaya, esto sí que no me lo esperaba", antes de morir de la forma más sangrienta posible. 'Sharknado' nació de un chiste contado en otra película, pero el público del canal SyFy la hizo viral y la plataforma decidió exprimir al escualo hasta el agotamiento. La cuarta parte se publicitó como ‘la secuela de la secuela de la secuela de la mayor película sobre tiburones y tornados jamás creada’; la quinta tuvo como objetivo reunir cameos de famosos, llevar a sus tiburones voladores a todos los rincones de la Tierra e incluir la mayor cantidad posible de momentos tuiteables e instagrameables; la sexta, que se estrenará este verano, incluye viajes en el tiempo. En resumen, es una franquicia de grandes aspiraciones, sobre todo en la sala de guionistas.

5. 'Orgullo, prejuicio y zombis' (2016)

No es posible hacer una lista de películas sin incluir al menos una basada en un fenómeno literario. Y no nos referimos al clásico de Jane Austen, sino a cierta editorial que, hace unos diez años, se dedicó a hacer versiones "monstruosas" de reverenciados clásicos de biblioteca. Algunos mutantes fruto de aquella fase demencial fueron 'Android Karenina', 'La miautamorfosis' e incluso 'Lazarillo Z: matar zombis nunca fue pan comido'. Pero la joya de la corona siempre fue 'Orgullo, prejuicio y zombis', que llegó a convertirse en esa película que Lily James y Lena Headey siguen borrando de sus currículum siempre que los actualizan, y que presentaba a las hermanas Bennet como cinco expertas luchadoras en pie de guerra contra una plaga de zombis. Sinceramente, esperábamos que Jane Austen se revolviera en su tumba y se alzara para vengarse contra semejante atentado. La vida está llena de decepciones.

Los protagonistas de 'Orgullo y prejuicio y zombis'. | D. R.

 

// Outbrain