Escena de la película 'Casablanca' con Humphrey Bogart e Ingrid Bergman | D.R

6 películas clásicas que tienes que ver porque son iconos del cine y la moda

Si ya te has cansado de Netflix es hora de repasar estas películas para deleitarte con el cine en blanco y negro o con el vestuario.

Silvia Muñoz de Morales | Woman.es

Los títulos que marcaron una época y el vestuario más glamuroso de Hollywood en películas clásicas para ver una y otra vez.

-Quince películas que han hecho historia en los Oscar y dónde verlas

-‘El Hoyo’ de Netflix, ¿por qué durante la cuarentena todo el mundo habla de esta inquietante película española (y de su final desconcertante)?

El tiempo libre, el confinamiento y el aburrimiento nos han dejado toda nuestra lista de series y películas pendientes vacía. Ya hemos visto todo lo que nos ofrece Netflix, HBO, Disney+, Amazon Prime Video y la televisión convencional. ¿Y ahora qué?

Aunque la cuarentena ya se ha levantado en la mayoría de países, seguimos bajo unas fases de desescalada que todavía requieren que no nos movamos mucho. Eso, sumado al hecho de que muchos tardaremos en coger la suficiente confianza para salir a la calle, nos lleva a la cuestión de qué hacer cuando ya está todo hecho. Y, como siempre, nos fijamos en el pasado para inspirarnos en el presente.

6 películas del cine clásico, unas en blanco y negro y otras en color, pero todas con la esencia de actrices y actores como Audrey Hepburn, Grace Kelly, James Stewart y muchos más.

Ya sea porque ames el cine antiguo o porque admires el vestuario cuidado al detalle de los años 50 en Hollywood, estas películas son para ti. Elegancia, clichés, romanticismo (a veces tóxico) y diversión es lo que nos ofrecen estos 'films' que son ya un icono de la industria del cine.

-La fiera de mi niña (1938)-

Divertida e ingeniosa mezcla una historia de amor propia de Hollywood con frases y escenas de la comedia que siguen actuales en el día de hoy. David Huxley, un paleontólogo tímido y despistado conoce a Susan Vance, una joven adinerada y caprichosa. Juntos crean una historia diferente y divertida además del clásico romance.

D.R

-Casablanca (1942)-

Dirigida por Michael Curtiz, es un ejemplo de película con todo el talento de los guionistas del 'Hollywood dorado' capaces de convertir una historia convencional a primera vista en un desarrollo digno del cine. Un mix de intriga, exotismo y romance que se queda siempre en la mente de todas las generaciones. 

D.R

-Vacaciones en Roma (1953)-

El debut de una jovencísima Audrey Hepburn, que interpreta a una princesa con la intención de huir de todo cuando conoce a un periodista freelance. La historia gira en torno a una de las ciudades más famosas del mundo y te quedas sorprendida por el vestuario, el guión y la compenetración de los actores.

D.R

-La ventana indiscreta (1954)-

Una película que las generaciones más jóvenes enlazarán con Los Simpsons, pues recrearon una de las escenas más famosas de este 'film'. Dirigida por Alfred Hitchcock, 'La ventana indiscreta' es increíblemente apropiada durante el confinamiento. James Stewart interpreta a Jeff Jeffries, un reportero gráfico atrapado en su casa en una silla de ruedas después de un accidente que comienza a observar y luego a espiar a sus vecinos. Rápidamente sospecha de uno de ellos de asesinato y decide investigar. La película sobresale con temas relacionados con la intimidad, el voyeurismo y la perversidad. Hitchcock puro.

D.R

-Funny Face (1957)-

Quizá, de las 6 películas que proponemos, esta es la que más cercana al mundo de la moda está. Trata de un fotógrafo de una revista de moda que busca una modelo que se salga de lo habitual. La casualidad lo lleva hasta la empleada de una librería parisina, interpretada por Audrey Hepburn y que en un primer momento no siente debilidad por ese mundillo. Con la promesa de conocer a intelectuales, acepta el trabajo y el resto de la película se sucede entre decenas de vestuarios diseñados por Hubert de Givenchy. Francia, moda y cine unidos en una película. 

D.R

-Charada (1963)-

Era el tiempo de Audrey Hepburn, todos los directores la querían en sus películas por su belleza y talento. En 'Charada', una Audrey más madura interpreta a Regina Lampert, una mujer que regresa de unas vacaciones de esquí decidida a pedir el divorcio y descubre que su apartamento ha sido vaciado y que su esposo está muerto. Con la ayuda de un hombre que conoce poco, Regina intenta escapar de un grupo de criminales que persiguen su herencia. La película de misterio y comedia romántica está llena de escenas en París y de trajes llevados por Audrey Hepburn y diseñados por Hubert de Givenchy.

D.R

Adiós Netflix, hola cine antiguo. Porque para entender el presente hay que examinar el pasado, y en el cine ocurre exactamente lo mismo.

 

Relacionados