La actriz Emily Blunt toma el relevo de Julie Andrews como niñera voladora. | Disney

Así hicieron que Mary Poppins (Emily Blunt) desapareciese por una bañera

Con efectos especiales, pero sin croma. A la antigua usanza.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

¡Sin spoilers! Puedes estar tranquila durante toda la lectura de este artículo porque prometemos no desvelarte ningún tipo de trama del que ha sido el regreso cinematográfico más esperado. Exacto. La actriz Emily Blunt ha tomado el revelo de Julie Andrews y se ha metido en el papel de la niñera voladora más entrañable de todas. Así pues 'El regreso de Mary Poppins' se ha convertido en una de las películas más exitosas del momento y uno de los motivos por los que esto ha sucedido es por lo bien hecha que está.

No solo los actores bordan sus interpretaciones, sino que la manera en la que están ejecutados algunos de los trucos visuales de la película son dignos de mención. De hecho, una de las escenas que más ha gustado de la cinta es una en la que podemos ver a Mary Poppins deslizándose y desapareciendo a través de una bañera, terminando en un mundo mágico. ¿Cómo lo hicieron?

Acostumbrados a los cromas (las pantallas verdes que luego son sustituidas por imágenes creadas por ordenador), llama la atención que esta escena en particular haya sido rodada con efectos especiales de los de toda la vida, o lo que en el mundillo del cine se conoce como 'practical effects'. En esta ocasión, la actriz Emily Blunt se deslizó por un tobogán que estaba construido debajo de la bañera. ¡Tachán!

 De hecho, fue la propia Emily Blunt quien contó en una entrevista cómo había sido rodar esta escena: "De verdad que entré en la bañera. Lo que hicieron con esta bañera fue hacer un agujero en la bañera con un tobogán bajo el escenario. Os lo digo: era una caída. Era rápido y empinado. Llenaron la bañera con burbujas. Creo que los niños se tiraron unas veinte veces". ¡No nos extraña!

Relacionados