Paula Gonu combina un bañador con una chaqueta vaquera 'cropped'.  | @paulagonu / INSTAGRAM

Paula Gonu, la 'influencer' que engañó a casi dos millones de seguidores con un viaje de ensueño sin salir de casa

Con un poco de imaginación y mucho Photoshop, la 'youtuber' ha demostrado que en las redes sociales no todo es lo que parece. 

Woman.es

El supuesto viaje a Ibiza (y su posterior confesión viral) ha revolucionado esta semana a los 'followers' de Paula Gonu, una de las 'influencers' más seguidas de nuestro país. ¿El motivo? Todo era mentira. "No fuimos a Ibiza, ni siquiera pusimos un pie en la calle, estuvimos 24 horas mintiendo", ha explicado la catalana en su último vídeo de Youtube con el que pretende demostrar que es posible engañar a casi dos millones de personas a través de las redes sociales. 

La 'youtuber' ha puesto a prueba a sus seguidores tirando de imaginación y de sus conocimientos de edición de foto y vídeo. Varios 'posts' de Instagram y muchos 'stories' después, podemos confirmar que el resultado de su experimento ha sido todo un éxito y, pese a que asegura que algunos fans han llegado a sospechar, sus 24 horas sin salir de casa se han convertido a través de la pantalla en un envidiable día de viaje a la playa junto a su novio, Álex Chiner. 

Ver 10 fotos

El aeropuerto, el viaje en avión, el 'room tour' por la habitación del hotel, el baño en la piscina, el desayuno de buffet, la comida en un chiringuito a pie de playa, las vistas del mar desde la arena... estos son algunos de los momentos que Paula ha mostrado a través de su perfil de Instagram, como haría normalmente en sus frecuentes escapadas. La diferencia es que, en esta ocasión, todo era fingido y ha necesitado sacar todo su ingenio, hacer algunos preparativos y pasarse horas editando en el ordenador para que sus publicaciones parecieran reales. 

Pero, ¿cómo lo ha hecho? Paula ha desvelado algunos de los trucos en su canal de Youtube y su originalidad se ha ganado el aplauso de su millón y medio de suscriptores. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fue corto pero intenso🙈| Qué pensáis que estuvimos haciendo??? La foto es LA PISTA😂

Una publicación compartida de 🐭PAULA GONU (@paulagonu) el

Por ejemplo, esta foto en bañador tumbada en la playa (que roza los 170.000 'likes' en Instagram) está hecha en la terraza de su casa. La idílica sombra de la palmera está creada con Photoshop y la pareja solo tuvo que transportar una bolsa de arena desde la playa más cercana a su casa de Barcelona para cubrir ligeramente el suelo, pues los huecos que quedaron vacíos se rellenaron también con el programa de retoque fotográfico. 

Así creó Paula Gonu su supuesta foto en la playa de Ibiza.  | Paula Gonu / YOUTUBE

El vídeo en el que enseñaba la 'suite' de su hotel pertenecía en realidad a otra usuaria de las redes sociales; Paula solo tuvo que silenciarlo y añadir su voz y los efectos de sonido correspondientes. Las 'instagrameables' comidas habían sido cocinadas por ella misma y el postre era simplemente una foto de un libro de cocina, grabado desde la perspectiva adecuada. 

¿Y el retrato en el avión? Un montaje creado con la tapa de un inodoro a modo de ventanilla y la foto de un paisaje proyectada en la pantalla del televisor, un truco que también usó para el 'stories' en el que, en teoría, capturaba sus piernas con el mar de fondo... pero en realidad eran sus dedos colocados estratégicamente delante de la tele. Solo por esto, merece la pena ver el vídeo. 

Por supuesto, Paula Gonu no es la primera 'influencer' que logra colársela a sus seguidores de esta forma; hace unos meses, Johanna Olson, una bloguera inglesa especializada en viajes, saltó a todos los titulares tras confesar que todas sus publicaciones de paisajes paradisiacos, restaurantes exclusivos y hoteles de lujo eran, en realidad, montajes fotográficos. ¿La conclusión? No te fíes; en las redes sociales no todo es lo que parece. 

Relacionados