D.R.

Qué pasará en el regreso de The Walking Dead

La gran pregunta es: ¿a quién matará Negan?

Mariló García | Woman.es

Si algo le sobra a esta nueva entrega de The Walking Dead son los rumores. Se despidió la serie de zombies que ha revitalizado el género con un 'cliffhanger' (un anzuelo para crear la máxima expectación) como hacía tiempo que no veíamos en televisión. El nuevo villano de la saga creada por Robert Kirkman, Negan, obligaba a los protagonistas de la serie, a todos, a ponerse de rodillas ante él, bajo la amenaza de acabar, uno de ellos, con la cabeza partida. Negan sostenía amenazante su icónico bate de béisbol con pinchos, al que cariñosamente llama Lucille. ¿Quién sería el ejecutado en tan macabro ejercicio de superioridad y venganza?

Esta secuencia es mítica en los cómics, pues desaparece uno de los protagonistas más queridos por los fans de The Walking Dead, uno de esos personajes que ha tenido más vidas que un gato, es cierto, y al que parecía que había llegado su hora. Sin embargo, los guionistas nos la han vuelto a jugar, ya que, como también ha logrado Juego de tronos, se han ido desmarcando de la historia original para proponer otras tramas que mantengan la sorpresa del espectador de los cómics. La duda no tardó en aparecer, ¿eso significaba que dicho personaje no moría y que podía ser cualquier otro? En efecto. Y así comenzaron a surgir las porras online, las teorías conspiranoicas de turno y, más tarde, las filtraciones con fotos del rodaje.

Y ahora que ya queda nada para el estreno en Fox de la séptima temporada (el 24 de octubre), sólo tenemos una cosa asegurada: Rick, el sheriff protagonista, no será una de las víctimas del maniaco Negan. Algo obvio, sobre todo, después de la escena filtrada en la pasada Comic Con de Nueva York en la que Rick, visiblemente afectado, mantiene un tenso diálogo con Negan tras presenciar la anunciada ejecución. De hecho, Negan arrastra a Rick hasta la caravana, insinuando por el hacha que lleva en el cinto  que le cortará su mano derecha, como hizo en los cómics el Gobernador mucho antes.

Pero, ¿qué ocurrirá con el resto? Su hijo, Carl, el nuevo mini-sheriff con su parche en el ojo, tampoco está entre los favoritos. Un padre, Rick, al ver la muerte de su hijo se habría derrumbado físicamente o se habría encarado al asesino sin miedo a morir. Del resto de potenciales víctimas, hombres y mujeres, hay varios que ya tendrían que haber desaparecido de la serie, pues fueron aniquilados en los cómics, como Eugene, Abraham o Glenn. Morgan es de los pocos secundarios que apareció en el primer episodio de la serie, eso le podría salvar. Michonne, nueva pareja de Rick, o Carol, que ha padecido lo suyo, con idas y venidas emocionales, podrían ser, sin embargo, objetivo fácil.

La muerte más dura sería la de Maggie, embarazada de Glenn, que convertiría a Negan de un plumazo en el peor de los villanos posibles al matar a un bebé. Las muertes de Sasha, Aaron o Rosita, por comparación, no serían tan memorables. De gran impacto, sin discusión, sería ver morir al motero Daryl, aunque tendría más papeletas el pelirrojo Abraham (a pesar de que el actor ha asegurado que él no es la víctima, a saber) y su compinche, el científico algo loser Eugene.

La última teoría apunta a que podrían ser dos las víctimas de Negan, una de ellas de perfil bajo. Así, si no muere alguno de los grandes protagonistas, se compensaría con la desaparición de dos de los supervivientes. Dos pájaros de un tiro. Como vemos, el regreso de The Walking Dead será a lo grande, pase lo que pase. Y más cuando ya se ha confirmado una octava temporada de 16 episodios. Hagan sus apuestas: ¿a quién matará Negan?

Tags:

series

// Outbrain