Natalia de OT, al término de su actuación en la final de Operación Triunfo 2018. | Mikel Trigueros / GTRES

Y OT 2018 ya tiene ganador (y no es exactamente quien pensábamos)

Famous se convirtió en ganador en una de las finales más impredecibles de la historia del talent show. ¿Sorpresa?

Clara Hernández | Woman.es

En vilo. Así estuvimos los fans de OT este miércoles en una de las finales más divididas del programa. Porque al final, y gracias a 12 galas de actuaciones perfectas (y, algunas, hasta pluscuamperfectas, como la de 'Up town funk' de Mark Ronson ft. Bruno Mars, o la de 'Problem' de Ariana Grande), fue Famous el sorprendido ganador de la edición 2018 del programa.

“No me lo creo", reía tras conocer la noticia, consciente de que la final frente a Alba Reche (que quedó segunda aunque se erigía en favorita en las apuestas horas antes del programa) y Natalia (tercera pero "clara ganadora" hasta hace bien poco) había sido tan difícil como impredecible.

Poco antes, Julia y Sabela se habían convertido en quinta y cuarta finalistas del espacio respectivamente.

 “Tengo el corazón dividido: veo que "FAMOUS GANADOR" arrasa en Twitter, quiero que gane Alba Reche, pero al final creo que lo hará Natalia. Y los tres me encantan", resumía minutos antes en Twitter el usuario @sergiofigueiras, representando en parte el sentir de muchos seguidores.

Seguramente quienes votaron a Famous en un desenlace liderado por mujeres (él era el único hombre de un grupo de cinco) valoraron las cualidades que los profesores elogiaron del triunfito durante la noche: "Tiene un nivel altísimo", "rapea, baila, abarca muchas cosas". “El día que llegue a madurar, fliparemos en colores", concluía Noemía Galera en el comentario que más le hizo reír al aludido antes de conocer el veredicto del público.

Alba Reche asumió su segundo puesto con cara de asombro al ver que Famous había finalmente destronado a su admirada Natalia y tras dejarnos dos versiones brillantes: 'Creep' de Radiohead y 'Dangerous woman' de Ariana Grande.

Sin embargo, fue probablemente  la actuación y la puesta en escena de Natalia al interpretar 'Never enough' la más espectacular.

Inspirada en aquel efecto onírico que nos descubrió Elina Nechayeva, la cantante que representó a Estonia en Eurovisión 2018, Natalia lució una falda infinita de color blanco sobre la que se proyectaban una fantasía de luces y geometrías.

El resto del programa se vivió con lágrimas, emoción y actuaciones como la de Pablo Alborán, David Otero y Rozalén (que cantaron la canción ‘Baile’ junto a una intérprete de lenguaje de signos) y una Amaia mágica, mística y nerviosa que explicó con sinceridad que no tenía fecha para sacar su disco y que lo haría cuando estuviera "a gusto".

También relató a los triunfitos actuales cómo es volver a la Academia tras haber salido de ella: "Es bastante raro, un choque emocional".  

La gala terminó con todos los triunfitos subidos en el escenario y entonando "Somos" con un resultado irregular (las bromas sobre su ejecución, en la que  se oía, con diferencia, la voz de Marta, coparon Internet). Eso no empañó una noche llena de buena música y emoción.