D.R.

Orgullosos del colectivo LGTBIQ

¿Te has parado a pensar cómo contribuye la comunidad LGTBIQ a tu bienestar? El festival ARN Culture & Pride 2019 de Arona supone el pistoletazo de salida del Orgullo al dar relevancia a la labor de los miembros del colectivo para beneficio de toda la sociedad.

Paka Díaz | Woman.es

El festival ARN Culture & Pride 2019 ha supuesto el pistoletazo de salida del Orgullo LGTBIQ este año. Y como siempre lo hace a su manera, de un modo muy especial celebrando un ‘Another way of pride’ (Otra forma de orgullo), su lema y emblema con el que festejan la diversidad del colectivo convirtiéndose en una plataforma de intercambio a través de la cultura, la tecnología, los negocios, la ciencia, el arte y el ocio. Este festival que va ya por la tercera edición se celebra en Arona, un municipio del sur de Tenerife donde durante una semana se celebra la diversidad sexual desde, como ellos mismos manifiestan, “una óptica educativa y moderna que premia el gran trabajo desarrollado por personas ilustres del colectivo”. Porque lo que recuerda muy bien el ARN Culture Pride es la contribución del colectivo LGTBIQ a toda la sociedad. Arona se convierte en una fiesta, pero no solo eso. Aparte de conciertos de reconocidos artistas como Neneh Cherry, Hercules and Love Affair, Miss Caffeina, Monarchy, Nancys Rubias y Putochinomaricón, veladas inolvidables y mucho glamour, si algo diferencia al ARN Culture Pride es su contenido en profundidad. Durante su celebración tienen lugar una serie de encuentros que tratan temas de interés pero que además ponen de relevancia la importante labor con la que miembros del colectivo LGTBIQ contribuyen a mejorar la sociedad.

La mejor muestra de ello son los Premios Alan Turing, cuyo nombre ya es toda una declaración de principios. Turing fue un célebre matemático, filósofo y científico considerado el creador del prototipo de los actuales ordenadores y precursor de la inteligencia artificial. Durante la Segunda Guerra Mundial, consiguió descifrar los mensajes codificados de las fuerzas nazis, lo que contribuyó sin duda al éxito del bando aliado. Por ello recibió la Orden del Imperio Británico tras el conflicto. Y, sin embargo, Turing también sufrió en sus propias carnes la homofobia. En 1952 fue detenido y encarcelado por ser homosexual. El juez le concedió la libertad con la condición de someterse a un tratamiento de hormonas que pretendía ‘curar’ su homosexualidad. Aquello lo condujo a una depresión y en circunstancias que aún hoy no están aclaradas, el 7 de junio de 1954 murió tras ingerir una manzana con cianuro. Uno de los científicos más brillantes de su época que se fue antes de tiempo por la intolerancia de una sociedad retrógrada que castigaba la diferencia.

Entre los galardonados con el Alan Turing este año aparecen nombres como el director belga Lukas Dhont, autor de la película ‘Girl’, la actriz chilena y primera mujer trans en ganar un Oscar, Daniela Vega, la artista sevillana Coco Capitán, el periodista y escritor Javier Cid, la youtuber Melo Moreno o el médico y activista costarricense Carlos Umaña, Premio Nobel de la Paz 2017 por la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares. También se llevaron premios el empresario fundador de Axel Hotels, Juan Julià,y representantes de entidades como la Free and Equal Campaign de la ONU, la Intergroup On LGTBIQ Rights, la Fundación Pedro Zerolo cuyas hermanas recogieron el galardón en el momento más emotivo de la noche y la National LGBT Chamber of Commerce de EE.UU (cámara de Comercio LGTB), un grupo de defensa del colectivo LGTB cuyo objetivo es ampliar las oportunidades económicas y promover el avance de la comunidad empresarial. Esta organización mueve al año un presupuesto de más de 1’7 trillones de dólares y aglutina a más de 1’4 millones de empresas de todo el mundo regidas por miembros del colectivo LGTBIQ, entre ellas algunas tan conocidas como Google, Amazon o Apple. Tras el festival, la National LGBT Chamber of Commerce ha confirmado que abrirá su primera sede en España, precisamente en el municipio tiñerfeño de Arona. Esta iniciativa pone de manifiesto el poderío de este festival auspiciado por el equipo de gobierno local de la mano de José Julián Mena, el alcalde de Arona, y el concejal de Turismo, David Pérez.

Durante el ARN Culture & Pride también se suceden los encuentros que dan idea de la importancia del colectivo LGTBI para la sociedad. En esta edición se celebraron en las relajadas Beach Conferences, unas charlas muy interactivas con el público que las suele llenar y que tienen lugar en el Café del Mar del Hotel Tigotan. Como ejemplo, la que inauguró este año estas jornadas estaba dedicado al ‘Bienestar Humano’ con la participación del científico y divulgador Eduardo López Collazo, director científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ), que habló del cáncer, el protagonista de su libro ‘¿Qué es el cáncer?, el Nobel de la Paz y activista Carlos Umaña explicó la importancia de prohibir el armamento nuclear y cómo nos afecta a todos como ciudadanos, mientras que el experto en urbanismo y candidato a la alcaldía de San José de Costa Rica, Federico Cartín, que podría convertirse en el primer alcalde abiertamente gay de la capital costarricense, explico cómo el diseño de las ciudades pueden acabar con la marginación creando espacios de encuentro. Espacios como este festival que nos recuerda que el progreso supone diversidad. Protegerla es labor de toda la sociedad.

Relacionados

-->