Realidad virtual, televisión social, películas interactivas... ¿qué es lo próximo? | Ryan McGuire

Nueve formatos (y tecnologías) que han roto moldes del cine y la tele

Ya están aquí: realidades virtuales que nos permiten ver la televisión fuera de ella; producciones interactivas, películas infinitas…

Clara Hernández | Woman.es

¿Por qué contener una película en la estrechez de la pantalla tradicional cuando la tecnología permite trasladar la amplitud de un escenario de un teatro a tu salón e, incluso, si la producción es de 360 grados, vivir dentro de su decorado?

Se trata de la realidad virtual, una tecnología que en los dos últimos años está cobrando más y más relevancia en el mundo audiovisual. Y que cuenta entre las series españolas con su primera discípula, 'El Ministerio del Tiempo'.

Los protagonistas de 'El Ministerio del Tiempo', que ya cuenta con un episodio de realidad virtual | RTVE

Su primer episodio en este entorno (disponible próximamente en la App Store y en Google Play) posibilitará sumergirse por los pasillos y el claustro de la ficción así como cumplir misiones para los dirigentes del lugar, Ernesto y Salvador, según promete TVE.

Pero hay otros formatos y tecnologías que han surgido en el universo audiovisual dispuestos a echar por tierra reglas y limitaciones, y a aportar nuevas dosis de emoción. ¿Las conoces?

Televisión social. La fórmula por la que podremos interactuar en la pantalla de la tele con otros usuarios mientras vemos nuestros espacios favoritos. Muy útil para quienes disfrutan comentando los percances de la parrilla. Telefónica ya trabaja para incluirlo en sus contenidos.

Películas participativas. Por ejemplo, 'Spain in a day', ese proyecto de Isabel Coixet cuyo fin es capturar 24 horas de la vida de España. Y que se ha tejido con las grabaciones de millones de españoles que han remitido sus vídeos a la cineasta respondiendo a preguntas como '¿cuál es tu sueño?', '¿qué amas?' o '¿qué temes?'. La idea fue iniciada en 2010 por Ridley Scott en 'Life in a day'. Este mes, el Festival Estiello de Sobrarbe también convocaba a sus vecinos para colaborar con sus grabaciones a crear una cinta de tres horas que retratara cómo es el día a día en esa comarca altoaragonesa.

Entre el cine y  los videojuegos. Las líneas que dividen el mundo de los videojuegos y el del séptimo arte se han desdibujado. Si los efectos digitales propios de los primeros dominan ya numerosos largometrajes, en el caso de las películas interactivas son los videojuegos los que beben de las técnicas del cine. El refinamiento de sus tramas, ambientación y producción permiten que nos sumerjamos en ellos como en una buena película. En este caso, hacen falta más de una partida para conocer el final. ¿El protagonista? El jugador, claro.

Slow cinema. En la era de las prisas y la velocidad, los silencios, la contemplación y los metrajes de larga duración van ganando nuevos espacios en el cine. Recientemente la película filipina ‘Hele sa Hiwagang Hapis' maravilló en la Berlinale con su historia sobre la lucha contra la opresión colonial, su parsimonia y... sus 485 minutos (sí, más de ocho horas) de duración.

La película 'Hele sa Hiwagang Hapis' fascinó en la Berlinale | D.R.

Películas que 'se cocinan' mientras las vemos. 'Live Cinema' apela a la creación audiovisual en tiempo real. En 2014, los directores Marisa Crespo y Moisés Romera realizaron 'La insólita aventura de Jovi contra el tiempo', en el que el público decidía en el momento sobre la dirección que debía tomar la trama y qué final debería tener a través de una aplicación de móvil (esta posibilidad también fue incluida en la serie transmedia 'The spiral' con éxito).  De nuevo, un cruce de caminos entre el largometraje, la serie y los videojuegos.

Salas de cine ultrarrealistas. Como la Dolby Cinema, en el centro comercial La Maquinista de Barcelona, que integra sistemas de audio Dolby Atmos con cientos de altavoces (para conseguir una sensación sonora evolvente), proyectores 4K e imágenes construidas con láser que permiten, entre otras cosas, incrementar el número de fotogramas por segundo y, con ello, la fluidez de las imágenes, que reflejan los colores de una forma más fiel.

Cines donde la lluvia moja. Los cines 4DX incluyen asientos con movimiento y efectos especiales de niebla, burbujas, viento, rayos o lluvia para convertir una sesión de cine en una experiencia multisensorial. Por ahora, se pueden visitar en Corea o en Estados Unidos. Por su parte, el cine ‘comestible’ Edible de Londres utiliza un método más tradicional para que sus espectadores vivan el filme con más intensidad. Antes de que dé comienzo la sesión, reparte entre los asistentes bandejas con alimentos numerados que coinciden con los que comerán los personajes en la pantalla.

Capítulos de 15…. o incluso de 7,4 segundos. Las series creadas para las redes sociales baten récords de concisión. Instagram emite ‘Shield 5’, una ficción cuyos episodios duran solo 15 segundos , ya que esa red social no permite publicar vídeos superiores a ese tiempo. Por su parte, la web de Vine comprime sus episodios en 6,4 segundos, todo un récord.

Una imagen de la micro-webserie 'Summer break' | INSTAGRAM