Nuria Enguita, directora del IVAM. | D.R.

Nuria Enguita, Directora del IVAM: “El cuerpo está presente cada vez más en el arte y eso es muy transformador.”

La nueva directora de la pinacoteca valenciana más importante apuesta por la diversidad de género, raza, clase y la internacionalización como herramientas para transformarla en un museo del siglo XXI.

Paka Díaz | Woman.es

Tras la marcha con una cierta marejada del anterior director, José Miguel G. Cortés, cuyo contrato venció tras seis años al frente del centro artístico, Nuria Enguita (Madrid, 1967) ha aterrizado en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el centro artístico más importante de la Comunidad Valencia y, también, uno de los principales museos españoles. En la entrevista a WOMAN nos cuenta que se enteró un viernes por la tarde de su nombramiento y se fue a celebrarlo “en un restaurante de la huerta de Valencia, con mi pareja y con nuestro hijo”.

Para Enguita, el IVAM es terreno conocido, una casa en la que trabajó de 1992 a 1998, años de efervescencia con Vicente Todolí, que posteriormente fue director de la Tate Modern de Londres, como director artístico. Aunque Enguita asegura tener “recuerdos maravillosos de aquella época”, su carrera es mucho que aquellos maravillosos años. Tras dejar el IVAM, Nuria Enguita, licenciada en Historia y Teoría del Arte por la Universidad Autónoma de Madrid, ha sido directora artística de la Fundación Antoni Tàpies de Barcelona, comisaria en Manifesta 4 de Fránkfort en 2002, de Encuentro Internacional de Medellín en 2011 y de la Bienal de São Paulo de 2014. Además, ha puesto en marcha y dirigido Bombas Gens-Centre d'Art en Valencia. 

La nueva directora señala que no le pesa la responsabilidad de ser una mujer el frente de una gran pinacoteca. “Pesa, ¡porque es una gran responsabilidad!”, aclara. Dicho eso, Nuria Enguita sí que muestra un claro interés por promover la representación femenina en el museo, además de garantizar la diversidad para enriquecerlo, del modo que están haciendo la mayoría de los centros culturales más destacados del mundo. Por eso, aunque ha asegurado que quiere trabajar con las mujeres de la colección de la colección, va más allá, ya que considera que el objetivo debe de ser “que hacer visibles a todas aquellas personas excluidas del arte por cuestiones de género, raza o clase”. Ese estar abierto a todos es una de sus señas de identidad, algo que dejó claro en su etapa en Bombas Gens. Ahora le toca gestionar el programa heredado de su antecesor. No será hasta la siguiente temporada cuando comenzaremos a poder ver su toque. Se esperan grandes cosas en un IVAM necesitado de una mayor proyección internacional y que cuenta entre sus proyectos con dotarlo de una segunda sede en la ciudad para convertirlo, como dijo la misma Enguita en su presentación en el cargo, en “un museo del siglo XXI”.

D.R.

¿Cómo te enteraste de tu nombramiento como nueva directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y que sintió?

Era un viernes por la tarde, estaba en casa con mi familia. Recibí una llamada de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte. Sentí una gran satisfacción y también mucha responsabilidad. Lo celebré en un restaurante de la huerta de Valencia, con mi pareja y con nuestro hijo.

Personal y profesionalmente, ¿qué significa para ti el IVAM? ¿Tienes alguna anécdota relacionada con el museo que nos puedas contar?

Es uno de los museos más importantes del Estado Español y es donde trabajé desde 1992 hasta el 1998. Tengo muchos recuerdos maravillosos de aquel momento, bajo la batuta de Vicente Todolí y Carmen Alborch. Empecé haciendo un periodo de prácticas. Llegué un día de principios de septiembre de 1991, se inauguraba la magnífica exposición del Indepedent Group. Yo había desaparecido durante el verano y Vicente ya no me esperaba, al día siguiente iban a llamar ya a la siguiente persona. Por poco…

¿Cuánto hay de político en los nombramientos de altos cargos de centros artísticos públicos y qué supone que se haga por concurso público para promover la igualdad, además de la transparencia?

El Código de Buenas Prácticas, en este caso de la Comunidad Valenciana, ha sido el modo de elección de este concurso, y esta es la fórmula habitual desde hace muchos años en los museos de referencia del Estado Español. Un jurado de expertos reconocidos garantiza la elección de los candidatos. Lo importante es que se respeten los contratos, por ambas partes. 

¿Hacen falta más mujeres como directoras de los principales museos? 

La concurrencia es equitativa y ha habido directoras de museo en las últimas décadas en museos de gran relevancia. Ahora Beatriz Herráez por ejemplo dirige el museo más importante del País Vasco, el ARTIUM, en Vitoria. Yo estoy en el IVAM. ¡Hay esperanza!

Hay una pregunta que siempre hago, y me hago, ¿cómo es posible que pese a ser el 60% de las estudiantes de Artes y Humanidades, apenas un 13% de las obras que se exponen en las galerías y museos occidentales tienen firma femenina? ¿Cómo se cambia eso?

El mundo del arte no está en una galaxia paralela. Forma parte de una sociedad y es reflejo  de ella. La mujer ha estado invisibilizada históricamente y las estructuras sociales no se cambian en unos años. Hace falta un trabajo continuado para transformar esta relación. Pero actualmente hay una consciencia plena de esta cuestión, y cada vez se está trabajando más intensamente. Pero, igualmente, hay que hacer visibles a todas aquellas personas excluidas del sistema del arte por cuestiones de género, raza o clase.

¿Pesa las responsabilidad de ser una de las escasas directoras de grandes museos españoles? ¿Tienes algún plan definido para el IVAM respecto a la necesaria igualdad de género en el arte?

No pesa especialmente por ser mujer… Pesa, ¡por que es una gran responsabilidad! Estamos trabajando en estas cuestiones desde distintos ámbitos: exposiciones, investigaciones, relaciones con otras instituciones, etc, para visibilizar de trabajo de mujeres que no han sido reconocidas hasta ahora.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de IVAM (@gva_ivam) el

Has sido coeditora de la revista ‘Afterall’ y desde 2011 lo es de la revista valenciana ‘Concreta’. ¿Vas a continuar siéndolo?

Dejé Afterall en el 2014 y ahora, este verano, he dejado Concreta. Siento un profundo cariño por esta editorial, que nos dio aliento en un momento de crisis.  Era un espacio de libertad y de pensamiento, no tratábamos tanto la actualidad… Estamos buscando, con los compañeros y compañeras, fórmulas de continuidad. 

¿De dónde y cómo nació tu amor por el arte?

Desde pequeña tuve interés por la historia, por la arqueología, por la arquitectura, por el arte, aunque no había nadie en la familia dedicado a ello. Y aunque parezca un tópico, mi padre y mi madre nos llevaban a los museos, el Prado el primero.

¿Para qué sirve el arte? ¿Crees que en nuestro país le damos la importancia que deberíamos?

El arte nos abre los ojos, nos invita a pensar, sentir y mirar otra manera, nos habla de nosotros, nos hace darnos cuenta de cosas no vistas, escondidas. Es un espacio de libertad personal, de aprendizaje, es un modo de estar y vivir el mundo, con todo nuestro cuerpo. Posiblemente los que nos dedicamos a ello tenemos que “mediar” mejor para que se le dé más importancia.

¿Cuáles destacarías como las principales tendencias en arte actuales?

Pienso que el arte contemporáneo ha dejado de tener tendencias, géneros, medios. Todo se mezcla para contar una historia, para transmitir un pensamiento, para hablar del mundo. No obstante, me interesa especialmente la vuelta a los objetos, los giros gráficos a través del dibujo, o las nuevas formas de la imagen, desde la pintura a la imagen virtual. Y creo que son muy importantes las artes vivas en el espacio expositivo, en el contexto del museo. El cuerpo está presente cada vez más y eso es muy transformador.

Y, por último, ¿podrías adelantarnos algún proyecto que hayas puesto en marcha en el IVAM, si te ha dado tiempo ya, claro?

Estoy trabajando el programa heredado para el año que viene y empezando conversaciones para otros proyectos, pero… aún están en fase de diálogo. Informaremos próximamente.